Economía

Mi derecho a techo

Uno de los peores dramas que sufren los venezolanos es la vivienda, la posibilidad de tener un techo propio con las condiciones necesarias para vivir dignamente.

Actualmente, el déficit total de vivienda es de unas 2 millones de unidades y cada año se forman unas 100 mil familias nuevas.

Tal como lo reconoció el Gobierno hace unos meses, esto quiere decir que en el país tienen que construirse unas 300 mil viviendas cada año para que en los próximos 10 años se pudiera cubrir el déficit habitacional.

Según cifras oficiales, entre 1999 y 2008 el promedio de construcción de viviendas por parte del Gobierno fue algo menos de 29 mil viviendas por año, y en el 2009, luego que prometieron construir 150 mil, lo finalmente entregado solo alcanzo a unas 30 mil viviendas. De nuevo, una burla a un Pueblo esperanzado que sueña con tener su vivienda propia

Esta situación sin duda se agravara con la insistencia del Presidente en acabar con el derecho que tenemos todos los venezolanos a ser propietarios de una vivienda. Hace unos meses, cuando se entregaban unos apartamentos en Ciudad Caribia, el Presidente dijo muy claro que esas viviendas entregadas no se podían vender. ¿Y entonces como es eso? ¿Como se entiende una propiedad que no se puede vender? Es muy claro, para el Presidente no existe el concepto de propiedad privada.

Estamos convencidos que esta amenaza permanente al derecho a la propiedad privada impide que pueda reactivarse la construcción de viviendas. Por eso insistimos en la necesidad de un plan agresivo de titularización de tierras urbanas y viviendas en los sectores populares que le daría un dinamismo extraordinario a Venezuela.

Hay soluciones a este problema, trabajando juntos gobierno y sector privado:

Nuestra propuesta “Vivienda para Todos”, contempla el otorgamiento de subsidios directos a las familias mas humildes que sean combinados con créditos financieros a largo plazo, con tasas de interés preferenciales y de acuerdo a la capacidad de cada familia, que permita asegurar la inicial de la vivienda, y la familia pueda dignamente terminar de pagarla en 20, 25 o 30 años.

Este ha sido un programa exitoso en Chile, Brasil, Colombia, México. Solo como referencia, en México se están construyendo un millón de viviendas por año, un país que tiene unas 4 veces nuestra población

Pero esto requiere que los venezolanos sean verdaderos dueños de sus viviendas y de las tierras donde están construidas.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba