Economía

La familia y la economía

Cuando el Premio Nobel de Economía doctor Gary Becker empezó a analizar las sociedades, su conclusión fue que el mayor tesoro de ellas era el capital humano que poseían, entiéndase: el conocimiento y las habilidades que tienen las personas.

Este capital humano es importante porque, el funcionamiento de la economía actual se basa en la creación, difusión y utilización del conocimiento. Sin embargo, tal vez lo más interesante de posteriores estudios es que parte fundamental de ese conocimiento se difunde principalmente por medio de las familias (valores, costumbres, etc.) y luego por los centros de educación y los puestos de trabajo (otros más técnicos). La familia no sólo es la principal institución económica de cualquier país, también es la responsable del estado de la sociedad donde se desenvuelve.

Para nadie es un secreto que nuestro país vive actualmente una profunda descomposición social. Los innumerables episodios de violencia de los últimos años deben verse como producto de esa descomposición social que existe en la familia y sociedad venezolana. A pesar de las graves desigualdades en la distribución del ingreso, y sin coherentes políticas públicas para erradicar la pobreza (factores ideales para producir problemas sociales), la poca difusión de valores desde la familia y el no querer encarar su responsabilidad por parte de quienes llevan las riendas de la institución familiar, han traído lamentables consecuencias en esta sociedad.

Es muy importante comprender que la familia es el primer lugar donde se forma el capital humano, aquí el ser humano empieza a conocer las primeras nociones del sentido de responsabilidad, respeto y al mismo tiempo la importancia de un trabajo bien hecho. Todos sabemos que es en el seno de la familia, donde el hombre recibe las primeras nociones sobre la verdad y el bien, y eso es fundamental para su desarrollo posterior como persona.

Es indudable que el mantener una familia unida es una necesidad básica muy importante, ya que debemos recordar que la familia es la base de la economía. Es menester de cualquier Estado aportar mediante las políticas sociales, suficiente ayuda para armonizar la vida del trabajo de la casa y la vida laboral externa, para no erosionar la familia.

Existen estudios que afirman que la economía debería estudiar los intercambios de sentimientos en un matrimonio, para concluir que el amor es esencial en el crecimiento de los niños y defender la necesidad de la familia como lugar “natural” de tales intercambios y por tanto el más eficiente para ello.

La familia es una institución que a lo largo de la historia ha ido evolucionando, y para seguir estudiándola, se deben aplicar técnicas dinámicas, sin embargo y a pesar de todos esos cambios y ese dinamismo, su formación seguirá siendo la misma: padres e hijos, y es aquí donde los primeros deben tomar su rol protagónico y a través del ejemplo inculcarles a los segundos los valores elementales que ayudarán a formarlos como personas para enfrentar la vida. El rol de padre es tal vez el más difícil de todos, pero el llevarlo a cabo con calidad y eficiencia, no sólo le dejará innumerables satisfacciones personales, sino también estará generándole un gran valor a la sociedad.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba