Economía

No es un subsidio a la cabilla, están regalando nuestro trabajo

No es un subsidio, están regalando nuestro trabajo. 

Un subsidio es la diferencia entre el precio real de un bien o servicio y el precio real cobrado al consumidor de estos bienes o servicios.

Existen diversos tipos de subsidio: Subsidios a la oferta (otorgados a los productores de bienes y servicios) Y Subsidios a la demanda , que reducen  lo que paga el usuario, por debajo del costo del bien o servicio. En el  Subsidio directo: El Gobierno paga directamente una parte del servicio a algunos consumidores. En el mejor de los casos este subsidio debe aparecer dentro de la factura como una rebaja al precio normal, señalando quien lo paga y cual es la base del cálculo.

Esta explicación la damos porque el Ministro Khan dijo recientemente que los precios de las cabillas están subsidiados.  El ministro para Industrias Básicas y Minería, José Khan, indicó que en Venezuela el precio de cada tonelada de cabilla está establecido en 437 dólares, mientras que en Brasil se expende en 1.475 dólares, en Argentina, en 1.075 dólares, y en Chile y México se vende a 950 y 850 dólares, respectivamente.

De acuerdo a la apreciación conceptual, el gobierno nacional no cancela la diferencia que corresponde por el precio de la cabilla. Por lo tanto no es subsidio lo que se está haciendo, sino regalando el sudor de los trabajadores para que agentes inescrupulosos del mismo gobierno se beneficien. En los Trenes de Barras y Alambrón de SIDOR  se necesita de ese dinero para invertirlo en los equipos, allí se esta trabajando haciendo de tripas corazón, por lo que tiene que hacer acopio del ingenio y la creatividad para  improvisar repuestos y recuperar algunos que ya han sido desechados.

De nada valdrán los GPS ni los operativos con las fuerzas armadas, porque está demostrado que mientras mas controles existan, mientras mas requisitos y trabas coloquen hay más propensión a la corrupción y a los mercados negros. 

La salida a esta situación de desabastecimiento es invertir y adecuar tecnológicamente el parque industrial en el país, es crear empresas que fabriquen productos acabados a partir de nuestras riquezas naturales y fortalecer al sector privado diversificando y democratizando el capital.

Lamentablemente ese no es el esquema del socialismo del siglo XXI, por lo que los venezolanos tomaremos una decisión política para cambiar de  rumbo el 2012 impulsando un cambio definitivo de Gobierno. 

.- Coordinador de UNIDAD MATANCERA en SIDOR

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba