EconomíaEspecial País

Operatividad de la industria venezolana se ubica en el nivel más bajo de la última década

La situación del sector manufacturero venezolano sigue siendo un reflejo del contexto del país. En medio de un deterioro dramático de la economía nacional, que acumula ya 20 meses en hiperinflación y cuyo aparato productivo se ha desplomado en los últimos años, la capacidad operativa de la industria se ubica en su nivel más crítico.

Adán Celis Michelena, presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), dio a conocer este martes las cifras arrojadas por la Encuesta de Coyuntura Industrial, correspondientes al II Trimestre de 2019, las cuales apuntan hacia un mayor deterioro de la industria que, actualmente, opera apenas al 19% de su capacidad.

El índice es alarmante para la industria si se toma en cuenta que la actividad manufacturera usualmente se eleva en este segundo período con respecto al primero, pues no todos los sectores terminan de arrancar sus operaciones por completo al iniciar el año. Por consiguiente, la operatividad promedio correspondiente a este trimestre, con respecto a los segundos períodos de años anteriores, es la más baja registrada en la última década.

Adicionalmente, la cifra es considerablemente inferior si se compara con la operatividad de la industria de otros países de la región como Colombia, cuya capacidad operativa supera el 80%, mientras que en Argentina o Perú, el parque industrial trabaja al 61% y 63% de su capacidad, respectivamente.

La capacidad operativa de la industria venezolana es la más baja entre otros países de la región | Fuente: Conindustria

Celis, ofreció un balance de este estudio en el cual, el 72% de los consultados opinó que la baja demanda, consecuencia de la caída del poder adquisitivo de los venezolanos, lidera la lista de los aspectos que más impactaron negativamente en la producción del sector industrial, seguida por la incertidumbre política, fallas en los servicios básicos y falta de financiamiento.

Lo anterior se explica al observar que la actividad económica se ha contraído en un 39,9% en lo que va de año, según cifras de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, pues las medidas antinflacionarias tomadas por el Ejecutivo, como el aumento del encaje legal a un 100%, han dado al traste con la capacidad de consumo y financiamiento tanto de personas como de empresas.

Pedidos y ventas se desploman

Un indicador de la grave situación que padece el sector manufacturero es la disminución de la cartera de pedidos. El 57% de las empresas industriales consultadas resaltó tener menos de un mes de trabajo asegurado, mientras que solo el 15% cuenta con un tiempo de trabajo estimado, con su cartera actual, superior a 4 meses.

Esto se evidencia en el fuerte desplome de las ventas y los niveles de producción. Según el estudio, 78% de los consultados presentó una disminución en las ventas, y 74% de ellos observó una caída en la producción con respecto al mismo período del año 2018.

La falta de inversión es consecuencia directa de estos bajos indicadores. El líder del gremio industrial señaló que 41% de los encuestados indicó que, durante ese período, no realizó algún tipo de inversiones, mientras que el 55% reportó que únicamente destinaron recursos para la reposición de inventarios, así como mejoras operativas y de mantenimiento en sus empresas, mas no en grandes inversiones ni innovación.

En total, 88% de las grandes empresas y 90% de las medianas, manifestaron que su nivel de inversión fue menor en comparación con el mismo lapso de 2018.

El Presidente de Conindustria destacó que “no obstante el bajo porcentaje de operatividad en sus empresas, los industriales venezolanos han demostrado que siguen apostando al país. Desean continuar produciendo, pero para ello necesitan reglas claras de juego”.

Los resultados de la consulta también evidenciaron que la pequeña y mediana empresa es el sector más golpeado por las circunstancias económicas actuales: el 90% de los encuestados de la mediana industria y un 80% de los representantes de la pequeña, registraron una disminución en sus niveles de empleo durante este período.

En ese orden, un 49% de los industriales indicó que presentó una fuga de talentos superior al 10% para este segundo trimestre de 2019.

Con respecto al panorama futuro del país, en el ámbito económico, la tendencia refleja que el 95% considera que la situación será peor o mucho peor en los próximos 12 meses.

En lo que se refiere al sector manufacturero, el 63% de los consultados mantiene una expectativa negativa sobre su área, pero un 37% manifestó su convicción de mantenerse operando pese a las circunstancias.

La baja demanda lidera la lista entre los aspectos que más impactaron la caída en la producción del sector industrial | Fuente: Conindustria
Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar