Economía

Maduro sortea sanciones moviendo dinero a través del Banco de España

Las sanciones de Estados Unidos han llevado a grandes instituciones financieras a evitar cualquier trato real o percibido con el gobierno socialista

El Gobierno de Venezuela ha encontrado un aliado en el Banco Central de España en momentos en los que un número creciente de bancos en todo el mundo se niega a mover dinero en nombre del gobernante Nicolás Maduro, según informa la agencia estadounidense Bloomberg.

El Banco Central de Venezuela (BCV) depende cada vez más de su contraparte española para transferir y recibir fondos en el extranjero en un contexto en que las sanciones de Estados Unidos han llevado a grandes bancos e instituciones financieras a evitar cualquier trato real o percibido con el gobierno socialista venezolano.

De acuerdo con Bloomberg, los funcionarios del BCV han indicado a los contratistas que pasar por el Banco de España es una opción para hacer y recibir pagos fuera del país, y advirtieron que aún puede tomar al menos un mes para liquidar las transacciones debido al alto nivel de escrutinio sobre las mismas, dijo una de las fuentes.

El gobierno español ha mantenido hábilmente las relaciones tanto con Maduro como con el presidente interino Juan Guaidó. Mientras que un importante aliado de Guaidó, Leopoldo López, ha estado viviendo en la residencia oficial del embajador español en Caracas durante varios meses, España aún mantiene relaciones con Maduro y sus aliados.

Lea también: Banco de Turquía cesa operaciones con el BCV debido a sanciones de EEUU

La ayuda del Banco de España llega en un momento crítico para la asediada administración de Maduro después de que el banco estatal Ziraat, el mayor banco de Turquía por activos, dejó de ofrecer sus servicios para mover dinero. El sistema financiero de los Estados Unidos no está al alcance de Maduro y los proveedores a veces tienen que esperar semanas para encontrar una cuenta que funcione para hacer pagos al gobierno. A menudo terminan confiando en instituciones financieras remotas desde Europa del Este hasta Asia.

Ampliación de sanciones

Desde que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, asumió el cargo hace tres años, ha impuesto sanciones a más de 100 personas y entidades venezolanas, incluido el BCV, para aumentar la presión sobre Maduro con la esperanza de un cambio de régimen.

Como consecuencia del alto escrutinio, y el acceso muy limitado a dólares, el Banco Central está realizando más transacciones en euros, a veces ofreciendo a los clientes locales acceso a euros en efectivo. Ese cambio haría del Banco de España una opción atractiva sobre otros bancos fuera de la eurozona.

La disposición del Banco de España para mover el dinero de Venezuela es legal dentro del sistema de corresponsalía bancaria, en el que países, empresas y consumidores envían billones de dólares en pagos en todo el mundo. En algunos casos, los bancos corresponsales aumentan el escrutinio cuando tratan con países bajo sanciones financieras o señalados como riesgos de lavado de dinero.

Las sanciones impuestas contra Venezuela por la Unión Europea, de la que España forma parte, incluyen un embargo a la venta de armas, así como una prohibición de viajar y congelamiento de activos para 18 funcionarios considerados responsables de violaciones de derechos humanos.

Dentro de Europa, España recibe el mayor número de inmigrantes venezolanos que huyen de la crisis del país. Si bien la nación europea reconoce a Guaidó como el líder legítimo del país, todavía alberga al embajador designado por Maduro en Madrid, así como a un representante elegido por la oposición.

Lea también: Española Repsol aumenta las importaciones de crudo venezolano

A pesar de que Repsol, la compañía petrolera más grande de España, dejó de enviar gasolina a Venezuela en marzo, todavía suministra diesel con bajo contenido de azufre a cambio de petróleo venezolano.

Para protegerse de los efectos de las sanciones, el gobierno de Venezuela ha estado considerando la posibilidad de cambiar a un sistema de mensajería de pagos internacionales operado por Rusia como una alternativa al sistema SWIFT que utilizan la mayoría de las instituciones financieras.

Fuente
Bloomberg

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba