DestacadoEconomía

Fedecámaras quiere administrar empresas expropiadas

Para el presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, los problemas que afronta la economía venezolana son de tal magnitud que si no se toman medidas urgentes, el deterioro del salario de los venezolanos será mucho más pronunciado y la escasez será «más grave de lo que está actualmente; hay que consensuar los cambios que se deban activar en la economía lo antes posible», dijo el empresario a Analitica.com, en conversación exclusiva.

«No se deben tener complejos en decir que la aplicación de un programa de ajustes en la economía podría recibir el apoyo del Fondo Monetario Internacional; en eso no hay que tener complejos. Es un organismo mundial técnico que apoya cambios institucionales si los Estados se comprometen a mejorar la gestión pública», explicó Martínez.

También cuestionó cómo ha sido la gerencia de las empresas del estado expropiadas en los últimos años: «esa es una de las causas de la escasez, no hay empresa del Estado que haya sido bien gerenciada; las torrefactoras, la fábrica de aceite Diana, son dos casos emblemáticos de fracasos de gestión».

Martínez propuso al Gobierno Nacional «que nos den la administración de las empresas del Estado que fracasaron, que ellos se queden con la propiedad, eso no es lo más importante. En un paso bastante prudencial las pondremos a trabajar y a ser rentables como lo eran antes de las nacionalizaciones».

– Pero el Gobierno dice que la culpa de los problemas económicos del país la tienen los empresarios

– Eso es falso. Aquí estamos trabajando y dispuestos a abastecer al mercado, a devolver la tranquilidad a las familias venezolanas, pero el entorno macroeconómico del país no permite que haya producción interna; con la reforma de la Ley de Precios justos se imponen más controles y más sanciones. La economía no puede manejarse mediante decretos o sentencias, sino con acciones concretas que tomen en cuenta la realidad del mercado venezolano.

Son cinco puntos

El directivo de la central patronal dijo que hay cinco acciones urgentes que el gobierno debe tomar «para que sea vean cambios inmediatos en poco tiempo, gane quien gane las elecciones de Diputados el día 6 de diciembre. El día 7, el país sigue existiendo con los mismos problemas y con el agravante de que la comida no está llegando a todos los venezolanos, la situación es muy drástica en el interior del país«.

Francisco Martínez explicó que el diagnóstico está hecho. Si bien es cierto que los precios del petróleo cayeron en un porcentaje significativo en 2015, «no es menos cierto que al país le sigue entrando dinero y somos 30 millones de personas que vivimos acá. Es un tema de implementación de un modelo económico que no ha dado resultados, y de corrupción, y de uso discrecional de los recursos de la nación. No es posible que siga la política de dádivas a otras naciones mientras que acá no haya dinero para importar suficientes alimentos para cubrir la demanda interna».

Dijo que con la activación de cinco puntos, «estaríamos poniendo orden en el país». Se trata de revisión de las políticas de control de precios y de cambio, «que han demostrado que no son eficientes; nadie quiere producir e importar a pérdida y eso se evidencia con los mini Dakazos que hemos visto la semana pasada. Ningún comerciante al que se le haya retenido y expropiado la mercancía se arriesgará a reponer inventarios».

El líder empresarial también solicitó al Gobierno la revisión de la Ley Orgánica del Trabajo. «Si hay algo que no ha generado dicha legislación ha sido, precisamente, nuevos puestos de empleo. Los que más sufren son los pequeños y medianos empresarios quienes tienen que asumir nóminas muy costosas y con varios días libres a la semana para los empleados que laboren sábados o domingo. Nadie puede contratar a más personal para que supla las ausencias de los que están de descanso. Esa ley debió hacerse en consenso entre los trabajadores, empleadores y el Gobierno tal y como lo ordena la Constitución, » sentenció Martínez.

Dijo que los otros dos puntos que deberían ser tomados en cuenta por los gobernantes de Venezuela, gane quien gane el 6 de diciembre las elecciones de diputados, se relaciona con el cese al ataque al sector privado y la activación de políticas de atención a la gran industria, que es la que está en capacidad de producir lo que requiere el país.

«En este país las importaciones han atendido al mercado pero eso no es suficiente, aquí hay suficiente músculo industrial como para que haya apoyos en inyección de recursos de flexibilización de leyes y de permisologías. El financiamiento puede ser internacional pues el flujo de caja de la República está comprometido. Venezuela es una nación mediana de unos 30,6 millones de habitantes y si se generan divisas con actividades paralelas a la explotación petrolera, si se genera confianza entre los inversionistas y se respetan los marcos legales, y si se recupera la seguridad ciudadana; podríamos ver una recuperación de la economía en un tiempo relativamente corto. Es cuestión de actitud y de reconocer que lo que tenemos hoy está condenando a los venezolanos, sobre todo a los más pobres a más pobreza y desempleo», argumentó Martínez.

Finalmente, dijo que la inflación y el desabastecimiento serán muy pronunciados a principios de 2016. «El gobierno debe generar un consenso nacional para la recuperación de la economía nacional».

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba