Economía

La inexistencia de una oferta oficial de divisas empuja el tipo de cambio paralelo

La agudización de  la escasez de divisas oficiales, como consecuencia de la paralización de las mermadas subastas de dólares mediante el Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom), le ha dado un nuevo impulso al tipo de cambio paralelo, cuya cotización está a punto de alcanzar 30.000 bolívares por dólar.

La última subasta del mecanismo cambiario, la décima quinta, se llevó a cabo el pasado 1 de septiembre. En esa oportunidad el Comité de Subastas de Divisas del Banco Central de Venezuela (BCV) informó que el ente emisor adjudicó 22,7 millones de dólares con una tasa de cambio resultante de 3.345 bolívares por dólar para las personas jurídicas y de 11.401 bolívares en el caso de las personas naturales.

Posteriormente, el pasado 7 de septiembre, el presidente de la República, Nicolás Maduro, presentó ante la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente oficialista un bloque de  ocho leyes para la economía venezolana, ocasión en la que decretó un aumento de sueldo y anunció que Venezuela dejaría de usar como referencia el dólar, tras las sanciones económicas impuestas por el gobierno de EEUU, por lo que informó que el Ejecutivo crearía una canasta monetaria que incluiría euros, rupias, yuanes y hasta rublos.

Desde entonces, y tras la suspensión del Sistema Dicom, la liquidación de divisas al sector privado mediante los mecanismos oficiales se ha mantenido en cero.

El precio del tipo de cambio no oficial se ubicó este 2 de octubre en Bs 29.168,14, según la cuestionada página web Dolar Today, que calcula el precio de la cotización de la divisa de acuerdo con las operaciones en la frontera colombo venezolana, específicamente en Cúcuta.

De acuerdo con el economista y presidente de la Comisión Permanente de Finanzas de la Asamblea Nacional, José Guerra, el tipo de cambio paralelo no tiene techo en el actual momento, entre otras cosas, debido al aumento de la liquidez monetaria anual que cifra en 500%, como consecuencia de las políticas del BCV, y la falta de subastas mediante los mecanismo oficiales; una combinación perfecta para que el tipo de cambio paralelo se encamine, sin obstáculo alguno, a Bs 40.000 por dólar.

«¿Hasta cuánto puede llegar el dólar paralelo? Si el BCV sigue aumentando la liquidez a 500% anual y no hay subastas, el límite es el cielo», señaló Guerra en su cuenta de la red social Twitter.

Según las más recientes estadísticas de liquidez monetaria del BCV, el volumen de dinero circulante en bolívares en la semana del  22 de septiembre fue de 39,5 billones de bolívares, un incremento de 5,87% con respecto a la semana del 15 de septiembre, que fue de 37,3 billones de bolívares.

Los funcionarios del Ejecutivo que están en el círculo de poder correspondiente al área económica, como el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, y el ministro de Economía y Finanzas, Ramón Lobo, han señalado que trabajan en los ajustes necesarios para comenzar a subastar divisas distintas al dólar, -sin mayores precisiones al respecto- una medida que incluye la adecuación de la banca pública para que esté lista cuando el Gobierno anuncie el funcionamiento de la canasta monetaria, según indicó El Aissami recientemente.

Diversos analistas han señalado que la medida anunciada por Maduro es simplemente un recurso retórico y no constituye una acción que pueda ser realmente efectiva, pues al final todas las actividades económicas de grandes volúmenes, principalmente los costos y los pagos, giran en torno al dólar.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba