Economía

Los Reyes Magos llegaron

Se aproximan las Navidades y con ellas los Reyes Magos que llegarán de Medio Oriente. En América latina es bien posible que hayan apresurado el paso y se hayan adelantado a las fechas. En diciembre del 2010, Brasil ha visto así cómo unos nueve inversores, tres de ellos siendo fondos soberanos, han invertido más de 1,8 mil millones de dólares en el banco BTG Pactual. Esta operación, la lideraron tres fondos soberanos, uno de China (CIC), otro de Singapur (GIC) y el tercero de los Emiratos (ADIC), de Medio Oriente precisamente. Cada uno ha invertido entre 200 y 300 millones de dólares, realizando así la mayor operación de inversión hasta la fecha por parte de fondos de este tipo en América latina.

En el pasado este fondos soberanos han volcado más de 100 mil millones en las instituciones financieras de los países OCDE, algunos de ellos acumulando pérdidas astronómicas. Estos inversores están ahora repensando drásticamente sus estrategias de inversiones y apostando por los mercados emergentes. De ahí el apetito por invertir en América latina y en Brasil en particular. La operación anterior no es la más llamativa ni la más amplia realizada hasta la fecha: un par de meses antes, Qatar Holding, otro fondo soberano de la región de los Reyes Magos, invertía más de 2,7 mil millones de dólares en el Banco Santander Brasil, haciéndose así con el 5% de la filial brasileña del banco.

En 2010, el fondo de private equity South Cross, cerró el mayor vehículo de inversión de este tipo por cerca de 1,7 mil millones de dólares, en parte gracias al apoyo de fondos de pensiones locales pero también y sobre todo de fondos soberanos, entre otros fondos de Medio Oriente. Así Abu Dhabi Investment Authority (ADIA), uno de los mayores fondos soberanos del mundo, ubicado en los Emiratos, ya invierte en América latina a traves de empresas como Southern Cross. En 2009, prueba del apetito por parte de los inversores de Medio Oriente, una delegación de Abu Dhabi visitó nada más que 14 países en el hemisferio occidental. Poco después, en enero de 2010, el emir de Qatar, el jeque Hamad Al-Thani, visitó por su parte Argentina, Brasil y Venezuela.

Cuando el gigante brasileño Petrobras realizó su emisión récord por casi 70 mil millones de dólares, en la segunda mitad del 2010, también participaron varios fondos soberanos árbaes y asiáticos. Al mismo tiempo, en octubre del 2010, otra multinacional brasileña, la firma brasileña de ingeniería Odebrecht, recibió una inversión de 400 millones de dólares del inversor estatal Temasek, uno de los dos grandes fondos soberanos de Singapur.

En América latina, Chile, Brasil y Trinidad y Tobago ya poseen sus propios fondos soberanos. Por su parte Colombia y Perú estudian dotarse de instituciones similares. Más allá de las estrategias financieras, en muchos de los casos estos fondos operan con objetivos industriales y de desarrollo. En el caso de Temasek de Singapur o de Mubadala de los Emiratos, por ejemplo, ambos han contribuido y están contribuyendo en levantar industrias potentes, buscando diversificar las bases exportadoras de estos países. Estos podrían bien ser una fuente de inspiración para los países latino-mericanos.

En diciembre el Ministro de Finanzas de Perú anunció que el país podría estar considerando establecer un fondo de este tipo antes del final del mandato de Alan García a mediados del 2011. Con cerca de 45 mil millones de reservas y un tsunami de inversiones en materias primas por llegar al país – más de 40 mil millones de dólares planeados entran en los sectores de materias primas de aquí a mediados de la presente década -, el país dispone de varios modelos hacia dónde mirar, empezando por el vecino, Chile que se dotó con éxito de fondos de estabilización, o más allá hacia Malasia y Singapur o los Emiratos, dónde los fondos también desempeñan labores de diversificación productiva.

Cualquiera que sea las opciones por las cuales se descarten Colombia y Perú, ambos estárían participando en una tendencia global: existen actualmente unos 50 fondos soberanos en el mundo y cerca de 15 países más que estudian crear más instituciones de capital de largo plazo para financiar su estabilización o su desarrollo. Los Reyes Magos suelen venir de Oriente y parece ser que lo están haciendo de nuevo en América latina. Sin embargo depender de estos Reyes es siempre una estrategia arriesgada: mucho mejor cuando uno puede ser su propio Rey Midas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba