Economía

MERCOSUR: Ancla de la Integración Latinoamericana

MERCOSUR conectó un cuadrangular político al incorporar a México y Venezuela como miembros asociados en la Cumbre de Buenos Aires, en medio de las tensiones comerciales que han sufrido sus dos principales socios –Brasil y Argentina- en años recientes. Jugada bien montada a sabiendas de que México no lo será de pleno derecho hasta que concluya un acuerdo de libre comercio con MERCOSUR y Venezuela ya lo era virtualmente por la conclusión en diciembre del acuerdo de libre comercio con la Comunidad Andina.

Los diversos y dispersos procesos de integración latinoamericanos han sufrido retrocesos en el último lustro por el efecto combinado de la caída de los precios de las materias primas, las crisis económico-financieras de Asia, Rusia, Brasil y Argentina, las catástrofes naturales y la resistencia de los países industrializados a permitir el acceso a mercados de los productos agrícolas latinoamericanos, reducir los subsidios agrícolas y desmontar los insufribles regímenes anti-dumping, convertidos en verdaderas barreras para-arancelarias infranqueables en Norteamérica y Europa.

Para muestra un botón: la Ronda de Doha de la OMC se prolonga y las negociaciones bilaterales o birregionales entre Estados Unidos y América Latina o entre la Unión Europea y América Latina tienden a retroalimentarse en función de la dinámica política de los dos grandes bloques industrializados, cuya apertura de sus mercados es indispensable para el desarrollo económico de América Latina y para la estabilidad política y la cohesión social de sus sociedades, asediadas por la pobreza, la exclusión social y la desinsitucionalización.

Por qué México, que ya disputa a Brasil la condición de primera economía latinoamericana, busca un tratado de libre comercio con MERCOSUR cuando ya cuenta con iguales acuerdos con Estados Unidos y Canadá y con la Unión Europea? La respuesta es corta: Asia, China y la India. Asia ha pasado a representar el 18% del comercio mundial (US$ 14,5 billones, 2003), superando a Estados Unidos con 14% y a la Unión Europea con 15%. China sola ha duplicado desde 1998 su participación en el comercio mundial (6%), superando a toda América Latina y el Caribe (4,8%), cuyo comercio total alcanzó $ 708 millardos en 2003!

Por qué el MERCOSUR –el cuarto bloque comercial del mundo con un PIB de $ 1 billón- retrasa el ALCA, parece acercarse a Europa y negocia acuerdos de libre comercio con China y la India? La respuesta corta es la misma. Las exportaciones totales de Brasil aumentaron más de 21% en 2003, las de Argentina más de 14%, las de Chile 14%, las de Paraguay 30% y las de Uruguay más de 11%. Los mercados asiáticos están absorbiendo nuevas exportaciones de MERCOSUR.

El comercio mundial muestra tres claras tendencias: el estancamiento de las negociaciones multilaterales en el seno de la OMC, la preeminencia de los mega-bloques comerciales y la penetración imparable del Asia, particularmente de China y la India. Tienen vida en tales condiciones mini-bloques como la Comunidad Andina y Centroamérica o éstos se deben anclar a otros mega-bloques comerciales? Busca MERCOSUR convertirse por si solo en el núcleo de la unidad latinoamericana, por lo menos en materia de integración? Debe dársele a este hecho la significación política que podría tener si evoluciona auténticamente hacia nuevas formas de integración como la Unión Europea, o se trata simplemente de acomodos más o menos positivos de carácter meramente comercial?

Y dónde están los intereses estratégicos y económicos de Venezuela? Estados Unidos es nuestro primer socio comercial –particularmente por la significación del petróleo-, y la Unión Europea nuestro primer inversionista extranjero. Colombia y Brasil son nuestros siguientes socios comerciales, aunque la UE es el segundo como bloque. Conviene más a Venezuela el eje MERCOSUR que el eje Washington o Bruselas?

Creemos que una ponderación equilibrada de nuestros intereses de desarrollo sustentable y potencialidades económicos y comerciales debe llevarnos a establecer una clara hoja de ruta para estimular la creación de empleo y riqueza mediante exportaciones crecientes y competitivas a estos tres grandes mercados, e importar bienes, servicios y capitales de aquellos bloques y países de mayor desarrollo tecnológico. Los acuerdos de libre comercio no sólo estimulan los flujos comerciales al facilitar una asignación más eficiente de los recursos de cada economía, sino que promueven la inversión directa, elementos clave del crecimiento y del desarrollo.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar