Economía

Palma: La situación económica del país es difícil

La crisis de la economía venezolana tomó la calle. El desabastecimiento es generalizado y ha sido indetenible el incremento de los precios.

El economista Pedro Palma, individuo de Número Fundador y expresidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, asegura que la situación del país es difícil porque la economía la caracteriza una serie de desequilibrios profundos desde 2012.

Lo más preocupante, para Palma, es que la crisis se profundiza porque el gobierno ha ignorado los problemas económicos, y eso ha hecho que tome cuerpo y se vuelva más grave.

-¿Cuáles son los desequilibrios de la economía venezolana?
-El desequilibrio es fiscal. El gobierno gasta más de lo que le ingresa, y como consecuencia crece el endeudamiento, sobre todo el interno.

El Banco Central de Venezuela se ha convertido en el gran financista de Pdvsa, ya que a Pdvsa le han asignado responsabilidades como el financiamiento de las misiones, con lo que tiene que gastar un inmensa cantidad de dinero. De 2005 al 2013 ha transferido más de 60 mil millones de dólares al Fonden. También ha debido enviar barriles de crudo a China que no le reportan ingresos. A Petrocaribe y al Alba, Pdvsa envía parte de la producción que tampoco le genera caja. Ninguna empresa petrolera aguanta más, cuando además los precios del crudo bajan. Pdvsa está en una situación crítica y el BCV para financiarla genera dinero inorgánico.

El segundo desequilibrio tiene que ver con la generación de divisas y el otro ocurre en el sector real de la economía. Por un lado, con la inyección de dinero del gobierno aumenta la oferta monetaria,  pero -por otra parte- en los años 2014 y 2015 no se encuentran los bienes que van a buscar los consumidores.

-¿Porqué no se encuentran los bienes?
-El sector privado ha sido afectado con las políticas de hostigamiento: las expropiaciones, las confiscaciones de los inventarios, bajo acusaciones de acaparamiento, y la obligación de entregar la producción a la cadena oficial de venta de alimentos. Eso ha hecho que el clima para la inversión haya desaparecido.

Las empresas en manos del Estado son pésimamente manejadas, con tremendos incrementos de los costos, y produciendo menos que cuando estaban en manos privadas, tales son los casos de Sidor, las cementeras y otras empresas manufactureras de productoras de consumo masivo.

Para importar se necesitan dólares que no se tienen. Al sector privado no se le dieron los dólares que se le habían ofrecido para poder producir, por lo que están con un elevado nivel de endeudamiento con el sector externo. Eso restringe también la producción.

-¿La inflación es una consecuencia de ese escenario?
-Hay demanda, pero no hay oferta. Pero esa inflación que se genera por la falta de la oferta y el aumento de la demanda también está determinada por el factor cambiario. El 90 por ciento de las divisas vienen del Gobierno.

-¿Se refiere a los ingresos por petróleo? Y ahora con los precios a la baja, ¿cuáles son las consecuencias?
-No se ahorró en los tiempos de bonanza, ahora no hay dinero. No se siguió con la propuesta del Fondo de Estabilización Macroeconómica, por lo que con los bajos precios del crudo no hay recursos para equilibrar la disminución del ingreso.

Se incrementa la necesidad de divisas para pagar la deuda (externa) y para cubrir la necesidad de importar bienes que no se producen nacionalmente.

Además que con los bajos precios, Pdvsa no tiene cómo elevar la producción para tener más ingresos.

-A su juicio, ¿cuál es la solución?
-Hago un símil. Venezuela es como un paciente que tiene metástasis por todos los lados. Hace varios años, el paciente no quiso someterse a un tratamiento con lo que la metástasis ha sido cada más profunda. El paciente no se sometió al trago amargo para corregir los gravísimos problemas. Eso es exactamente lo que tenemos en la economía. Hay que hacer una corrección, un plan de ajuste económico. Eso no es gratuito y no hay soluciones mágicas. Serán muy dolorosas si las tomamos ahora, pero mientras más tardemos en tomarlas, el ajuste será más dramático y doloroso.

-¿Se podrán hacer esos ajustes?
-Me angustia que no están dadas las condiciones para que funcionen las medidas. Hay que crear primero las condiciones para que funcione el plan de ajuste económico.

-¿Cuáles son esas condiciones?
-Primero, que exista un liderazgo político, convencido de que ese es el camino y que tenga la fuerza para lograr el consenso. En segundo lugar, hay que tener un plan bien estructurado; y tercero, una política informativa bien llevada para convencer a la población de lo que se va a hacer. Que sepan que es muy dolorosa, pero que también sepa que el dolor va a ser menor entonces a que si no se hace.

¿Están dadas esas condiciones?
-Creo que no. Seguimos hundiéndonos en la crisis económica. La gente no se da cuenta de la dimensión del problema.

@ermartinezd

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba