Economía

Jaque a Lula por Petrobras

«Maniobra billonaria» fue el título de la edición dominical de O Globo para denunciar un artilugio contable de Petrobras, que le habría acarreado un beneficio de 4.380 millones de reales (u$s 2.110 millones) en crédito fiscal para el ejercicio 2008. El posible «dibujo», de la considerada la cuarta empresa más respetada del mundo en la última encuesta del Reputation Institute, no sólo privaría de cuantiosos recursos al fisco brasileño. También a varios estados y municipios, furiosos ahora, que ven mermada su coparticipación en el impuesto a combustibles, y que junto con la Secretaría de Presupuesto, llevaron el caso ante la Justicia. Mientras tanto, quien sí está de «parabems» es la oposición a Lula, que ya pidió en el Senado una investigación sobre el caso.

De acuerdo con la prensa y a expertos tributarios de Brasil, la estatal petrolera habría «interpretado» a su beneficio y de manera retroactiva, una medida provisoria en la ley tributaria para el cálculo de pago de impuestos sobre ingresos y gastos provenientes de variación cambiaria, pasándose del régimen de «competencia» (el impuesto se calcula con la cotización cambiaria al momento del asiento contable) al de «caja» (con la cotización del día de la liquidación). Un cambio de régimen que Petrobras implementó a mediados de 2008 y que justificó en la abrupta caída del precio del barril, de u$s 140 en junio pasado, a magros u$s 30 en diciembre.

Pero la medida cayó muy mal en la Receta Federal (secretaría federal brasileña para el Presupuesto). Su titular, Lina María Vieira, denunció ante la Justicia el pase de régimen «sin amparo legal» realizado por Petrobras. Alega esta funcionaria que los cambios deben hacerse al inicio del año fiscal y que no son retroactivos (hasta junio de 2008, Petrobras estaba en el régimen de «competencia» pero presentó su balance de 2008 con el de «caja»). La pelea, sin embargo, no quedó allí. El ministro de Hacienda, Guido Mantega, si bien rompió lanzas con su subordinada (se habla de la inminente renuncia de la secretaria Vieira), nunca salió a defender a la estatal petrolera.

Quien sí apoyó a Petrobras fue el presidente Lula. Políticamente al menos, frente a la iniciativa de la oposición en el Senado de instalar una CPI (Comisión Parlamentaria de Indagación) para revisar las cuentas de la petrolera. Lula cree que una investigación del Senado sobre Petrobras frenaría futuros créditos para la estatal e inversiones internacionales en la cuenca offshore de Santos.

Una defensa solitariamente quijotesca a esta hora. Es que enfrente de Lula, además de los partidos de oposición están los gobernadores de los estados de Minas Gerais, San Pablo, Paraná y Ceará, que vieron caer un 95% en el primer trimestre de este año la recaudación del impuesto a los combustibles, destinado a un fondo para pavimentación y caminos estaduales. En números, u$s 900 millones, de los cuales Petrobras aporta nada menos que el 53%

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba