Economía

Hugo Chávez: La OPEP no está muerta

Amigas y amigos del mundo, muy buenos días señores Embajadores, representantes de empresas energéticas de América y del mundo, analistas y expertos petroleros, amigos y amigas de Venezuela, señores Ministros, señor Presidente de la Comisión Legislativa Nacional; señor Contralor General de la República; representantes de los entes del Estado, de la Fuerza Armada Nacional, de los sectores de la vida nacional, sectores económicos, representantes de la empresa petrolera y los sectores de la empresa petrolera privada nacional, señores de los medios de comunicación de Venezuela y del mundo.

Un Seminario para analizar, un seminario internacional para evaluar, un seminario internacional para diagnosticar, para predecir, una tormenta de ideas para mirar los escenarios, me parece maravilloso en este momento no sólo de la vida nacional, sino de la vida de todos en este planeta en el cual estamos todos y en el cual estarán nuestros hijos, las futuras generaciones, sea cual sea su color de piel, su lengua, su religión, su cultura, su tradición y en el cual, en este mundo me refiero, tenemos todos los mismos derechos y tenemos todos las mismas obligaciones. Así que aplaudo como hombre del mundo, como hombre de este planeta Tierra, como ser humano de esta época de transición, de esta época de mutaciones en todo el mundo, como venezolano de este país nuestro también en mutación, en transformación, de este país energético.

La primera energía que tenemos nosotros no es el petróleo ni es el gas, es el ser humano, nosotros tenemos todo un cúmulo de energía en los elementos: las frutas, por ejemplo, nosotros sabemos que una fruta, un mango algunos de ustedes no conocen mucho el mango, una manzana, una pera, una mazorca de maíz, un grano de arroz, todo eso es energía que se concentra, energía del sol, recordemos la fotosíntesis. Dávila, usted recuerda de sus estudios de Mérida cuando era muchacho, la fotosíntesis, ese proceso que a través del cual el sol, los rayos del sol, seguro que ya me voy a equivocar, pero no importa, si me equivoco me corrigen; la fotosíntesis son los rayos del sol que entran por las hojas. Hay un proceso y eso se une también al alimento que viene por las raíces de las plantas, los minerales, el agua, todo eso es un conjunto energético y que se va concentrando y forma el granito de arroz, el mango, el grano de maíz, todos esos productos alimenticios del cual se alimentan los animales como las vacas o los cochinos o los venados o los peces y de allí nos alimentamos nosotros, es decir, esa es la primera y más valiosa de las energías que hay en el mundo: los seres vivos, más que el aceite de piedra o petróleo o sus derivados; los seres vivos, el ser humano, los animales, las plantas, la vegetación, de ello depende la vida del planeta, no del petróleo. Y quiero en este Seminario, un poco para agregar a esa tormenta de ideas que ya comenzó, esa reflexión que no es mía, uno la va recogiendo en la universidad de la vida.

Un Seminario para revisar todas estas cosas, decía, que me parece maravillosa; revisar qué es lo que hemos hecho, qué es lo que ha pasado, qué es lo que estamos haciendo con nuestro mundo, qué vamos a seguir haciendo con nuestro mundo, cuál es el rumbo que llevamos, eso es algo vital, esencial, en cualquier marcha, en cualquier movimiento racional y nosotros andamos todos en movimientos, a veces no muy racionales pero queremos ser racionales; pero a veces, cuando vemos los resultados sobre el planeta, sobre sus habitantes, los resultados de los movimientos, de los procesos económicos, políticos o sociales de los últimos siglos o de las últimas décadas, midiendo por los resultados, no parecieran muy racionales. Creo que uno de los esfuerzos de estos seminarios es, precisamente ese, cómo inyectarle mayores grados de racionalidad a lo que estamos haciendo.

¿Vamos en verdad en vías hacia el desarrollo? ¿Vamos en verdad a lograr o en la búsqueda del Reino de Dios en la Tierra? Viejo sueño de los cristianos, de los católicos y de todos los hombres y mujeres, sea cual fuere su Dios, su religión, su creencia. ¿Estamos en camino hacia la utopía realizable, hacia el sueño posible o estamos en el camino hacia el quinto infierno? Creo que es muy importante que eso lo pensemos: hacia dónde vamos, qué estamos haciendo.

El gobierno revolucionario de Venezuela, de esta República naciente, bolivariana y naciente, se siente honrado de que Venezuela sea centro para estas reflexiones a nivel del país, a nivel de América y a nivel del mundo entero y estamos dispuestos a promover, a impulsar con la mayor frecuencia que podamos, este tipo de eventos para deliberar. Necesario es que deliberemos, necesario es que pongamos en escena la más amplia diversidad de opiniones y de enfoques sobre los temas fundamentales que afectan y afectarán nuestra vida y la vida de los hombres y mujeres del planeta en los próximos años, en los próximos siglos. En este caso, ustedes se han reunido acá en Caracas para tratar precisamente el tema del petróleo y la energía, y hacer una serie de revisiones sobre los puntos que están en la agenda los días de hoy 13 de junio y mañana 14, y ofrecer luego, pasado mañana, unas conclusiones y una rueda de prensa y unas informaciones al mundo. Me parece maravilloso, y lo hemos planteado y vamos a hacerlo.

Este año, por ejemplo, nosotros estamos preparando otro evento internacional para hacerlo aquí en Venezuela acerca de, por ejemplo, la democracia. Tenemos que hablar claro de la democracia, porque cuántos mitos y cuántas leyendas y cuántas mentiras no hay sobre el concepto y la praxis de lo que debe ser una democracia, los sistemas políticos pues.

Vamos a discutir con el mundo, con expertos, estudiosos, hombres y mujeres de pensamiento y de acción. ¿Qué es la democracia, por ejemplo, para nuestros hermanos del mundo árabe? ¿cómo la conciben? ¿Es que nosotros tenemos que aspirar, tenemos acaso los americanos…? los americanos recordemos todos que somos todos los habitantes de América, desde allá, desde las zonas cercanas al Polo Norte hasta la Tierra del Fuego, pasando por esta América mestiza que es hermosa, variada, alegre, diversa, caribeña, caliente, apasionada, pero todos somos americanos. Entonces pregunto a nombre de todos los americanos ¿es que los americanos, por ejemplo, tenemos alguna razón ética o política o moral para pedirle a los hermanos de los pueblos árabes que copien tal cual nuestros conceptos de política y de democracia? Y si no lo hacen los condenamos, son malos, son el diablo. ¿Qué moral tenemos nosotros para hacer eso?

Ningún país de América tiene ese principio sagrado para evaluar, para condenar a los pueblos hermanos del mundo. Eso queremos discutirlo, queremos discutir las relaciones internacionales, queremos discutir la igualdad en las relaciones internacionales, queremos discutir lo que es la soberanía, la independencia y la libertad de los pueblos del mundo; queremos decirle al mundo que nos parece muy bien que se haya caído el mundo bipolar, pero también queremos decir que nos parece muy mal que se pretenda que ahora el mundo sea unipolar; que nos parece muy mal que se pretenda ahora conformarse una especie de policía del mundo, que se pretenda ahora establecer una especie de tribunal del mundo, casi cercano a Dios Padre, que certifica, que bloquea, que condena, que interviene. Nadie tiene potestad para intervenir en los asuntos internos de Estados soberanos y de pueblos libres. Eso queremos decirlo desde Caracas bolivariana cada día, con mayor firmeza al mundo entero, con todo nuestro respeto, exigiendo dignidad, igualdad; ya basta, queremos decir que ya basta. El tiempo de los imperios tiene que quedar definitivamente atrás en la historia como un recuerdo, como una fase; pero no podemos seguir, y yo creo que es el momento de hacerlo y de decirlo y de lograrlo, precisamente terminando un milenio, precisamente terminando un siglo y precisamente viendo los resultados desastrosos que los mundos bipolares, omnipolares nos han dejado. ¿Qué cosa buena nos dejó el mundo bipolar a nosotros, por ejemplo, los pueblos del tercer mundo, del cuarto mundo o del quinto mundo? ¿Qué cosa buena nos puede traer un mundo omnipolar? Queremos un mundo de iguales y vamos a luchar por ello, con respeto pero con mucha pasión y con mucha razón; tenemos razón para ello.

Así que seminarios y tormentas de ideas maravillosas. También es bueno que discutamos este año, el que viene, el otro que viene, estos años que comienzan pues, que comencemos a hacer tormentas de ideas, ¿cómo es que llaman en inglés, que yo lo vi por ahí en inglés? Brend stoming. El ingles mío es de Sabaneta de Barinas, en cambio el General Contreras Maza estudió en un país del Norte y habla muy bien el inglés.

Bueno, una tormenta de ideas. Hay muchos métodos de estos de dinámica de grupo, yo recuerdo al Phillips 66 por ejemplo, ¿cuál era el otro? Cuántos otros no, seminarios, foros, etc. Dinámicas de grupos de interacción, para discutir por ejemplo otra cosa que a mi me parece y nos parece a los venezolanos de hoy fundamental, amigas y amigos de Venezuela y del mundo que discutamos es acerca de la economía y los modelos económicos, así como los modelos políticos, porque siempre repetimos esa frase de la Biblia pues, “antes de criticar la paja en el ojo ajeno, mira la viga que tienes en el tuyo. El que se sienta perfecto que tire la primera piedra”. Porque es que nos quieren tirar piedras porque a veces no hacemos las cosas como alguien cree que hay que hacerlas.

Así como hay que discutir los modelos políticos y los modelos energéticos para hacerlos sustentables, hay que discutir también los modelos económicos. Esta tesis por ejemplo de que no hay alternativa para nosotros sino el neoliberalismo, eso hay que discutirlo; ya va, un momentico, cómo es eso, ¿no hay más alternativa, eso no será una falta de respeto a la propia naturaleza del ser humano, decir que no hay más caminos? No tiene sino este camino, ya eso es de entrada a mi me parece profunda y completamente sospechoso. Cuando a uno le dicen: no chico, no tienes más camino sino éste, ya uno entra en sospecha. ¿Qué interés tendrá este señor que me dice que no hay más camino para que yo me vaya por ese único camino, según él? There is no alternative, decían los que pregonaban el neoliberalismo salvaje. Llegamos al fin de la historia, no hay más camino para la historia. Mentira, ahora es cuando hay caminos en la historia; no habrá más caminos para ellos los de la vieja historia, a ellos si se les acabó el camino; pero los que estamos entrando con este amor, con esta hermandad y con este sentimiento a esta nueva historia, ahora es cuando tenemos caminos por delante, decía un gran poeta venezolano, amigas y amigos del mundo, Rómulo Gallegos, decía en una de sus novelas hablando de la llanura venezolana, decía que: era toda horizontes como la esperanza y toda caminos como la voluntad, claro que hay caminos y si no hay, si no los vemos, los construiremos, golpe a golpe y verso a verso, como dice la canción, construiremos los caminos, diversos son, muchos son, afortunadamente.

Así que los modelos económicos también tenemos que discutirlos, esta pretensión de imponernos modelos y además de evaluarnos, si en Venezuela, por ejemplo, no asumimos ciertos patrones o ciertas normas que se nos quieren imponer entonces somos evaluados por algún policía mundial, algún ente de éstos que dice que te evalúa y te dice que tu tienes riesgo, la tasa de riesgo de Venezuela es muy alta, porque no aceptaron un crédito que queríamos darle a las tasas de interés como nosotros queremos ¡ah! Pero si Venezuela acepta el crédito, como lo aceptaron aquí muchos irresponsables gobiernos y nos dejaron una herencia horrorosa de una deuda externa inmoral con la que ahora cargamos a cuestas y que no se tradujo para nada en el desarrollo, todo lo contrario, en el subdesarrollo, ¡ah! Si tu no aceptas los intereses que quieren imponer y no aceptas los créditos, etc., entonces, te pongo rojo, eres riesgoso, creo que esos que califican así son más riesgosos, yo le pondría a él tu eres riesgoso al cubo, riesgoso para el mundo porque ¿qué subjetivo eres? ¿qué mal evaluador eres? que inmoral eres, para estar evaluándonos de esa manera a nosotros, para tener un lápiz mundial en azul o en rojo, más peligroso es eso, que los riesgos que nosotros podemos tener aquí, que con ellos convivimos y los vamos sobrellevan y los iremos cada día más neutralizando o minimizando.

Así que, dentro de este esquema de discusión, de tormenta de ideas, de tiempos de mutaciones, de transformaciones, pues me parece tan maravilloso que en Caracas se den cita hombres y mujeres del mundo para debatir sobre tantos temas, por ejemplo, recuerdo haber visto en la agenda y haber leído algunos materiales, muy interesantes todos, creo que ahora después de almuerzo ustedes van a hablar sobre las expectativas del mercado, cuáles son las proyecciones del mercado ¡ojo pelao! Tengan mucho cuidado en esas evaluaciones, porque cuántos se han equivocado, cuántos estudiosos y estudios y centros de estudio se han equivocado.

Por ejemplo recuerdo, hará unos dos o tres años, en el año 97, creo, estuvimos visitando algunos países de Europa. es que tenemos un programa de televisión en vivo, ayer no llegué a tiempo y me dicen entonces que soy irresponsable. Ayer estábamos en unos montes con unos campesinos, recorriendo zonas que vamos a impulsar donde el nivel de analfabetismo y desnutrición, de enfermedades es horrorosa, es un quinto mundo que está aquí a una hora de Caracas y muy cerca de pozos petroleros y los niños desnutridos y no hay escuelas, no hay caminos, no hay créditos para el campesino, esa es un poco la tristeza y cosas que hay discutir: los modelos energéticos, petroleros, económicos y sociales, la visión integral, holística como dice Kappra acerca de las realidades del mundo, ¿vamos a seguir viendo las cosas así por chiquitito, por separado? Así que ese sería otra de las cosas que me atrevería a aportar a los analistas: veamos todo, no veamos un árbol porque perdemos el bosque, seamos un poco más integrales en el análisis, en el diagnóstico, en las recomendaciones. Metámosle la variable social, metámosle la variable política, metámosle la variable geopolítica y económica a todo este mundo petrolero y energético porque si no, es muy fácil, los problemas hay que complejizarlos porque compleja es la realidad, porque si no el reduccionismo puede hacer artificial cualquier tipo de discusión e inútil, además.

Yo recuerdo que por allá, en una capital de Europa nos hacían a un grupo de nosotros, unos expertos petroleros de algunas empresas que son asesores de empresas petroleras transnacionales, nos estaban explicando con láminas y producto de estudios, etc., hechos durante varios años, estaban planteándonos los escenarios de mercado, de precios, de oferta y de demanda y recuerdo muy claramente que todos coincidían y creo que era una apreciación que estaba bastante aceptada en el mundo entero, era casi como una variable fatalista, por decirlo de alguna manera, estábamos acostumbrándonos, tenemos que acostumbrarnos, decían ellos, a un petróleo a precios bajos para los próximos veinte años. Así decían, los próximos años eran hasta el 2020, 2015 por allá. No, precios bajos. Estaban hablando de un escenario a lo mejor muy limitado.

Por ejemplo, ellos no estaban contando con que la OPEP no estaba muerta, pensaban que habían liquidado a la OPEP muchos en el mundo desde aquella famosa expresión de un expresidente de los Estados Unidos, creo que fue Ronald Reagan, quien dijo que a la OPEP la pondremos de rodillas. La OPEP hoy está vivita y coleando y no está ningún de rodillas, está de pie y caminando, vivita y coleando, pensando y actuando. Es necesario mirar, como ustedes lo van a hacer y analizar, todo el panorama. Así que sabemos que van a discutir sobre el mercado, los precios, la oferta, la demanda y las expectativas para los próximos diez años al menos, un horizonte mediano y ahí hay muchas cosas que discutir. Por ejemplo ¿quién tiene un petrolómetro? Permítanme, eso no existe, pero algo para saber si el precio está alto o está bajo, porque uno oye, oímos todos expresiones: “los precios están muy altos”, “los precios están muy bajos”. Como sabemos, todo es relativo, todo es relativo, eso depende de muchos otros factores para poder decir así tan alegremente, o sea, habría que preguntarle al que diga: “los precios están muy altos”, dime cuál es tu punto de referencia, cuál es tu punto de referencia. ¿Está pensando en el nivel del mar o estás pensando en qué, en la altura de Caracas, en la Cota Mil? ¿cómo es tu pensamiento? ¿cómo estás tú clasificando? ¿qué esquema estás usando para decir que el precio está muy alto o que está muy bajo?

¿Será verdad que los precios del petróleo están muy altos? Como nos quieren hacer ver a nosotros los países productores de petróleo y entonces a lo mejor generarnos un sentimiento de culpa, por ejemplo. ¿Será verdad eso? Hay estudios que dicen que no, hay estudios técnicos, económicos, de proyecciones históricas que dicen, por ejemplo, que 30 dólares hoy equivalen a 15 hace 20 años o 40 años atrás, o quizá menos.

Hay estudios, y el vicecanciller Valero lo señalaba en sus palabras y también el ministro Alí Rodríguez y presidente de la OPEP, vamos a analizar cuál es el uso, cuál el abuso y cuál la utilidad que los países desarrollados extraen de un barril de petróleo por el cual pagan 26 o 28 o 25, ¿cuánto le ganan a eso, para decir que es muy alto el precio, cuánto le ganan a un barril de petróleo?

Creo que también hay que considerar otras variables de mucho más impacto y que van más allá de lo meramente petrolero y del mercado para establecer juiciosamente los precios de cómo están, ¿altos o bajos?, por ejemplo, los grandes niveles de desigualdad que hay en el mundo. Ayer lo comentábamos en un acto también de corte internacional donde firmamos el Ejecútese de la ley, de la nueva Ley de Telecomunicaciones. Hablábamos del último informe del proyecto, del PNUD, así llamado, Proyecto Naciones Unidas para el Desarrollo. Vean esas cifras, yo les ruego, los que no las hayan evaluado, véanlas.

Hablando ayer de Internet, el 91% de servicios de Internet está concentrado en los países de la llamada OCDE, 91%. Veinte por ciento de la población más rica del planeta concentrada en los países del Norte, los países del Norte desarrollados consumen más de 80% del Producto Interno Bruto mundial, y el 20% de los países más pobres del mundo consumen el 1% del Producto Interno Bruto mundial, es decir, están en el infierno, y es allí donde vemos guerras. Claro que habrá guerras y delincuencia y narcotráfico y prostitución, y SIDA y muertes, pero por supuesto, ¿qué puede haber allí en ese veinte por ciento más pobre? Sobrevivencia, sálvese quien pueda; la Ley de la Selva, Tarzán de los monos. Esa es la realidad, esa es una de las partes de la realidad mundial, eso no podemos dejarlo de ver a la hora de decir que están muy alto o muy bajo los precios del petróleo. ¿Y cómo nos compran a nosotros loa países desarrollados nuestras materias primas, el resto de las materias primas. Cómo está el grado de la desigualdad en el intercambio mundial, en el comercio mundial? ¿Cómo están las tasas de interés mundial, cómo está la deuda externa que está ahogando por ejemplo a pueblos hermanos como el del Ecuador? Todo eso es bueno que lo consideremos en estos momentos de nuestra historia, en estos momentos de definiciones o de redefiniciones.

También van a discutir esta tarde, según vi la agenda, seguramente la van a cumplir con mucho rigor, si yo los dejo; yo los voy a dejar porque me tengo que ir, no quiero alterar el resultado de las previsiones de tiempo y de la tormenta de ideas, que sean tormentas que construyan y estoy seguro que van a ser así. También van a discutir esta tarde los impactos tecnológicos en el sector energético, eso es muy importante. Hace poco estábamos asistiendo, aquí mismo en la capital en otro acto internacional, que bueno que Caracas está recuperando vida; Caracas estuvo olvidada del mundo durante muchos años, Venezuela está saliendo de un quinto infierno, de una tumba colectiva; estábamos todos ahí debajo del suelo. La semana pasada hubo un acto también muy bonito, muy hermoso, muy positivo, extraordinario, los cuarenta años; treinta años de la Corporación Andina de Fomento, porque cuarenta cumple la OPEP. Treinta años de la CAF, un acto muy hermoso también.

Y allí un venezolano recibió un premio por sus estudios e investigaciones que tienen que ver específicamente, una de ellas, con la orimulsión; avances tecnológicos. Necesario es que impulsemos todas esas investigaciones a través de los diversos entes, de los Ministerios de Ciencia, de Tecnología, en Venezuela el INTEVEP y todos los centros de estudios, las universidades para ir racionalizando la explotación del petróleo y el impulso de corrientes alternativas de generación de energía; la minimización de los impactos ambientales, otro tema que mañana van a discutir, y esto es muy importante.

El Presidente de la OPEP dijo que se iba a detener y se detuvo allí un minuto, yo también, porque ciertamente el problema ambiental es bastante grave, y es necesario que tomemos conciencia de ello. La estrategia o la técnica, más bien la técnica más básica, más elemental de solución de problemas, siempre dice desde el bachillerato que uno estudiaba eso, el primer paso para solucionar un problema es reconocer que existe el problema, si tu no reconoces el problema, olvídate, no lo vas a solucionar, hay que tener conciencia de que ese problema es cierto, existe, no es un cuento de los verdes, no es un hobby o una corriente de moda, no, es cierto, aquí en Venezuela podemos verlo, ya limitado a un territorio.

Por ejemplo, el fenómeno de subsidencia que estamos enfrentando en la Costa Oriental del Lago de Maracaibo, se está hundiendo la tierra, ¿verdad? Ahí tenemos planes especiales y una inyección importante de capitales que salen de nuestro presupuesto, se está hundiendo la tierra en la Costa Oriental del Lago de Maracaibo, ¡claro! Cuántos millones de barriles de petróleo se han extraído de allí en estos últimos 50 años y allí viven cientos de miles de personas y eso se va hundiendo, lo cual genera problemas sociales, económicos, políticos, de todo tipo, hasta psicosociales, eso lo estamos enfrentando. La contaminación del Lago de Maracaibo, un gigantesco lago de agua dulce y da tristeza pasar por sus riveras y ver los pueblos sin agua para consumo humano en esas riveras o ver los agricultores del Sur del Lago o la planicie de Maracaibo que no pueden utilizar esa agua para los sembradíos por su alto grado de contaminación, por ejemplo, o en oriente, los ríos, los golfos, los mares, el Delta del Orinoco, por ejemplo, está en peligro el Delta del Orinoco, hay que meterle el ojo y la acción consciente.

Ahora, no se trata sólo de los países que explotamos y exportamos petróleo o los que consumen por la contaminación, se trata del mundo entero, el recalentamiento planetario es alarmante de verdad, verdad, se está recalentando el planeta y muchos científicos dicen que, esta tragedia que a nosotros nos cayó en Vargas, por ejemplo, hay algunos estudios o esos mega huracanas como Mitch que acabó con pueblos enteros en Centro América, pueblos que vienen saliendo de guerras y de miserias y se van levantando y lo que hacen en una década, lo poco que pueden hacer para aliviar un poco sus penurias en diez años, viene un bendito huracán y se lleva lo que lograron en un día, o los huracanes del Caribe o las lluvias en todo el mundo, en España, en Brasil, en Asia, en África, es preocupante la capa de ozono, la incidencia del cáncer de piel, por ejemplo, en los últimos años producto del debilitamiento de la capa de ozono que nos protege de los rayos del sol y del efecto dañino sobre la piel de los seres vivos, es que tenemos que detenernos a pensar y a actuar, por si no, bueno, a lo mejor la vida no es sustentable, el Proyecto Planeta, ya no hablaremos del proyecto tal o cual, el Proyecto Tierra no sería sustentable, desaparecería nuestro planeta. Alguien por allí ha escrito con algunas cifras de que si nosotros fuésemos a seguir, eso es imposible, no puede ocurrir.

Los modelos de desarrollo integral también hay que repensarlos y me parece, repito, que eso es muy apropiado en un país como el nuestro donde estamos en plena ebullición de pensamientos, de ideas, de redefiniciones, en una revolución integral. Este seminario va a ser muy útil, estoy seguro, para el proceso venezolano, para el mundo en primer lugar porque queremos que sea útil para el mundo, para la vida mundial de hoy, de mañana y de pasado mañana y también, estoy seguro, muy apropiado para el momento que estamos viviendo en Venezuela.

Mañana van a hablar de los aspectos geopolíticos y políticos y cómo esto afecta también y cómo incide sobre el manejo energético, el manejo petrolero. Así que yo les deseo, pues, como ser humano preocupado al igual que ustedes, por todos estos temas, por el presente y el futuro de la vida de nuestros hermanos en el mundo, estén donde estén y llámense como se llamen; comprometido igual que ustedes en la búsqueda de un mundo mejor, de un mundo con igualdad, con desarrollo humano, donde vivamos como seres humanos, donde nos respetamos unos a otros, donde haya vida digna; preocupado y no sólo preocupado sino comprometido y actuando en esa búsqueda, me alegro muchísimo de que ustedes estén aquí reunidos para este seminario, para sacar esas conclusiones, yo personalmente y a nombre del gobierno revolucionario, les doy la bienvenida a todos.

Les deseo que pasen, quienes han venido de otras partes del planeta, estos dos o tres días o si quieren quedarse aquí, quédense unos días más, de la mejor manera, en esta tierra bolivariana, en esta república naciente y estaremos también ávidos y a la espera de las conclusiones a la que lleguen en sus deliberaciones sobre todos estos temas y muchos otros que estoy seguro saldrán en el seminario, atentos para incorporar esas conclusiones y esas recomendaciones a nuestro pensar diario, a nuestro actuar diario en la búsqueda de un mundo mejor.

Así que me place mucho y me es muy grato declarar inaugurado formalmente este Seminario Internacional sobre Asuntos Energéticos y Petroleros y sus perspectivas para la vida de los seres humanos.

Muchas gracias, queridos amigos.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar