Economía

La cifras del Ministro

Si nos atenemos las cifras de la pobreza dadas por el nuevo Ministro de Finanzas del régimen, en la Asamblea anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), celebrada en la tercera semana de este mes de marzo en Guatemala, tendríamos que concluir, que Venezuela marcha hacia una prosperidad envidiable en el escenario de las economías de Latinoamérica. Efectivamente, el Ministro habría asegurado que la pobreza en el país logró reducirse en los últimos tres años del 80,1 % al 39,4 %, agregó además, que de acuerdo a las políticas sociales de inclusión social que impulsa el gobierno la meta es tener 0% de pobres para el 2021. Dijo también el Ministro, que los bonos de PDVSA van a hacer utilizados para elevar la capacidad de producción de petróleo y llevarla a 5,5 millones de barriles diarios. Estas cifras del Ministro le hacen creer a uno, que debido a su preocupación constante de agradar a su Jefe político (Hugo Chávez Frías), el Ministro en oportunidades no repara en el ridículo

El Ministro omite en su intervención ( ¡y cómo decirlo!) que el crecimiento de la economía en estos tres años al cual él alude, ha descansado en las trasferencias y los subsidios que ha otorgado el Estado gracias a alta renta petrolera de la que ha disfrutado hasta ahora, y mantenerlo, requiere contar con que perdure en el tiempo los elevados precios petroleros. Por lo que habría que preguntarle al Ministro ¿Cuáles son las proyecciones del régimen, para sostener que los altos ingresos petroleros se mantendrán? ¿Cuáles son las inversiones en infraestructura que durante un poco más de ocho años, ha realizado este régimen, para esperar que las mismas puedan en el futuro, mantener el ritmo de crecimiento de la economía? ¿Creerá el Ministro que la práctica de las nacionalizaciones, expropiaciones y/o confiscaciones de tierras, y las amenazas y agresiones constantes del Jefe del Estado en contra de la iniciativa privada, podrán incentivar las inversiones tanto internas como extranjeras? ¿Es posible desarrollar la economía en ésta era global, manteniendo los precios de la economía controlados?

Continuamos preguntándole al Ministro ¿Habrá acaso confianza en el desempeño económico de un país, donde el Banco Central ha perdido su autonomía para formular y ejecutar la política monetaria? ¿Para participar en el diseño y ejecución de la política cambiaria? ¿Para regular la moneda y promover la adecuada liquidez del sistema financiero? ¿Para centralizar y administrar adecuadamente las reservas monetarias internacionales del país, entre otras? Las posibles respuestas del Ministro a estas interrogantes, podrían lograr que la población conciente del país, celebrara junto con él sus cifras de la pobreza, pero sencillamente, las cifras del Ministro no aguantan el más mínimo escrutinio. Bastaría sólo con observar las principales calles de las ciudades del país, para observar a venezolanos durmiendo en las aceras de estas calles, hurgando en los desperdicios de la basura en la búsqueda de algún mendrugo que le calme el hambre, a venezolanos que se apuestan en los semáforos para pedir una moneda, y así podríamos continuar enumerando un conjunto de hecho empíricos que desmienten las cifras del Ministro.

Al parecer los vidrios ahumados de los vehículos en que ahora se transporta el Ministro de Finanzas, le han opacado la vista para ver a los niños huelen pegas que deambulan por nuestras principales ciudades. Todo esto Sr. Ministro, es la consecuencia del fiasco total que ha resultado el proyecto político de su Jefe. A usted se le escapó referirse a otras cifras Sr. Ministro, ¿O es que usted desconocía que la criminalidad ha tenido un crecimiento exponencial desde que su Jefe Hugo Chávez Frías asumió el control del poder: Sólo por efectos del hampa, se produjeron 14.000 muertos en el 2006 ¿Qué el déficit habitacional es hoy de 1.600 millones de unidades?, ¿Qué su Jefe tiene un gasto personal diario de 43 millones? ¿Qué los técnicos del BCV calculan el desabastecimiento en 74 productos de consumo masivo (carnes de res, azúcar, sardinas enlatadas, aceite de girasol, caraotas negras, sal, otros) y ante esto, sus compinches de la AN sólo se les ocurre aprobar una ley contra el acaparamiento y la especulación trasladándole la responsabilidad del desabastecimiento a los bodegueros, a los chóferes de los camiones de transporte de alimentos, los carniceros, los pescadores, otros. Son estas algunas cifras del fiasco del proyecto político del Jefe del Ministro que a este último se le olvidó en el maletín.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba