Economía

Gobierno consolida modelo estatista agroalimentario

La Ley del Sistema Integral Agroalimentario recoge las medidas de control que el Ejecutivo nacional ha aplicado sobre el sector de alimentos para «regular, ordenar y levantar información» sobre producción, distribución, comercialización e inventarios. Con la promulgación de este instrumento, se consolida el modelo estatista centralizado de las actividades agroindustriales.

 

De acuerdo con la Ley que fue promulgada vía Habilitante, todas las actividades, directa o indirectamente relacionada con la agroindustria, quedan sujetas a un control centralizado por parte del poder del Ejecutivo nacional.

 

El abogado y profesor de derecho administrativo en la UCV, José Ignacio Hernández, explicó que, de acuerdo con la Ley, ese control tiene el propósito de cumplir objetivos cónsonos con el modelo económico socialista, que se traduce en rígidos controles: autorizaciones para entrar, autorización para movilización de materias primas y productos terminados, fiscalizaciones, inspecciones, entre otras medidas administrativas que podrán ser aplicadas por la nueva Superintendencia Nacional de Gestión Agroalimentaria (Sunagro).

 

La Ley además amplía su ámbito de acción no sólo hacia las actividades directas relacionadas con la agroindustria (cosecha, procesamiento, fabricación) sino también hacia las actividades indirectamente relacionadas.

 

«Si tengo una flota de camiones, que de hecho en la Ley hay una disposición para el transporte, y alguna vez transporté frutas, ya eso me hace sujeto de aplicación de la Ley. Si tengo un negocio que vende frutas también. Si vendo repuestos a una empresa de transporte que lleva alimentos, también soy sujeto de la Ley. Eso amplía notablemente el ámbito, que de por sí tiene controles intensos», explicó Hernández.

 

La movilización de productos agroalimentarios acondicionados, transformados y terminados, está sujeta a la previa obtención de la guía Única de Movilización, Seguimiento y Control, que pasa a remplazar a la Guía SICA que era solicitada para la movilización de alimentos básicos en todo el territorio nacional.

 

La Ley permitirá que esta guía única de movilización sea aplicable a los productos que están relacionados indirectamente con el sector agroindustrial.

 

Hernández considera que la Ley del Sistema Nacional Integral Agroalimentario es punitiva, porque » responde a un prototipo de Ley que parte del principio según el cual el Estado tiene un poder centralizado general para regular y controlar la economía, para eso el Estado puede imponer controles previos inspecciones, fiscalizaciones, medidas de ocupación, intervención o expropiación. Es una Ley claramente punitiva por las multas y medidas sancionatorias».

 

En el artículo 57 de la mencionada Ley, se declara de utilidad pública e interés social todas las obras o estructuras destinadas a la prestación de los servicios, bienes o productos del sector, lo que permite la supresión de cualquier bien, por parte del Estado.

 

Esta ley convive con la Ley de Seguridad y Soberanía Agroalimentaria, que fue aprobada vía Habilitante por Hugo Chávez en el 2008, con lo cual o cual aumenta el cerco regulatorio sobre el sector agroalimentario nacional.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar