Economía

El mundo está menos ecoamigable

“Más de 6.000 funcionarios internacionales iniciaron una nueva ronda de conversaciones en las Naciones Unidas sobre el cambio climático en Cancún con la esperanza de llegar a acuerdos que logren reducir el calentamiento global. Pero probablemente fracasarán, porque el mundo se ha vuelto un lugar menos ecoamigable en los ultimos meses.

Pese a que el 2010 será uno de los años más calurosos que se han registrado en la historia, y que las emisiones de los gases de efecto invernadero probablemente alcancen niveles récord, los expertos coinciden en que Estados Unidos, China y otros grandes contaminadores mundiales seran aún más reacios a firmar un acuerdo de cumplimiento obligatorio que en la fracasada cumbre del año pasado en Copenhague.

En primer lugar, el nuevo Congreso de Estados Unidos elegido en las elecciones del 2 de noviembre será mucho menos proclive a actuar sobre el cambio climático que el Congreso saliente, y no apoyará la agenda ecológica del presidente Obama.

Habrá en el nuevo Congreso 11 nuevos senadores y 36 representantes –casi todos republicanos ultraconservadores– que no creen que el calentamiento global sea generado por el hombre, según el Centro para el Progreso de América, una organización de centroizquierda con sede en Washington D.C…

En segundo lugar, China, que recientemente superó a Estados Unidos como mayor emisora de gases de efecto invernadero, se ha convertido en un actor más importante en la escena de la política mundial, y es más firme en su negativa a firmar acuerdos coercitivos que permitan el monitoreo internacional de las emisiones de gases de cada país. Los chinos creen que eso sentaría un precedente para el escrutinio internacional en otras áreas, incluyendo la de los derechos humanos.

En tercer lugar, los países europeos, que al igual que Estados Unidos están viendo que su recuperación económica está tomando más tiempo del previsto, temen que el adoptar medidas draconianas para reducir los gases tóxicos podría frenar aún más su crecimiento económico…

Mi opinión: las nuevas realidades políticas en Estados Unidos y China dificultarán que se llegue a un acuerdo mundial de cumplimiento obligatorio en Cancún, o en la cumbre de la ONU del año próximo en Sudáfrica, ni tampoco en la cumbre del 2012 que se realizará en Brasil.

Eso se debe a que incluso si se firma un acuerdo que imponga recortes obligatorios de las emisiones de gases de efecto invernadero, el mismo no sería ratificado por el Congreso de Estados Unidos, ni por el gobierno chino, al menos en los próximos dos o tres años.

Yo solía pensar que las acciones ecoamigables individuales –como conducir un auto que consuma poca gasolina o pedirle al cajero del supermercado que use menos bolsas plásticas para envolver las compras– eran gestos quijotescos, y que el calentamiento global sólo podía resolverse por medio de un acuerdo global.

Pero ahora que el mundo se calienta día a día y hay pocas posibilidades de que los gobiernos sellen un acuerdo obligatorio en el futuro inmediato, estoy empezando a cambiar de idea. Si no empezamos a actuar desde abajo para arriba, vamos a terminar calcinados bajo el sol antes de que las cumbres de la ONU decidan tomar acciones drásticas”.

que logren reducir el calentamiento global. Pero probablemente fracasarán, porque el mundo se ha vuelto un lugar menos ecoamigable en los ultimos meses.

Pese a que el 2010 será uno de los años más calurosos que se han registrado en la historia, y que las emisiones de los gases de efecto invernadero probablemente alcancen niveles récord, los expertos coinciden en que Estados Unidos, China y otros grandes contaminadores mundiales seran aún más reacios a firmar un acuerdo de cumplimiento obligatorio que en la fracasada cumbre del año pasado en Copenhague.

En primer lugar, el nuevo Congreso de Estados Unidos elegido en las elecciones del 2 de noviembre será mucho menos proclive a actuar sobre el cambio climático que el Congreso saliente, y no apoyará la agenda ecológica del presidente Obama.

Habrá en el nuevo Congreso 11 nuevos senadores y 36 representantes –casi todos republicanos ultraconservadores– que no creen que el calentamiento global sea generado por el hombre, según el Centro para el Progreso de América, una organización de centroizquierda con sede en Washington D.C…

En segundo lugar, China, que recientemente superó a Estados Unidos como mayor emisora de gases de efecto invernadero, se ha convertido en un actor más importante en la escena de la política mundial, y es más firme en su negativa a firmar acuerdos coercitivos que permitan el monitoreo internacional de las emisiones de gases de cada país. Los chinos creen que eso sentaría un precedente para el escrutinio internacional en otras áreas, incluyendo la de los derechos humanos.

En tercer lugar, los países europeos, que al igual que Estados Unidos están viendo que su recuperación económica está tomando más tiempo del previsto, temen que el adoptar medidas draconianas para reducir los gases tóxicos podría frenar aún más su crecimiento económico…

Mi opinión: las nuevas realidades políticas en Estados Unidos y China dificultarán que se llegue a un acuerdo mundial de cumplimiento obligatorio en Cancún, o en la cumbre de la ONU del año próximo en Sudáfrica, ni tampoco en la cumbre del 2012 que se realizará en Brasil.

Eso se debe a que incluso si se firma un acuerdo que imponga recortes obligatorios de las emisiones de gases de efecto invernadero, el mismo no sería ratificado por el Congreso de Estados Unidos, ni por el gobierno chino, al menos en los próximos dos o tres años.

Yo solía pensar que las acciones ecoamigables individuales –como conducir un auto que consuma poca gasolina o pedirle al cajero del supermercado que use menos bolsas plásticas para envolver las compras– eran gestos quijotescos, y que el calentamiento global sólo podía resolverse por medio de un acuerdo global.

Pero ahora que el mundo se calienta día a día y hay pocas posibilidades de que los gobiernos sellen un acuerdo obligatorio en el futuro inmediato, estoy empezando a cambiar de idea. Si no empezamos a actuar desde abajo para arriba, vamos a terminar calcinados bajo el sol antes de que las cumbres de la ONU decidan tomar acciones drásticas”.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba