Economía

Estados Unidos, la recuperación económica sombría

La economía de los Estados Unidos de América (EUA) parece más frágil de lo que parece. Las cifras del Departamento de Comercio actualizadas muestran que la recesión ha sido más profunda que lo esperado después de la crisis financiera y la recuperación ha sido más lenta en el segundo trimestre de 2010, durante el cual apenas creció en 2.4%, en promedio anual, después que durante el primero creciera en 3.7%.

El plan de reactivación monetaria de Obama, parece haber llegado a su fin y las empresas estadounidenses parecen haber vendido todas sus existencias en los mercados, por lo que no se ve dónde puedan estar ocultas las reservas de la economía para reactivar el crecimiento, otras que no sean el consumo de los hogares y las exportaciones.

Las exportaciones aumentaron en un 10.3%, pero las importaciones crecieron en 28.8%, lo que de alguna manera muestra que las empresas están invirtiendo en su reequipamiento y en logística, rublos en los que se produjo un incremento del 20%, lo cual no deja de ser importante.

Este mismo comportamiento parecen tener los hogares, que pese a la contracción del empleo continúan consumiendo y en los últimos seis meses apenas ha crecido en un 1.8%, frente a una tasa de ahorro que ha pasado de 5.5% a 6.2%, del primer al tercer trimestre de este año, dejando claro que los hogares tienen desconfianza en el futuro de la economía estadounidense y prefieren ahorrar que consumir.

Los analistas consideran que el crecimiento de la economía de los Estados Unidos será menor en el tercer trimestre, respecto a su crecimiento en el segundo trimestre pasado, por lo que la discusión sobre las medidas de política económica entre los que desean reducir el déficit público del gobierno federal y los que quieren seguir estimulando el crecimiento de la economía, como mecanismo para crear nuevos empleos, se volverá más crudo en las próximas semanas.

Es obvio que las elecciones de la mitad del mandato de Obama van a generar diversas reacciones entre demócratas y republicanos, aparecerán propuestas y nuevas promesas dirigidas a los electores, donde se van a enfrentar los que quieren aumentar los ingresos fiscales y los que desean reducir los impuestos que impuso el gobierno de George Bush, que terminan este fin de año.

Es claro que el presidente Obama aspira a la reelección, va continuar apoyando a las pequeñas y medianas empresas, en ellas ve parte de su capital político, pues está convencido que es en ahí donde puede encontrar una respuesta eficaz a la creación de los empleos que requieren los estadounidenses.

Sin embargo, en el senado está varado un plan destinado a esas empresas producto del bloqueo de los republicanos, quienes tienen más interés en cerrar el paso político a los demócratas que en la recuperación económica. El plan prevé unos 12 mil millones de dólares en reducción de impuestos y 30 mil millones para préstamos a las empresas.

Vale la pena preguntarse si algunos países deben seguir ciegamente atados a la suerte de la economía estadounidense, como en el caso de México con el 82% en promedio de sus exportaciones dirigidas a ese mercado, o les ha llegado el momento de comenzar a ver otros senderos distintos que le den certitud a su futuro.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba