Economía

Fracaso socioeconómico del gobierno

El fracaso en materia económica del actual gobierno se debe a que detrás de un discurso antiimperialista y anticapitalista hay una acción neoliberal de las más salvajes que se han conocido en gobierno alguno. Hay que empezar con la devaluación del bolívar, cuando Chávez llegó al gobierno encontró un dólar en 500 bolívares, había una política interventora por parte del Banco Central de Venezuela que mantenía una paridad cambiaria que se desplazaba entre unas bandas, hoy hay una camisa de fuerza con un control de entrega de divisas a los ciudadanos –sólo algunos privilegiados y poderosos tienen acceso a los dólares- y el dólar su ubica de manera oficial en 2150, para quienes tienen la fortuna de acceder a esos dólares porque la mayoría de los importadores deben acudir al mercado negro a comprar un dólar en 2700 bolívares, con la sabidas consecuencias del aumento de precios de los productos que consumen los venezolanos.

El país lo endeudan constantemente sin ninguna necesidad, con emisión de bonos en dólares para llenar los déficit fiscales que de manera inexplicable se produce en la administración pública y que no ha tenido el impacto sicológico en la sociedad, por la avalancha de divisas que entra al país vía petrolera. El IVA es una herencia del paquete económico –exigido por el FMI- que de manera obligada y a sangre y fuego le impuso al pueblo, el gobierno de Carlos Andrés Pérez en 1992, este impuesto persiste en el gobierno “revolucionario”, un impuesto desleal porque con el IVA pagan por igual ricos y pobres cuando un gobierno verdaderamente revolucionario en materia tributaria debería limitarse al Impuesto Sobre La Renta, con el que paga más, el que más tiene. El IVA debe ser eliminado por completo.

PDVSA debe importar un millón de barriles diarios para cubrir la merma de su producción, ese petróleo lo compran a precios de mercado para luego venderlos a CITGO con un descuento de cinco dólares el barril, siendo esto un subsidio a gran parte de la economía norteamericana, lo que deja el discurso antiimperialista en una gran farsa con fines electoreros y de movilización de masas.

El gobierno compra deuda de Argentina y de Ecuador y estos países pagan con los dividendos obtenidos sus deudas al FMI, el gobierno venezolano facilita el trabajo del FMI, luego esos bonos los vende a la banca –en manos de transnacionales- venezolana a precios del dólar que CADIVI controla, es decir en 2150 bolívares, estos bonos luego son vendidos en los mercados internacionales a razón de 2700 bolívares por dólar, los banqueros compran los bonos con el mismo dinero que tiene el gobierno depositado en los bancos, siendo esta situación una de las razones del salto que han tenido los bancos –el sector más beneficiado de la “revolución chavecista”- cuando los reportes económicos reflejan que la banca venezolana ha tenido gigantescas ganancias, ante los ojos del pueblo hacen los negocios más jugosos que sólo se quedan en poquísimas manos, gobierno más neoliberal no hemos tenido.

Otro tópico es la materia petrolera y gasífera, recientemente se supo de nuevos contratos para Halliburton mediante la mixta Petrozuata, hay que decirle al venezolano que cree en el discurso antiimperialista de Chávez que Halliburton es propiedad de los Bush en los EEUU, sus asesores son precisamente Dick Cheney y Condolezza Rice. Chevron obtuvo el manejo de la Plataforma Deltana sin licitación y el 40% del petróleo venezolano ha sido puesto en propiedad de las transnacionales con la creación de las empresas mixtas. El gobierno venezolano mantiene aún deudas con distintos sectores de la sociedad venezolana, mientras en Wall Street, adoran a Chávez porque paga la deuda externa dólar a dólar y sin ningún tipo de atrasos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba