EconomíaSeminarios y foros

Especialistas: Vivimos dos realidades, la economía venezolana aún no se ha recuperado

“No se puede hablar de un crecimiento económico en Venezuela, por el contrario, nos encontramos frente a un entorno mercantilista con alta opacidad y  con un alto grado de capital social negativo”, a esta conclusión se llegó en el foro “El Espejismo de la Economía Venezolana Actual, iniciativa impulsada por la Cámara Venezolano-Americana de Comercio e Industria (Venamcham) y Analitica.com; y el cual contó con la participación de expertos en el área como son Gustavo García, Sary Levy y Ricardo Villasmil.

Para Gustavo García el crecimiento aparente que ha experimentado algunos sectores del país es un simple espejismo. Desde el punto de vista estadístico ese incremento corresponde a un efecto rebote en vista del excepcionalmente bajo nivel que registró la economía Venezolana en 2020, en particular la extracción de petróleo.

“Ese rebote estadístico básicamente es la recuperación del mercado en comparación a la actividad económica  existente antes de la pandemia (la actividad económica cayó 25,3% en 2020). Venezuela no ha alcanzado el nivel de la producción de bienes y servicios, mucho menos de empleo que había antes de la aparición de la Covid-19 (…) nos encontramos frente a una recuperación parcial en algunos sectores o región, no es en todo el país, no es en todos los sectores y por supuesto la economía en  2021 no logró los niveles que tenía antes de la pandemia, posiblemente lo alcance o lo supere en el 2022”

Aseguró.

 “La inflación de Venezuela sigue siendo la más alta, cerca del 77% de su población vive en  pobreza extrema, es una realidad muy peligrosa, estamos hablando de una economía que se mantendrá en tres dígitos en 2022”, dijo el también consultor internacional en macroeconomía.

Si hay una recuperación en algunos sectores – prosiguió  el especialista financiero – como es el caso del sector comercial de bienes importados, sin embargo,  a pesar de esa pequeña recuperación sectorial, muy focalizada en algunas regiones, el resto de los estados seguirá siendo una población con un alto porcentaje de pobreza extrema (…) Obviamente esto podría cambiar con el actual escenario internacional, que es muy peligroso e incierto, lo único que para Venezuela significaría (con acuerdo o no con EEUU) un incremento en los precios del petróleo, oro y otras materias primas.

Recalcó   que más allá de ese posible escenario “para que nuestro país logre  un real aumento en la producción petrolera se requiere de muchas inversiones, cambios legales internacional y sobre todo habría que preguntarles a las empresas que fueron expropiadas  si van a venir a invertir al país”, reflexionó.

La segunda intervención estuvo a cargo de Sary Levy, quien también calificó de falsas las afirmaciones sobre el crecimiento económico en Venezuela. La asesora realizó un completo balance de la actividad macroeconómica impuesta por Hugo Chávez y Nicolás Maduro: “La política pública del siglo XXI es la responsable del empobrecimiento de la población venezolana. Nuestro país ha vivido un proceso de destrucción de total, eso va rompiendo el Estado de Derecho, va impidiendo la transparencia y  genera desconfianza. La desconfianza reduce los incentivos de inversión y cuando ésta se realiza, generalmente (los inversionistas) requieren o exigen un retorno elevado y a corto plazo”, explicó la investigadora.

Habló sobre la economía subterránea que se experimenta en el país: “En la actualidad las actividades productiva informal  y la ilegal  han ido creciendo y se han afianzado. Estas figuras han sobresalido en las últimas dos décadas y huyen de un estado controlador, evaden impuestos y violan las normativas. Por consiguiente, no es casual que muchos indicados de delincuencia organizada coloquen a Venezuela en sus últimos lugares, es más, hemos sido clasificado como un estado frágil, fallido internamente e inestable y forajido”, destacó.

Calificó la aparente reactivación económica como un calentamiento transaccional: “Las políticas económicas en Venezuela van y vienen pero no avanza (…) no nos estamos acercando a un entorno de más mercado, todo lo contrario, nos estamos acercando a un entorno de mayor control”, enfatizó la asesora financiera.

Señaló lo vivido en Venezuela en  2021, como la posible corrección de un mercado bajista, ya que el país ha sufrido un decrecimiento económico con hiperinflación incluida durante al menos 8 años y ese impulso alcista observado durante todo ese año termino siendo ficticio.  

Por su parte, el economista Ricardo Villasmil señaló tres posibles motores para lograr  que Venezuela se recupere: la remoción de facto de los controles de precio, la adopción de facto del dólar como moneda y la recuperación de los ingresos petroleros.

Para el también profesor del IESA,  la sostenibilidad de esta  “recuperación  económica”  es poco probable porque no existe un sistema financiero viable, la capacidad estatal es por el suelo, el factor político juega en contra y existe muy pocos probabilidades de inversiones importantes tanto en el sector petrolero como no petrolero”.

Si deseas escuchar el foro completo lo dejamos por acá:

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba