Economía

La demanda eléctrica en 2007

Al finalizar el primer semestre del año se puede realizar una evaluación de la evolución de la demanda y extraer algunas conclusiones para pronosticar que pasará en el resto del año y tal vez, con mayor incertidumbre, arriesgarse a pronosticar que pasará en los próximos años. Comencemos el análisis.

La energía generada en estos 6 meses fue 4% mayor que la requerida en el primer semestre de 2006. A primera vista se puede pensar que es un crecimiento vigoroso, pero cuando lo comparamos con la evolución de los últimos 3 años la conclusión cambia. Esto se debe a que venimos de unos años de crecimiento elevado, ante los cuales el 4% del período representa una desaceleración. En efecto, en los años 2004, 2005 y 2006 la generación creció 7, 8 y 6.5% respectivamente, cifras ante las cuales el incremento del año en curso luce pequeño. Pero no obstante es un aumento importante y amerita atención. En términos absolutos, si se mantuviera esta tasa por el resto del año, la generación crecería cerca de 4.500 GWh y atender esta cantidad requiere la instalación de algo parecido a 700 MW, cifra inferior a los 1.000 MW anuales que hemos venido pregonando persistentemente los analistas del sector, pero todavía importante.

La segunda variable a evaluar es el crecimiento de la demanda máxima de potencia a la hora punta. Recordemos que la electricidad no se puede almacenar y hay que atender los requerimientos del sistema a toda hora, esto implica que el equipamiento se somete a un mayor esfuerzo en las horas de demanda máxima. En los últimos 3 años este esfuerzo ha rebasado las capacidades de las redes de transmisión y distribución, obligando a sobrecargar los sistemas, aumentando los riesgos y, en algunos casos, haciendo necesario racionar a dichas horas.

Pues bien, la demanda máxima en el pasado semestre alcanzó los 15.535 MW, cifra que se produjo en mayo a las 8 de la noche, mientras en el mismo período de 2006 llegó a 15.236, también en mayo y a la misma hora, lo que indica un crecimiento del 2%, es decir, la demanda de potencia creció la mitad de lo que lo hizo la de energía. Esto indica un consumo más parejo a lo largo del día, lo que siempre es favorable para las empresas prestadoras del servicio. Además, en el caso de la potencia la desaceleración fue mucho más notable que en la energía y permite un pequeño respiro a los necesarios esfuerzos que tienen que hacerse para mejorar y ampliar la infraestructura de transmisión y distribución. En el caso de la generación, la variable que determina la inversión es la energía, lo que significa que un crecimiento de 4%, aunque sea más bajo, no permite dormirse en los laureles.

Con estos números surgen varias preguntas: ¿Qué determinó la desaceleración? ¿Es algo coyuntural o indica un cambio permanente que disminuirá el crecimiento en el futuro? No es fácil responder estas preguntas. Respecto a la primera hay algunos hechos innegables, entre ellos destaca el reemplazo de bombillas incandescentes por otras más eficientes. Especialmente porque las bombillas influyen en el consumo a las 8 de la noche cuando se produce la demanda máxima, lo que contribuye a explicar la mayor desaceleración de la demanda en la hora pico. Sin embargo, 50 MM de bombillas sustituidas con una media de reducción de 40 vatios cada una representa 2.000 MW menos, pero aun con el cambio la demanda creció 300 MW. Más aun, fue un programa impulsado desde arriba, sin garantía de continuidad, que no tiene viabilidad económica si no lo mantiene el estado.

Mientras tanto, los indicadores de aumento del consumo de electrodomésticos y aires acondicionados, junto con las tarifas congeladas, permiten afirmar que se ha mantenido el crecimiento del consumo en los sectores residencial y comercial ¿Qué queda? ¿Afirmar que se está produciendo una reducción en la actividad industrial? El retraso en la obtención de las cifras de facturación impide llegar ser concluyentes. Por el momento lo recomendable es que esta desaceleración no afloje los esfuerzos que deben hacerse en la dotación de infraestructura.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba