Economía

Diezmo, más allá de dinero

Por Marian Pineda (*)

Cuando me preguntan sobre las mejores prácticas en finanzas personales, hablar del diezmo es uno de los temas que más me apasiona, pues desde que forma parte de mi vida, solo he recibido bendiciones y más bendiciones.
Sin intención de darle un enfoque religioso a este tema, les comento que decidí practicar el Diezmo, luego de darle una leída a “Principios Divinos para Ricas Bendiciones” de Carlos Oliveira, Fundador de MIRES.

Lo que más me impactó, fue entender que al no practicar el diezmo me estaba negando a prosperar y por si fuera poco le estaba robando a la providencia, que es quien pone a mi disposición todo lo que necesito a través de personas, clientes, proveedores, aliados y equipo de trabajo.

Al comprender todo eso hubo un período en que intentaba ser juiciosa con el tema de destinar el 10% de mis ingresos a algo, pero lo más complicado fue evitar darle otro destino a ese porcentaje. Frecuentemente me repetía con ese dinero puedo pagar el servicio de TV por cable, o si completo puedo pagar la mensualidad del colegio de mi hijo, en fin que la tarea se tornó difícil, podía satisfacer mis necesidades pero no estaba generando dinero para el disfrute e incluso cualquier imprevisto lograba sacarme de presupuesto.

Un buen día le pedí a Dios (mi ser supremo) que me ayudara con ese tema porque yo no quería seguir sintiendo que le estaba robando y que además quería generar ingresos no solo para satisfacer mis necesidades y las de mi familia sino poder contribuir con otras personas, fundaciones, amigos en situaciones difíciles y cualquier otra.

Desde ese momento ocurrieron cosas maravillosas, mi corazón se fue entrenando en generosidad, ya no me pesaba destinar el 10% de mis ingresos para algo, pues ese algo aparecía incluso antes de recibir el dinero, lo entregaba con inmenso amor y con la total confianza en que la providencia, en lo sucesivo estaría a cargo de mis deseos, pues en mi corazón ya estaba instalada la capacidad de generar alegrías en otras personas.

Hoy luego de casi 4 años practicando el Diezmo, solo les puedo decir mis queridos lectores, que disfruto un montón cuando doy donativos y quien firma las transferencias es LA PROVIDENCIA, cuando veo ojos brillar al recibir algo que su corazón pedía y que por arte de magia llegó a sus vidas, mirar las maravillas que hacen las fundaciones, con el dinero que Dios me ha entregado para que lo haga llegar al destino que él tenía previsto, en fin, me siento socia de Dios.

Lo más rico de éste recorrido ha sido entender que diezmo no es solo dinero, ya que puedes dedicar el 10% de tu tiempo diario a alguien, puedes regalar el 10% de la ropa que tienes en tu closet y ya no usas, puedes regalar el 10% de las galletas y/o dulces que tienes en casa para los hijos del personal de mantenimiento de tu condominio, en fin tienes muchas maneras de diezmar, hazlo y verás cómo tu vida empieza a cambiar.

(*) Marian Pineda Life Coach. Cuenta con 15 años de experiencia profesional, obtenida entre el ámbito comercial en Grupo BekeSantos Venezuela, Acontegroup, Desca y el mundo de la consultoría en firmas como Magna Consult y Delloite. Como Coach fomenta el desarrollo personal del talento humano, promoviendo indirectamente el crecimiento de las organizaciones. Apoya a gerentes y ejecutivos de diferentes empresas en Venezuela y fuera de ella, en la identificación de oportunidades de mejora en sus unidades de negocio. Correo [email protected] Twitter: @marpinedatlc Instagram: @coachmarianpineda Linkedin: https://www.linkedin.com/in/marian-k-pineda-m-b2180843/

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar