Economía

Impuesto escondido

(%=Image(1923191,»L»)%)Washington (AIPE)- El gobierno no nos informa sobre el costo de las regulaciones que nos impone, pero los economistas Mark Crain y Thomas Hopkins hicieron una investigación y encontraron que en el año 2000 las regulaciones federales nos costaron 843.000 millones de dólares. Eso equivale a 8 mil dólares por familia y es casi la mitad de lo que el gobierno federal recaudó en impuestos ese año. En otras palabras, aunque el año pasado no nos aumentaron abiertamente los impuestos, la implementación de políticas gubernamentales le costó a cada familia 8 mil dólares en gastos escondidos tras las regulaciones.

Eso está mal porque mientras algunas regulaciones se justifican, muchas otras son innecesarias y el Congreso debe proceder a identificarlas y a eliminarlas. Para ello se debe crear una Oficina de Análisis de las Regulaciones con el fin de examinar todas las regulaciones existentes, explicar a los miembros del Congreso para qué sirven y determinar cuánto cuesta cada una de esas regulaciones a los ciudadanos y a las empresas.

Las regulaciones costosas y las que no tienen razón de ser deben eliminarse. Por su parte, el presidente debe informar a todas las ramas del gobierno que antes de imponer nuevas regulaciones se debe explicar muy bien lo que con ellas se persigue y cuánto costarán.

Hay que cambiar la cultura burocrática. Ronald Reagan dijo una vez que los burócratas creían que si algo se mueve hay que regularlo.

Las regulaciones de las telecomunicaciones no han sido modernizadas desde 1996, cuando muy pocos tenían teléfonos celulares o utilizaban la internet. Los congresistas deben asegurarse de que los consumidores tengan alternativas porque la competencia reduce los precios. Por eso mismo, hay que eliminar regulaciones para que surjan nuevos competidores. Al mismo tiempo es importante que el mercado y no los reguladores fijen los precios, así los precios bajarán con la introducción de nuevas tecnologías.

El gobierno debe también reducir las regulaciones al sector financiero, el cual ha sido exageradamente regulado a lo largo de las últimas décadas. Muchas de esas regulaciones son anticuadas y costosas.

La situación de las regulaciones ha empeorado en los últimos años y a las empresas cada día les cuesta más cumplir con una multitud de regulaciones, costos que de una u otra forma son pasados a los consumidores en el precio de los bienes y servicios que venden.

En pocas palabras, la economía está sobre regulada. Nunca reduciremos lo que pagamos por las regulaciones de 8 mil dólares a cero, pero las familias tienen mejor uso para gran parte de ese costo gubernamental escondido.

(*): Presidente de Heritage Foundation.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar