Economía

Los escenarios de la OPEP en su próxima cumbre

Una proyección negativa conservadora podría afectar la demanda mundial de crudo en hasta 200.000 b/d

La OPEP ya está preparada para celebrar su Reunión Ordinaria No. 161 el próximo 14 de junio de 2012 en Viena, Austria. En este contexto, la organización tiene previsto llevar a cabo su 5to Seminario Internacional durante los días 13 y 14 de junio, que en esta ocasión llevará por título » El Petróleo; Potenciando la Prosperidad y Apoyando la Sustentabilidad». Este seminario se lleva a cabo cada dos años y ya se ha convertido en uno de los eventos más importantes de la agenda energética internacional.

Algunos de los temas que acapararán la mayor atención de las autoridades energéticas reunidas durante este encuentro serán; los efectos de la prolongada crisis financiera por la que atraviesa Europa y las expectativas de recuperación económica de los Estados Unidos. Las crecientes incertidumbres respecto de la deuda y crisis bancaria en la zona euro y la desaceleración en el crecimiento económico en los Estados Unidos continúan elevando el riesgo de una contracción, o al menos de una desaceleración en la expansión de la producción global, así como en la demanda petrolera.

La OPEP está consciente de que la crisis financiera en la zona euro no desaparecerá rápidamente. Por estas razones, muchas de las autoridades del organismo se atreven a asignarle una alta probabilidad a otra recesión económica en los próximos dos años. A título de ejemplo podemos señalar que una proyección negativa conservadora podría afectar el crecimiento de la demanda mundial de petróleo en hasta 200.000 barriles por día durante el año 2012.

No obstante, una política de auxilios financieros más extendida por parte del gobierno federal de los Estados Unidos, junto con los positivos datos de empleos en ese país conocidos recientemente, podría sugerir que el mayor consumidor mundial de crudo evitaría un descenso muy profundo de la demanda mundial de petróleo.

La OPEP ha señalado en sus últimos reportes que la oferta de crudo de los países que no pertenecen al grupo será menor a la esperada en el año 2012, aunque el retroceso de la demanda se traduce en una mayor presión sobre la organización para compensar la pérdida de los suministros. En tal sentido, la OPEP bajó su pronóstico de crecimiento de la oferta de crudo de los países No OPEP a 140.000 barriles por día de 360.000 barriles, a causa de una menor producción principalmente en países como Canadá, el Reino Unido, Brasil y Azerbaiyán.

EL GRAN MOTOR Por otra parte la OPEP estima que la demanda petrolera de los países en desarrollo seguirá siendo el motor del crecimiento, aunque la organización entiende que la demanda petrolera de China y la India no seguirá siendo tan vigorosa dadas las políticas de sus respectivos gobiernos que buscan reducir el uso de combustible para transporte.

Vale la pena señalar que la cifra de crecimiento económico en China para el 2012 ha sido ajustada en 0,8 puntos porcentuales por debajo de la cifra de inicios de año, mientras que en la India se disminuyó de un crecimiento esperado de 7,5% a uno de 7%, 0,5 puntos porcentuales.

Las razones de estos ajustes se asocian a la disminución en las exportaciones, como consecuencia de la desaceleración de la demanda mundial, y los efectos de medidas de política económica menos expansivas dirigidas a aliviar las presiones fiscales.

Se estima que en el marco de esta reunión, la OPEP con el peso que dentro de ella representa la posición de Arabia Saudita,

acuerde mantener los actuales niveles de producción de sus países miembros. Recordando que la producción petrolera proveniente de los países que la conforman al cierre de Abril de 2012 se situó en 31,62 millones de barriles por día, la cifra más elevada desde el mes de octubre de 2008. Como ha sido tradicional, esta tesis será defendida por otros países como Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos.

Mientas tanto, observaremos que países como Venezuela, Irak y Nigeria plantearán la posición de que hay un exceso de suministro de petróleo en el mercado, generado a partir de toda la desestabilización en la región del Golfo Pérsico y el mundo árabe, lo cual hace que algunos países incrementen sus niveles de producción para paliar la situación, en virtud de lo cual solicitarán se cumplan de manera estricta los recortes de producción que ha establecido la propia organización y que se sitúan el nivel máximo en 30 millones de barriles diarios.

RECORTES Este grupo de países que incluso ha mencionado la posibilidad de instrumentar nuevos recortes, se opone al incremento de la producción por cuanto perciben como un riesgo para la estabilidad del mercado petrolero las crisis de la zona euro y de Estados Unidos, ya que consideran, pudiera provocar una destrucción en la demanda, esto aunado al tema de las situaciones geopolíticas por las que atraviesa el Medio Oriente.

Aun cuando el precio de la cesta OPEP ha descendido en las últimas semanas en más de US $ 10 dólares para ubicarse alrededor de los US $ 105 por barril, la mayoría de los miembros de la organización no observan esto como una tendencia permanente. Por el contrario, representantes de la OPEP en declaraciones recientes consideran que los precios tenderán a estabilizarse por encima de los US $ 110 por barril una vez se inicie la temporada de invierno en el hemisferio occidental y se vayan disipando las incertidumbre que ha causado la crisis financiera en algunos países de Europa.

Otro tema que sin duda estará presente en las agendas bilaterales de las autoridades energéticas mundiales que asistirán tanto a la 161 reunión ordinaria de la OPEP como al 5to Seminario Internacional, será el caso de Irán. Dentro de la OPEP, así como en el resto del mundo, se observa con preocupación la posición contumaz del gobierno iraní al negarse constantemente a ponerle punto final a su programa de enriquecimiento de uranio que coloca a la nación persa cada vez más cerca de desarrollar armas nucleares que comprometerían la seguridad mundial.

No cabe duda de que en el seno de la OPEP, de desatarse un conflicto bélico en el Medio Oriente, la mayoría de los países de la región que en buena medida contribuyen con la estabilidad del mercado petrolero internacional se verían positivamente afectados.

Por otra parte la economía mundial tendría un efecto negativo por un alza de los precios del petróleo como consecuencia de la interrupción de suministros provenientes de la región.

Un tema que, aun cuando no ha tenido mucha difusión en los diferentes medios de comunicación, es de vital importancia para la organización, lo constituye la designación de su nuevo Secretario General.

En este sentido, el principal exportador mundial de petróleo, Arabia Saudita, ha postulado a su candidato para el secretariado general de la OPEP a su actual gobernador Majid Al-Moneef, en una medida que podría resucitar una disputa entre los países árabes del Golfo Pérsico e Irán por su influencia en el grupo.

El actual secretario general de la OPEP, Abdullah Salem El-Badri de nacionalidad libia, completará su segundo y último mandato de tres años al final del 2012. El bloque buscará elegir un reemplazo, que comenzará sus funciones en el 2013, en su próxima reunión en junio.

Como es conocido, el Secretario General es el principal representante de la organización de 12 miembros en el escenario global, coordina la formulación de la política de producción del grupo y está a cargo del secretariado de la OPEP en la ciudad de Viena.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba