Economía

En 554% subió el costo de vida en dólares entre diciembre 2017 a abril 2019

El ritmo hiperinflacionario, consecuencia de los desequilibrios económicos que han afectado gravemente el consumo nacional, han provocado que incluso la moneda extranjera pierda cada vez más su poder de compra en el país.

Si bien no existe el fenómeno «inflación en dólares«, la moneda estadounidense se ha encarecido debido a que el tipo de cambio se ha mantenido rezagado frente a la hiperinflación como consecuencia de las medidas restrictivas impuestas a la banca venezolana por el Banco Central, que han limitado la liquidez monetaria a niveles nunca antes vistos.

De acuerdo con Asdrúbal Oliveros, director de la firma Ecoanalítica, entre diciembre de 2017 y abril de 2019 el costo de vida en dólares subió 554%.

Esto se traduce en que en diciembre del año 2017 una familia de cuatro miembros necesitaba para sus gastos básicos, en promedio, 110 dólares al mes. Para abril de 2019, se necesitaban 720 dólares mensuales.

¿Cómo se explica esto? El Banco Central de Venezuela (BCV), en febrero pasado, incrementó al 100% el encaje legal que es la porción de depósitos de un banco que debe ser mantenido en reservas líquidas y, por tanto, no se puede usar para inversiones ni préstamos.

Dado que para el Gobierno nacional la razón del aumento de la cotización del dólar se debía a que las personas solicitaban créditos a la banca para la compra de divisas, el BCV dejó a las instituciones financieras sin posibilidades para otorgar créditos y así contener el incremento del tipo de cambio paralelo y, en consencuencia, la hiperinflación.

El objetivo se ha logrado, pero a un costo muy elevado. Los niveles de inflación han presentado una disminución significativa en los últimos tres meses, y el tipo de cambio ha frenado su incremento en comparación con el año pasado.

Lea también: Contracción económica provocó disminución de inflación de mayo a 31,3%

No obstante, lejos de resolver los desequilibrios económicos, esta medida ha agudizado la crisis. El incremento del encaje legal no solo frena las solicitudes de préstamos para adquirir divisas; también limita las posibilidades de las empresas y comercios que necesitan financiamiento para sus negocios.

En consecuencia, es cada vez mayor el número de santamarías abajo. El aumento de encaje legal secó el crédito bancario, desplomó el volumen de ventas y apreció el tipo de cambio real, por lo que cada vez se hace mayor el costo de la vida en dólares.

De acuerdo con las cifras del BCV, el PIB del comercio ha registrado una contracción del 75 % lo que se evidencia en el gran número de locales cerrados o desocupados que se observan incluso en las principales ciudades y cuya afectación va de entre 40 y 80 % dependiendo de la zona y la entidad, según Consecomercio.

Con un crédito bancario extinguido casi en su totalidad, el panorama no muestra posibles mejoras en el corto plazo. En palabras del economista Leonardo Buniak, los niveles de intermediación crediticia se ubican por debajo del 10%, por lo que la banca venezolana es actualmente el sector más frágil de la economía nacional.

Al cierre de 2019, Venezuela habrá acumulado 24 meses consecutivos de contracción económica y, en los últimos cinco años, el PIB se ha reducido a la mitad.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar