Economía

No hubo unificación cambiaria

Luego de varios días de espera, el alto gobierno definió su política cambiaria que no es más que una ratificación del cambio dual. Son dos tasas: la protegida, expresada en el Dipro, que se inicia con Bs. 10 por dólar; y la liberada, que sustituirá a la del Simadi, y que arrancará en Bs. 200, bajo la denominación de Dicom.

El vicepresidente de Economía Productiva de la República, Miguel Pérez Abad, anunció que el tipo de cambio protegido (Dipro) abarcará importaciones de medicinas, alimentos y materias primas, además de pago de remesas a jubilados y a estudiantes en el exterior.

El Dicom será una tasa flotante que arrancará con Bs. 200 por dólar y subirá progresivamente hasta llegar y, eventualmente, superar a la tasa del Sistema Marginal de Administración de Divisas (Simadi), que cerró el martes a Bs. 206 por dólar.

Es de destacar que este «ajuste cambiario» de la tasa de viajeros representa un alza en la cotización de este tipo de cambio de 1.400 por ciento

Un inicio en Bs. 206 por dólar representa una devaluación inicial para la tasa usada por los viajeros de 1.425,92%, ya que la vigente, hasta ahora, era de Bs 13,80. A todas luces, esta es una medida fiscal. El gobierno recibirá más bolívares por cada dólar que venda, a 200 por cada divisa americana.

Se «salvaron» los viajeros que están fuera del país con sus cupos autorizados y a los que aprobaron hasta ayer, 8 de marzo.

El ministro Pérez Abad destacó que el país está en emergencia económica. «No tenemos problemas de solvencia sino de flujo de caja, que nos obliga a recrear la forma en cómo se maneja la economía nacional”, indicó.

Expresó también que el tipo de cambio flotante ayudará a recuperar el equilibrio de la economía. “Esta es la mejor oportunidad que tienen los empresarios para invertir. Hay una expansión del mercado interno que solo puede cubrirse por productores nacionales”, sostuvo.

Asimismo, indicó que este nuevo sistema de cambio no es un engranaje suelto en la economía venezolana, sino un componente de un plan económico articulado.

Explicó que este plan está integrado por el sistema de protección social, que incluye el plan 50 (rubros especiales a ser garantizados por el Estado), sistemas de subsidios directos (tarjeta de protección de los hogares de la patria de Bs 14.500) y la reestructuración de la Misión Alimentación.

La agenda también incluye el plan de divisas, que consiste en incrementar la eficiencia en la administración de divisas, priorizar recursos a sectores esenciales (farmacéuticos y alimentos), y potenciar el consumo interno de producción nacional.

Estos anuncios están bajo una enorme incertidumbre. Los actores económicos esperaban un mercado más abierto y dinámico que permitiera la compra y venta de dólares en un esquema libre, como el mercado del «dólar permuta» que se manejó con fluidez en el país hasta 2010.

Ahora, surgen las dudas. Nadie sabe cómo se alimentará el Dicom (el de los dólares «protegidos»), pues los menguados recursos que ingresan a la nación, por concepto de la venta de los precios del crudo, apenas alcanzan para cubrir al mercado, .

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar