EconomíaPulso Regional

En Vargas comercios de carne y pollo fiscalizados no garantizan abastecimiento

Marighzell Lucena – Vargas – @mlucena15

Este jueves la mayoría de los establecimientos y expendios de carnes rojas y pollo que fueron fiscalizados en el marco de la Misión Abastecimiento Soberano, amanecieron con sus santamarías abajo luego de agotarse el inventario y ser obligados a regular los precios a bs 25 mil y bs. 16 mil por kilo respectivamente.

Este jueves, durante el segundo día de fiscalización, la incertidumbre se mantiene, pues los comerciantes desconocen cuándo y a qué precio podrán abastecerse, sumado a que esperan el cumplimiento de la promesa gubernamental de ver retribuida la inversión realizada y contravenir las pérdidas acarreadas como consecuencia de una
venta supervisada.

Visiblemente preocupados y enojados, algunos comerciantes que prefirieron no revelar su identidad, se manifestaron inconformes con la acción gubernamental que una vez más, pone en veremos la posibilidad de continuar con sus santamarías arriba, cambiar de rubro o cerrar definitivamente.

“Mis neveras quedaron vacías y quién sabe hasta cuándo. No puedo justificar de ninguna manera la forma en que somos atacados por el estado, si no es con el pago de impuestos y patentes, es a través de los precios, desconociendo el esfuerzo que en ocasiones debemos realizar para poder mantener nuestros negocios abiertos y tener a disposición el producto. Si es por mí ya me queda poco tiempo, lo más probable es que cierre y me vaya del país”, dijo una comerciante lusitana que lleva años en
el rubro.

Para el presidente de la Cámara de Comerciantes, Industriales y Aduaneros del Estado Vargas, Caduainco, Rusvel Gutiérrez, advierte que la manera en que ha venido actuando el Estado, incumple las normativas legales, desconociendo la estructura de costos reales a los cuales viene siendo sometido el sector.

“Las carnicería abiertas cuando no pueden mantener la estructura de gastos y deben sortear lo poco que llega de carne para abastecer al consumidor y que ve disminuida su capacidad de compra por los altísimo costos y beneficios que se obtendrán para el consumo de proteína necesaria para el ciudadano. Aún teniendo el kilo de carne en Bs. 68.000 no es rendidor para la venta ni mucho menos para mantener la infraestructura y personal de atención al comprador”, explica.

Gutiérrez asegura que es público y notorio que muchos de los expendios de los proteicos han tenido que destinar parte de sus espacios físicos a otros rubros, para poder subsistir. “Hoy el gobierno los llama explotadores del bolsillo. A pesar del gran esfuerzo que realizan para mantener la santa maría arriba y sortear a los funcionarios que no se sabe si en actuaciones de inspecciones y fiscalización, auditoría o simplemente allanamientos sin el debido procedimiento establecido en Ley”, advierte.

Para este jueves las fiscalizaciones continuaban en y de igual manera la venta de la carne a precio regulado. En el caso del pollo,
brilla por su ausencia en los establecimientos con excepción de aquellos donde aún no ha llegado la fiscalización. Mientras los comercios ya fiscalizados sólo cuentan en sus mostradores con la carne porcina en algunas de sus presentaciones.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba