Economía

Maduro da plazo de 60 días para regularización de distribución de diésel al sector agroalimentario

Tareck el Aissami y Wilmar Castro Soteldo deberán replantear la distribución de diésel al más afectado desde que se evidenció la escasez de combustible

El vicepresidente de Economía y el ministro de Producción Agrícola y Tierras de la administración de Nicolás Maduro, recibieron una orden estricta con la obligación de regularizar la distribución de diésel para los productores agropecuarios.

“En 72 horas quiero ver el mapa de abastecimiento a los productores, no hay excusa”

Nicolás Maduro

Tareck el Aissami y Wilmar Castro Soteldo deberán replantear la distribución de diésel a un sector que ha sido el más afectado desde que se evidenció la escasez de combustible.

“Debe resolverse el problema del diésel. Encargo a Tareck el Aissami y a Wilmar Castro Soteldo para que se encarguen y regularicen. Saben bien que a Venezuela se le persigue. Nos han robado barcos de diésel que compramos para complementar la producción”, expresó Maduro en una alocución.

“Les propongo un plan de 60 días de distribución de diésel en el sector agroalimentario, hay que atender de manera especial y seguir avanzando hacia una agroeconomía poderosa”, agregó.

Sin excusas para regularizar la distribución nacional de diésel, Maduro afirmó que han venido recuperando las refinerías.

“Nosotros hemos venido recuperando a la chita callada las refinerías, y ya están en un alto nivel de recuperación, por eso creo que ha llegado el momento de regularizar el tema del diésel con los productores agropecuarios”, expresó.

Maduro acepta ayuda humanitaria de la ONU

Nicolás Maduro monopoliza desde 2015 la distribución de comida subsidiada a través de importaciones que surten los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Esta comida subsidiada es cargada con paquetes de harina, pasta y arroz y están bajo el control de militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

El programa ha sido señalado por presunta corrupción, distribuir alimentos de baja calidad y de ser usado por el régimen como un instrumento de control político.

Ante la grave situación de desnutrición infantil en Venezuela, el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el brazo de Naciones Unidas para combatir el hambre, iniciará finalmente operaciones en el país.

El acuerdo llega luego de un año de negociaciones y en el peor momento de la crisis humanitaria y la pandemia, cuando un tercio de la población (9,3 millones de venezolanos), atraviesa una situación de inseguridad alimentaria.

El programa se enfocará en las escuelas y atenderá inicialmente a 185.000 niños.

El director ejecutivo del PMA, David Beasley, llegó a Venezuela el domingo y se reunió con el mandatario Nicolás Maduro y líderes de la oposición como Juan Guaidó.

Según datos de la propia organización, 30% de los niños menores de 5 años, un 6,3% está desnutrido y un 13,4% por debajo de su talla.

Solo 8% de los hogares venezolanos puede pagar sus gastos, incluida la alimentación.

La situación empeoró con la pandemia, pues en los primeros tres meses de la llegada del coronavirus, de abril a julio de 2020, los niveles de desnutrición aguda aumentaron 73% en menores de 5 años, según Caritas Venezuela.

El compromiso del PMA es proporcionar comidas nutritivas, particularmente en las escuelas de educación preescolar y especial, así como invertir en la rehabilitación de los comedores escolares.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba