Economía

OIT: Unos 436 millones de empresas en el mundo corren riesgo de cerrar

Prevé que en el actual segundo semestre se pierdan un 10,5 por ciento de las horas de trabajo en el planeta

Más de 436 millones de empresas en el planeta afrontan un grave riesgo de interrumpir su actividad debido a la crisis generada por la covid-19, advirtió la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que insta a adoptar medidas urgentes para ayudar a estos negocios y sus empleados.

Según su tercer informe sobre los efectos de la pandemia en el mercado laboral, la OIT calcula que unos 232 millones de empresas de comercio mayorista y minorista, 111 millones del sector manufacturero, 51 millones en la hostelería y 42 millones en otras actividades, como la inmobiliaria, están en serio peligro.

«Millones de empresas en el mundo están al borde del colapso, carecen de ahorros y de acceso al crédito. Éstos son los verdaderos rostros del mundo del trabajo, y si no se les ayuda ahora sencillamente perecerán»

Advirtió en un comunicado el director general de la OIT, Guy Ryder

El organismo con sede en Ginebra insta por ello a que las medidas que se tomen en los distintos países para reactivar la economía se basen en un alto nivel de creación de empleo y estén respaldadas «por políticas e instituciones laborales más fuertes, y sistemas de protección social más amplios y dotados de más recursos».

Por otro lado, la OIT aconseja una mayor coordinación internacional de los paquetes de medidas de estímulo y las iniciativas para aliviar la duda con el fin de que «la recuperación sea efectiva y sostenible».

En su informe, la OIT prevé que en el actual segundo semestre, debido a los confinamientos y otras medidas para frenar el contagio del coronavirus, se pierdan un 10,5 por ciento de las horas de trabajo en el planeta, equivalentes a 305 millones de empleos a tiempo completo (a principios de este mes la previsión había sido de 195 millones).

Por regiones, la organización estima que América sea la más perjudicada, con una pérdida del 12,4 por ciento de las horas de trabajo, seguida de Europa con un 11,8 por ciento, mientras que en el resto de territorios se superaría el 9 por ciento.

La crisis ha tenido un especial impacto negativo en la economía informal, de la que viven más de la mitad de los trabajadores del mundo (2.000 de los 3.300 millones globales), por lo que la OIT estima que 1.300 millones de trabajadores, «corren peligro inminente de ver desaparecer sus fuentes de sustento», advierte el organismo.

En el primer mes de medidas de aislamiento social contra la pandemia, la OIT calcula que estos trabajadores informales (no sujetos a contratos) perdieron un 60 por ciento de sus ingresos en el mundo, porcentaje que aún fue mayor en África y América (81 por ciento) y en Europa y Asia Central (70 por ciento).

La OIT informó además de que en las dos últimas semanas la proporción de trabajadores cuyos países han impuesto la paralización de muchas actividades por la pandemia ha bajado del 81 al 68 por ciento, un descenso causado principalmente por la relajación de las medidas contra el covid-19 en China.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Dos oleadas más de pandemias de COVID I y II y que agarre al mundo fabril con los «pantalones abajo» y ahí de seguro que, el cuentico de la «recuperación económica» se va a convertir en el cementerio del sistema económico capitalista y de miles más de trabajadores que con sus huesos pagarán su «estado de necesidad» y permitirán la instauración del FASCISMO universal. Y es que, aquí se está apoyando esa vuelta al apoyar a ojos cerrados el accionar del presidente Trump. Nos explicamos : Hombres fuertemente armados penetran en la legislatura de Michigan y piden la revocatoria de la decisión aprobada que, extendía el lapso de la cuarentena por la pandemia. Luego de un forcejeo, amenazas y presiones, el gobernador cambia el dictamen y autoriza, se pueda salir sin protección a la calle. Y lo mismo está ocurriendo en todo el país en aquellas gobernaciones contrarias a Trump. Se está violando la Constitución con el respaldo evidente del sector empresarial y del presidente de la republica ; por lo tanto, si él actúa como actúan los fascistas, pues, entonces, también nosotros somos FASCISTAS. Y si lo somos, si llegó la hora del reinventar la categoría histórica bajo esa etiqueta de FASCISMO, que sentido tiene mantener libres y con vida a los «rojos» si ellos al descubrir lo que les espera, pudiesen caernos por anticipado, y hacer exactamente lo mismo. Más parecería lógico, meter el mundo obrero y campesino dentro del fascismo CORPORATIVISTA regido por principios de mutuo apoyo y solidaridad, dentro de lealtades orgánicamente instituidas y, con obediencia ciega a algunos principios elementales que cohesionen a la sociedad local, regional, nacional y global. El FASCISMO es sencillo porque va a lo vital y primitivo del hombre común y fácil de adoctrinar : «Si te persuado que ingieras cloro y te metas tubos catódicos en tus entrañas, y tú me obedeces», pues, bendito seas, porque entonces ya eres uno de los nuestros.. En realidad a nadie le interesará lo anterior, ni se cuestionará ese nuevo mundo en construcción, donde haremos patria al permitir que nuestros cuerpos sean la carne enlatada para nosotros y nuestras mascotas. Y, para que nos entiendas, todo la numerología estadística y probabilística del artículo, es toda la materia prima de todo lo explicado aquí abajo, en el comentario. SI TE HA GUSTADO MARCA : «ME GUSTA».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba