EconomíaEspecial País

Las medidas de Maduro que incidieron en la hiperinflación

El 2018 estuvo marcado por los comicios presidenciales del 20 de mayo y cientos de protestas cotidianas reclamando el funcionamiento de los servicios básicos y mejoras salariales, sin embargo, el Gobierno de Nicolás Maduro durante el primer semestre, no tomó ninguna decisión económica que apaciguara los problemas financieros de la nación.

Y es que la economía de Venezuela ha soportado años en caída libre y este 2018 no fue la excepción, pues las disposiciones políticas gubernamentales lejos de solventar la situación la han agravado.

En efecto, Maduro, presentó el 20 de agosto su Programa de Recuperación Económica, con el que, aseguró, atajaría el principal problema que es la hiperinflación.

Este nuevo programa de ajustes económicos arrancó en agosto con la instrumentación de una reconversión monetaria y las siguientes medidas:

El anuncio del aumento a precio internacional de gasolina (Que no se ha dado hasta ahora).

Un radical ajuste del salario mínimo (5.900%)

Elevación de los impuestos, incluyendo el IVA, que pasó de 12 a 16%.

La “flexibilización” en el control del mercado de divisas.

El anclaje, tanto de la actividad económica como del valor del bolívar soberano al Petro (la criptomoneda lanzada por el Gobierno en 2018).

No obstante, analistas financieros han advertido que dicho plan gubernamental carece de credibilidad, al considerar que el Ejecutivo ha enfrentado inminentes impagos de sus deudas, mientras que las reservas internacionales se hallan en su nivel más bajo en 15 años, 8.500 millones de dólares.

Mientras tanto, el Fondo Monetario Internacional inició pronosticando una inflación para 2018 de 13.000%, luego amplió la proyección a 14.000% en abril y al cierre de julio anunció que la espiral inflacionaria treparía a fin de año a 1.000.000%.

Segundo semestre

La economía durante el primer semestre fue compleja, en el segundo semestre lo fue aún más con la aplicación de una reconversión monetaria, la despenalización de los ilícitos cambiarios y un conjunto de medidas que no atacaron la hiperinflación.

Luego de 15 años de régimen cambiario, el gobierno procedió a efectuar una reforma que para nada significó el final del control de cambio porque el bolívar no se pudo convertir libremente a otras divisas como el dólar o el euro.

Economistas han señalado que el programa de recuperación económica no ha mejorado el contexto económico.

Nuevas medidas 

Posteriormente, y frente a las consecuencias negativas de las medidas de agosto, a finales de noviembre se tomaron nuevas medidas:

Nueva devaluación del tipo de cambio oficial (60%) al aumentar el precio del Petro a BsS 9.000.

Aumento adicional del salario mínimo (150%) de 1.800 a 4.500 bolívares soberanos.

Ajuste en los Bonos de protección social que “buscan” el incremento del ingreso familiar. De hecho, se anunció un bono navideño a través del Carnet de Patria de BsS 2000; el bono Niño Jesús de BsS 2000 y un mes adicional de aguinaldo para trabajadores del sector público y pensionados calculado con base a Petros.

Además se hizo una actualización de las misiones Hogares de la Patria: se agregan a hogares de un solo integrante. Se otorgarán entre BsS 600 a BsS 3.600. El parto humanizado: embarazadas y madres en procesos de lactancia recibirán BsS 2.400. Chamba juvenil: remunaración de BsS 1.125.Cultores populares tendrán una remuneración de BsS 4.050 y a los beneficiarios de la Misión José Gregorio Hernández les darán una remuneración de BsS 1800.

Cero resultados positivos

Para el diputado y presidente de la Comisión Permanente de Finanzas de la AN, Rafael Guzmán, los efectos de estas medidas, nuevamente, antes de afianzar la economía, han ahondado los desequilibrios y estropeado aún más las perspectivas.

Indicó que el deterioro de la actividad económica interna se revela a través de la caída de la producción petrolera y las mayores restricciones en la disponibilidad de divisas, las sanciones aplicadas por la comunidad internacional y las dificultades financieras y para el comercio externo derivadas del default en el servicio de la deuda.

«Esta es tu obra, Nicolás. Este es tu desastre», dijo el Legislador en alusión a Maduro y a su plan de «recuperación económica», puesto en marcha en agosto y que contempló la congelación de precios y un considerable aumento del salario mínimo.

El Poder Legislativo ha considerado las medias instrumentadas por Maduro como un «paquetazo» económico que «disparó la hiperinflación» en la que se encuentra el país desde octubre del año pasado.

«Estas no son medidas económicas, son medidas políticas (…), tiene que darse un cambio político para que nosotros podamos implementar medidas que le permitan a los venezolanos lo que tanto ansían: comer bien, vivir bien y dormir tranquilos», alertó Guzmán.

Maduro, por su parte, ha manifestado sentirse optimista con las medidas y prevé que en el mediano plazo el país irá «logrando los equilibrios» económicos.

El Ejecutivo dice que el programa de recuperación económica está «bien pensado» y enuncia «la madurez de la política económica. El plan ha demostrado ser un programa pertinente», dijo Maduro.

No obstante, los venezolanos han podido constatar que los productos cuyos precios fueron regulados desaparecieron de los anaqueles y la inflación se ha incrementado desde las medidas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba