Economía

Los retos del sindicalismo petrolero

Menudo desafío tiene la actual generación de sindicalistas petroleros ante el asalto cometido contra el comisariato, el secuestro del empleo petrolero y la disolución de los sindicatos del sector con el contrabando de la unificación, bajo el manto de la negociación colectiva recién aprobada. La Nueva PDVSA ha enseñado los dientes y sus pretensiones futuras de desmantelar el Contrato colectivo Petrolero.

Más allá de cualquier militancia política oficialista u opositora, el verdadero sindicalista debe privilegiar los derechos de los trabajadores y de su instrumento de lucha laboral, el sindicato; por encima del condicionamiento a una empresa, a un gobierno, a un partido o a un Presidente de la República de la tolda que sea.

Los lineamientos de la Nueva PDVSA son muy claros: Se deben reducir los costos operativos de las empresas contratistas y de la propia casa matriz por una parte y por otra privilegiar la política social. El informe presentado recientemente por el general Prieto no deja dudas cuando denuncia ante el Presidente Chávez, que en la industria petrolera se gasta mas en nómina de personal, que en las partidas sociales necesarias para el proceso revolucionario.

¿Quien termina pagando las consecuencias de estas políticas? . Comienzan por rebanar las conquistas laborales logradas tras décadas de luchas, donde generaciones de dirigentes sindicales de verdad y trabajadores se jugaron la vida por obtener mejores niveles de vida mas allá de la familia petrolera y su entorno. Ante este cuadro desolador y entreguista de hoy, creo que la actitud de un Néstor Luis Cumare del SUOEP Bachaquero, del profesor César Martínez del STPL, de Manuel Taborda y otros tantos hubiera sido radicalmente diferente.

Por ello la nueva generación de sindicalistas petroleros tiene una gran responsabilidad ante la infamia cometida por quienes en nombre de una coalición o cogollo sindical integrada por representantes de: FEDEPETROL, FETRAHIDROCARBUROS y SINUTRAPETROL firmaran una aberración de contrato colectivo.

El cual abre las puertas para el desmantelamiento del régimen de campamento petrolero. Hoy comenzaron por el Comisariato, luego vendrá SICOPROSA, el servicio de atención médica y clínicas; luego excluirán a los trabajadores de contratistas del contrato colectivo petrolero, por cierto viejo sueño de la cámara petrolera venezolana; mas tarde las escuelas de los hijos de los trabajadores y rematarán la ansiada proeza de otrora, añorada por las transnacionales y por las anteriores gestiones de la casa matrìz de integrar los campamentos al régimen de ciudad .

En resumen, de seguir así terminaremos sin contratos colectivos y por supuesto sin sindicatos libres y democráticos .

Froilán Barrios Nieves
Secretario Ejecutivo de la CTV
Maracaibo, 14-02-05
C.I. 4195012

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar