Economía

La Banda de Precios OPEP y las presiones del Mercado

La banda OPEP es un esquema de toma de decisiones- fuera del marco de las Conferencias de Ministros- que obliga a la Organización a mantener una oferta petrolera dentro de ciertos límites, con el objetivo de controlar la extrema volatilidad del mercado petrolero, para generar así un ambiente de precios más predecible y de una mayor seguridad de suministros para los consumidores.

Este esquema novedoso, por su oportuna aparición, trata de reproducir el comportamiento de las transnacionales que desde 1928 hasta comienzos de la década de los cincuenta, condicionaron la existencia de un mercado más ordenado, con menos competencia destructiva y de precios estables para los consumidores.

La banda de precios OPEP (propuesta por Venezuela) es primeramente un instrumento regulador de mercado y asimismo es una herramienta poderosa para planificar en el mediano y largo plazo.

Fue aprobada casi inadvertidamente, en la reunión No 109 del 27-29 de marzo de pasado: Sin haberse podido analizar adecuadamente el alcance de sus efectos beneficiosos sobre la oferta petrolera, las inversiones y en los presupuestos de los países miembros, fue un intento de salir del impasse surgido por la falta de consenso para aprobar un aumento de la oferta OPEP. Vale la pena recordar que los gobiernos de los países consumidores le estaban exigiendo a la OPEP que produjera un volumen mayor de crudos, para así aliviar la presión que sobre los precios estaba causando su escasez, la cual se manifestaba en los bajos niveles de los inventarios mundiales

El sistema se apoya en los niveles de producción de la OPEP; Así, si los precios se sitúan dentro de la banda 22-28 $/b, la Organización no altera su oferta; Sin embargo, si los niveles de precios superasen estos valores por un período de tiempo determinado la Organización inmediatamente elevaría su techo de producción en 500 mil barriles diarios, si por el contrario dichos valores no superasen los 22 $/b, en el mismo período, la Organización reduciría su producción en 500 mil barriles diarios.

Es de indicar que al Presidente de la OPEP (actualmente Alí Rodríguez Araque) se le asignó la responsabilidad declarar los cambios de las cuotas de producción, después de consultar con los otros ministros. Los aumentos ó disminuciones se realizarían en forma proporcional a sus cuotas vigentes. En la última reunión se amplió la cobertura de la consulta para incluir la opinión del Secretario General.

La aprobación de esta propuesta acrecentó el horizonte estratégico de la Organización. Y así, de repente, sin darse cuenta, se estableció un mecanismo que bajo circunstancias normales hubiera sido difícil de aprobar, tomando en cuenta, el proceso lento de decisión de la Organización, cuando se trata de aceptar ideas potencialmente conflictivas. Muchos ensayos hubo en el pasado para tomar decisiones de mercado en el contexto del largo plazo, todos ellos fallaron. A comienzos de la década de los ochenta se creó un comité de estrategia de largo plazo que llegó a recomendar, en la famosa reunión de Taif (Arabia Saudí) en 1983 un sistema de fijación de precios que tomase en cuenta la inflación y el crecimiento económico de los países desarrollados. Este sistema tampoco fue aceptado por la desconfianza que se le tenía a todo sistema de fijación de precios que se basase en la información proveniente de los países industrializados, ó que fuese posible ser objeto de manipulación por parte de ellos. Tres países de la OPEP se opusieron tenazmente a la propuesta, (Argelia, Irán y Libia) bloqueado su aprobación

Ahora, por suerte, nos encontramos frente a un sistema que intentará reducir la volatilidad de los precios, permitiendo su libre movimiento pero únicamente dentro de la banda, mediante el aumento o disminución de la oferta petrolera de la OPEP. Con lo cual se podría eliminar la volatilidad cíclica de los precios fuera de los extremos de la banda.

El sistema de bandas de precios indiscutiblemente tendrá sus opositores internos y externos por lo cual habrá que desarrollar también una estrategia para protegerla. De no ser así, quizás no se presente una nueva oportunidad para activar planes estratégicos de largo plazo dentro de la Organización. El sistema aprobado tiene varias ventajas y algunas desventajas que me atreveré a enunciar.

Desventajas:
1. Fue aprobada sin mucha fuerza, desconociendo el poder planificador de su implantación.

2. Fue aprobada sin preparase para su eventual aplicación, es decir sin identificar los procesos o acciones que habría que desarrollar cuando los precios superasen los límites de la banda. Se ha debido constituir un grupo que analizase su implantación.

3. La estrategia ( aprobada como un acuerdo de caballeros, tal como lo solían hacer las Transnacionales) fue divulgada casi inmediatamente, perdiendo parte de su poder estratégico amén de preparar a sus opositores externos para la campaña de descrédito que actualmente comienza; y finalmente permitiendo además a los especuladores manipular el mercado en su propio provecho.

4. El esquema basado en la banda reduce la soberanía sobre la disposición del recurso, pero en cambio podría generar ingresos más seguros para los países miembros y una mayor viabilidad para la Industria Petrolera.

Así mismo la banda de precios tiene las siguientes ventajas o potencialidades:

1. Aprueba, por primera vez, un instrumento verdadero para planificar y organizar el mercado en el corto, mediano y largo plazo.

2. Genera mayor certidumbre para los compradores y vendedores en los mercados internacionales.

3. Permite una planificación más acertada de las inversiones de la industria
4. Condiciona un mayor cumplimiento de los presupuestos de los países miembros.

5. Reduce la volatilidad de los precios petroleros, aunque no la elimina completamente.

6. Podría suavizar las variaciones de los precios condicionada por los ciclos económicos y cambios estructurales. Aunque hay que reconocer que los límites actuales de la banda son muy altos que incentivan la penetración de otras fuentes de energía, una mayor participación de crudos no-OPEP en el mercado y la conservación energética que reduce consumo petrolero.

7. De aplicarse correctamente y de cumplirse el esquema regulatorio vigente , la imagen de la Organización se robustecería, mejorando la cohesión de la OPEP. De ser así la Organización pasaría a tener una madurez poco conocida en las organizaciones tercermundistas.

Por lo anterior es indispensable poner a prueba los mecanismos de la nueva estrategia que es la única garantía para gerenciar el mercado como nunca lo ha hecho la Organización; De manera eficaz y eficiente.

La implantación de sus mecanismos permitirá calibrar y conocer mejor la respuesta de los mercados, identificar las fuerzas conocidas y la posibilidad de determinar las resistencias desconocidas que inciden en la formación de los precios, ajustar sus desviaciones y reducir el impacto de los especuladores. La banda nos ayudará a suavizar el trauma (que inexorablemente aparecerá) por la transición de u mundo apoyado en el uso del petróleo para el desarrollo de una economía tradicional hacia la nueva economía basado en el conocimiento, la cibernética y las comunicaciones, la cual demandará menos energías fósiles, muy a pesar del crecimiento de la urbanización y de la población en los países emergentes del Asia.

La “Banda de precios” deberá, sustituir el sistema de orientación de precios del pasado que ha mostrado ser ineficiente por:
1. Tener muy poca flexibilidad ya que se tenía que esperar mucho tiempo para que los ministros tomasen decisiones que estabilizaran el mercado.

2. La toma de decisión era siempre compleja y estaba afectada por los cambios políticos y geopolíticos del momento.

3. La manera tradicional de regular el mercado no incentivaba su cumplimiento debido a una falta de transparencia en la información actualizada de producción petrolera (había y todavía existe confusión en las cifras oficiales de producción de la Organización) y una carencia de voluntad de cumplimiento por parte de los países miembros: Los países miembros, por una parte buscaban precios mejores para sus crudos pero por la otra luchaban por una mayor participación de mercado. Objetivos obviamente totalmente opuestos. (la cuadratura del circulo).

Finalmente, no podemos olvidar que los Estados Unidos podría levantar su oposición a esta estrategia aduciendo violaciones a la ley contra los monopolios de ese país. Sobre todo si la nueva administración americana no fuese Demócrata.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar