Economía

Las reservas son del pueblo …… Ché Guevara

La reiterada solicitud por parte del Presidente, convertida en presión política, además de ser absolutamente incomprensible por el grado de irresponsabilidad política que ella implica, constituye en los hechos una incitación a desconocer el estado de derecho, no solo por la defenestración explicita, en la solicitud del millardo, del Poder Monetario, sino por la intención de malversación de dinero privado que solo podría ocurrir por confiscación, por no haber mandato legal ni constitucional.

Técnicamente hablando, hablaríamos de una amenaza de confiscación del dinero de reserva que sostiene el poder de compra de los bolívares en los bolsillos, propiedad privada de cada cual, más allá de que la exigencia de transferir reservas al fisco tome la forma de una obligación financiera “normal”, para la cual no hay vehículo financiero/fiscal que la opere, ni basamento legal y constitucional que lo ampare, sin que se violente el estado de derecho y los derechos económicos de la gente. La solicitud del “millardo” de dólares es anticonstitucional e ilegal, solo un acto de irresponsabilidad política.

Es necesario que se haga comprender al Presidente y el coro en los foros legislativos y jurídicos, que las reservas internacionales no tienen carácter público, lo tendrían solo por confiscación, y son administradas por el Banco Central no por antojo del legislador, sino por consecuencia directa de que ellas constituyen el contrapeso de valor de los bolívares que emite el BCV.

En otras palabras, las reservas o liquidez internacional garantiza que los bolívares que se emiten en correspondencia, tendrán en ellas legalmente el contrapeso de valor; por ello el concepto de reserva es un estándar universal. En tal sentido, la ley garantiza que el BCV administre las reservas, en función de normas constitucionales, impidiendo que este financie obligaciones fiscales que por definición constituyen déficit fiscal.

La Constitución blinda así el dinero de reserva, contraparte del valor de la moneda de circulación legal en poder del público de la ingerencia política, que podría ocurrir violando el estado de derecho por ingerencia del gobierno, es decir fiscal, distinto técnicamente hablando al sentido de reserva monetaria administrada por el BCV.

La historia contemporánea solo conoce un caso de confiscación de las reservas y el ahorro del público, ocurrido en Cuba en 1962, cuando el Ché Guevara ejercía como Presidente del Banco Central de Cuba en un año de masivas estatizaciones de la propiedad privada de cubanos. Como las reservas ”son del pueblo”, el Ché Guevara, actuando como Presidente del Banco Central de Cuba, justificaba su confiscación, además del ahorro de los cubanos, en esos años de implantación del comunismo.

Por cierto que al Che Guevara le preguntaban en esos días las razones por las cuales había aceptado la Presidencia del Banco de Cuba, siendo médico; él había entendido que Castro solicitaba un comunista para presidir el Banco, en realidad, este había requerido un economista. Esa historia viene al caso no por la aparente confusión de Guevara, sino porque éste desde la Presidencia del Banco Central de Cuba confiscó el dinero primario,el ahorro de los cubanos y las reservas internacionales, propiedad de los cubanos dentro del proceso de masivas estatizaciones masiva a cabo en Cuba en 1962.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba