Economía

Gasto público descontrolado, combustible para una crisis

La opacidad y falta de confianza en las cifras emitidas por los entes encargados de informar a la población venezolana sobre la administración que se ha dado al erario nacional, ha dificultado que los especialistas puedan tener detalles precisos acerca de la forma en que se ha manejado el gasto público y la deuda interna.

Así lo detalló la economista y profesora de la facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Sary Levy-Carciente, durante una entrevista exclusiva para Analítica.com. La especialista destacó que en la actualidad los datos que manejan los economistas sobre este tema, son conclusiones basadas en las liquidaciones no concretadas de organismos como: La Cámara Farmacéutica y el sistema de subastas Dicom.

“Inmensa opacidad y máximo nivel de ineficiencia”, precisó Levy, al argüir sobre la forma en que se ha manejado el gasto público en el país y la falta de sensatez para comunicárselo a la población. Explicó, debido a que la moneda local licuó su valor con respecto a otros referentes internacionales, no han sido emitidos bonos de deuda en bolívares.

Historia del gasto

Levy, recordó que a comienzos del siglo XX Venezuela fue un país prudente en el gasto pero tras el primer boom en los precios del petróleo, se perdió esta tradición. Criticó que desde entonces los Gobernantes olvidaron el valor que tenía la deuda y la nación entró en el periodo conocido como, “la década perdida”.

Agregó que durante los años 90 se adelantaron importantes reformas para eliminar este flagelo y se logró realizar importaciones no tradicionales, pero la inestabilidad política acabó con la posibilidad de seguir por ese rumbo.

Razonó que hasta el año 2003 se mantuvo un modelo de mesura sobre el gasto público, pero con el nuevo boom petrolero se volvieron a cometer los errores del pasado. “A partir del año 2004 el presupuestos fue desdibujado y se generó uno que ni se acercaba a la realidad”, afirmó la economista, a la vez que resaltó, el gasto fue para-fiscalizado y no pudo ser evaluado porque no había suficiente información.

Expuso que existen varios tipos de superávit entre los cuales destacan: el corriente, el fiscal y el capital. Continuó que Venezuela siempre ha sido deficitaria en los últimos dos, pero con respecto al corriente, el país no registra un saldo favorable en la balanza desde el año 2011, cuando se drenó debido a la forma en que aumentaron las importaciones y disminuyeron los precios del barril petrolero.

El dinero público

“Lo primero que tengo que recordar es que cuando nos referimos a gasto público nos referimos también a los impuestos que pagan los venezolanos”, señaló Levy al hablar sobre la necesidad de hacer un buen uso de los recursos.

Recalcó, “si el petróleo es de los venezolanos, el gasto es de todos”, por lo que el dinero debe ser manejado con prudencia, eficiencia y transparencia. Recordó, a medida que transcurra el tiempo, “será más difícil recuperar el país”.

Opinó que para recuperar la nación será menester la inversión nacional y extranjera, por lo que en Venezuela deberá imperar la ley, el respeto a los contratos y a la propiedad privada. Alegó, de esa forma se conseguirá convertir al país en un lugar atractivo para destinar inversiones que se traducirán en crecimiento de la economía.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar