Economía

La constituyente petrolera

La iniciativa facilitada por la Junta Directiva de Pdvsa, de que en la industria se abriera un debate colectivo, para la discusión de un nuevo modelo de gestión de relaciones laborales y recursos humanos, es un importante paso en el debate político abierto desde estos espacios, la dirigencia corporativa de Pdvsa es consciente que existe una clase obrera y combativa.

Pero ese espacio no puede quedar allí no más, no se trata sólo del cambio de normativas internas de RRHH, se trata de toda la normativa de Pdvsa y del conjunto interno y externo, para que la empresa sea el fiel ejemplo de la propuesta socialista que impulsa el proceso revolucionario.

Se ha señalado con anterioridad que los trabajadores y la dirigencia, deben estar atentos a que en las mesas no se produzca un «barnizaso rojizo» a las actuales normativas, no quiere decir esto que sea el fin de la propuesta, ni que se esté impulsando tal actividad con fines oscuros, pero hay que estar conscientes que 22% de la masa obrera de Pdvsa, responde a intereses corporativistas, insertos en las viejas normativas que dejaron Luis Giusti y los gerentes golpistas, son remanentes de una derecha que tuvo el poder en la industria, que hay muchos de ellos que por su conocimiento y capacidad se hacen prescindibles, pero que muchos se prestan al sabotaje a los procesos que lleva adelante la revolución, porque creen que le hacen daño a Chávez.

Es la ocasión de llevar adelante una Constituyente Petrolera, que implica todos los procesos y áreas, las mesas tal como están planteadas ahora, si llegan a buen término desde el punto de vista político socialista, culminaría con una Pdvsa que trate bien a sus trabajadores, pero eso no es suficiente.

Los procesos completos deben cambiar, las necesidades de satisfacer la demanda de bienes y servicios del país, deben tener el sentido colectivo y socialista, Pdvsa tiene que ser el motor de desarrollo y cambio social, estructural del país. La Constituyente Petrolera tiene que ver con la revisión de las normativas de los procesos de licitación, la modificación de sistemas de pago a pequeñas y medianas empresas, la masificación de empresas de un mercado secundarios prestador de bienes y servicios que generen empleos en otras áreas, todo en el marco de un gigantesco plan de desarrollo social sustentable, bien alejado de prácticas populistas.

Hay que involucrar a las comunidades, para que los comités de empleo discutan la participación en la repartición equitativa del trabajo en la industria petrolera, en la generación de empleo en otros sectores que se vean involucrados en el desarrollo que debe motorizar Pdvsa, todo con miras a revisar el Sisdem y otros procesos.

Se debe revisar por ejemplo, los contratos de tercerización que aplica Pdvsa en combinación con Fundaudo, que no benefician a los trabajadores y estudiantes, sino a una burocracia en esa fundación que no da cuenta de los colosales recursos que reciben.

Se debe revisar el sistema de salud de los trabajadores petroleros y sus familiares, se debe revisar el destino de recursos de desarrollo social y los de la Ley de Ciencia y Tecnología, la participación de los obreros en la toma de decisiones, para la ejecución de proyectos. La socialización de planes de la industria para la formación y capacitación técnica de personal.

Pero el punto más importante, es que debe haber un método de contraloría a las gestiones de las diversas gerencias, que permita establecer una lucha frontal contra la corrupción de muchos de los gerentes de derecha, que están allí desviando la función que se les ha confiado.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba