Economía

OFAC impone nuevas sanciones a hermanos Saab y 16 empresas vinculadas a Venezuela

Los activos y cuentas de todos los individuos y empresas fueron bloqueados y los ciudadanos estadounidenses tiene prohibido cualquier transacción comercial con ellos

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, impuso nuevas sanciones este martes a tres personas y 16 empresas relacionadas con los empresarios Alex Saab y Álvaro Pulido, acusados de una trama de corrupción a través del sistema de distribución de alimentos CLAP, promovido por el Gobierno de Nicolás Maduro.

«La OFAC sancionó hoy a tres personas y 16 entidades por sus conexiones con Alex Nain Saab Morán y su socio Álvaro Enrique Pulido Vargas, quienes han permitido que el expresidente Nicolás Maduro y su régimen ilegítimo se beneficien corruptamente de las importaciones de ayuda alimentaria y distribución en Venezuela», dice el comunicado del Departamento del Tesoro.

Los sometidos a sanciones son dos hermanos de Saab, Amir Luis Saab Morán y Luis Alberto Saab Morán, así como un hijo de Pulido, David Enrique Rubio González.

«Las 16 entidades designadas hoy son propiedad o están bajo control de los individuos arriba mencionados o del propio Alex Saab», agrega el texto.

Las 16 empresas sancionadas son Fundaciónn Venedig (Panamá), Inversiones Rodime S.A. (Panama), Saafartex Zona Franca SAS (Colombia), Venedig Capital S.A.S. (Colombia), AGRO XPO S.A.S. (Colombia), Alamo Trading S.A. (Colombia), Antiqua Del Caribe S.A.S. (Colombia), Avanti Global Group S.A.S. (Colombia), Global Energy Company S.A.S. (Colombia), Gruppo Domano S.R.L. (Italy), Manara S.A.S. (Colombia), Techno Energy, S.A. (Panama) Corporacion ACS Trading S.A.S. (Colombia), Dimaco Technology, S.A. (Panama), Global De Textiles Andino S.A.S. (Colombia) y Saab Certain & Compania S. En C. (Colombia).

Te puede interesar: EEUU sancionó a hijastros de Maduro por corrupción en distribución de los CLAP

«Como resultado de estas acciones, todos los bienes e intereses en la propiedad de las personas y entidades designadas hoy, y de cualquier entidad que sea propiedad, directa o indirectamente, del 50 por ciento o más de esas personas o entidades, que se encuentran en los Estados Unidos o en posesión o control de personas estadounidenses están bloqueados y deben ser reportadas a la OFAC. Las regulaciones de la OFAC generalmente prohíben todos los tratos por parte de personas estadounidenses o dentro (o en tránsito) de los Estados Unidos que involucren cualquier propiedad de personas bloqueadas o designadas», reza el documento.

Saab y Pulido fueron acusados en julio por el Departamento de Justicia estadounidense de «dirigir una red de corrupción a gran escala» vinculada con el programa social de alimentos a bajo costo CLAP (Comités Locales de Abastecimiento y Producción). En esa misma ocasión se emitieron imputaciones a un total de 10 personas, entre ellas los hijos de la esposa de Maduro, Cilia Flores.

Los activos y cuentas de todos los individuos y empresas fueron bloqueados y los ciudadanos estadounidenses tiene prohibido cualquier transacción comercial con ellos.

Los parientes de Saab y Pulido están acusados de ser «responsables o cómplices, de haberse involucrado de forma directa o indirecta en transacciones engañosas o corruptas con el Gobierno de Venezuela o en proyectos o programas administrados por el mismo», dice el comunicado expedido por el Departamento del Tesoro.

«Esta acción aumenta la presión sobre Alex Saab y su red, que se han beneficiado del hambre del pueblo venezolano y facilitan la corrupción sistémica en Venezuela», dijo el secretario del Tesoro Steven Mnuchin en el comunicado.

Saab, de 47 años, y Pulido, de 55, también fueron acusados en julio de lavar dinero de sobornos con el fin de aprovechar el tipo de cambio controlado por el Gobierno de Venezuela.

«La acusación formal alega que a partir de noviembre de 2011 y aproximadamente hasta septiembre de 2015, Saab y Pulido conspiraron con otros para lavar el producto de un esquema de soborno ilegal de cuentas bancarias ubicadas en Venezuela desde y a través de cuentas bancarias en Estados Unidos», informó el Departamento de Justicia en julio.

Según la acusación, los empresarios obtuvieron un contrato con el Gobierno venezolano en noviembre de 2011 para construir viviendas de planes sociales.

Los acusados y sus cómplices supuestamente aprovecharon el tipo de cambio controlado por el Gobierno, según el cual se podían obtener dólares estadounidenses a un tipo de cambio favorable, mediante la presentación de documentos de importación falsos y fraudulentos para bienes y materiales que nunca se importaron al país y sobornando funcionarios del Gobierno Maduro para que aprobaran esos documentos. La fiscalía de EE.UU. alegó que esa actividad violó la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero e implicó delitos de soborno contra Venezuela.

Como resultado del plan, Saab y Pulido transfirieron aproximadamente 350 millones de dólares de Venezuela, a través de Estados Unidos, a cuentas en el extranjero que poseían o controlaban, según la acusación.

Desde el año 2017, Washington ha sancionado a más de 200 funcionarios venezolanos entre los que se encuentran militares, magistrados, rectores del Consejo Nacional Electoral, ministros, diputados y constituyentes.

En lo que va de 2019, el Gobierno estadounidense ha aplicado casi una decena de sanciones contra instituciones e individuos con el objetivo de presionar a su Gobierno y provocar la salida de Nicolás Maduro.

Lea también: Transparencia Venezuela: Retrasos, discriminación y amenazas marcan pauta en los CLAP

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar