Economía

PDVSA OIL COMPANY

El viejo Néstor Luis Cumare, de la Rita y del MEP como él orgullosamente se identificaba, dirigente sindical petrolero como ya no existen hoy; nos contaba que en tiempos de las transnacionales era tanto el terror contra los trabajadores y el control individual; que ni se permitían los sindicatos y hasta los valores patrios se descalificaban. En vez de celebrarse el 5 de julio, se celebraba el 4 de julio día nacional de EEUU.

El trabajador que protestaba era despedido en el acto y los aspirantes a dirigentes sindicales deportados de las zonas petroleras. Todo ese poder provenía de la complicidad del régimen gomecista y la discrecionalidad absoluta de imponer la voluntad de las famosas compañías petroleras, llámense Creole Petroleum Corporation, Texaco, Occidental, entre otras. El Labour Office, llamado hoy unidades de recursos humanos caminaban de la mano con los cuerpos represivos, para ahuyentar o sofocar cualquier intento de libertad sindical o luchar por un contrato colectivo.

Lamentablemente en pleno siglo XXI se está regresando a las prácticas detestables de discriminación y de persecución sindical y política de las primeras décadas del siglo XX en la industria petrolera venezolana. Esta vez son los protagonistas son la empresa estatal PDVSA, quien tiene el apoyo irrestricto de todo el aparato del Ejecutivo Nacional y resto de poderes públicos, Judicial, Legislativo, Moral y Electoral.

El expediente de agresiones es del tamaño de una catedral. El mas reciente la amenaza de despido contra 145 trabajadores, activos hoy en PDVSA, que no participaron en el Paro Nacional de 2002-2003, pero si firmaron el Revocatorio Presidencial 2004. Son perseguidos con saña por el Gerente de Occidente para incorporar a sus allegados, generando el caos en la familia de estos trabajadores; los cuales se ven el espejo de los 23.000 excompañeros, a quienes hoy no se les ha reconocido ni prestaciones sociales, ni sus fondos de ahorro. Donde han fallecido cientos de ellos víctimas de la desesperanza, al ver destruidas sus vidas, sus bienes, sus familias y su futuro.

Esta PDVSA “antiimperialista” de hoy es la artífice de la flexibilización laboral mas descarada; al desincorporar a mas 1600 trabajadores amparados por contrato colectivo, ubicados en los bloques 1, 2 y 4 para sustituirlos por la nueva modalidad de cooperativas y empresas de producción social donde no existen sindicatos, ni contrato colectivo petrolero y por supuesto ningún tipo de corresponsabilidad como lo establece la Ley Orgánica del Trabajo.

Esta PDVSA “socialista” de hoy interviene el mundo sindical al imponer con la complicidad de los sindicaleros de turno una federación sindical petrolera, desconociendo a las organizaciones sindicales, las cuales se forjaron tras décadas de luchas obreras en el sector. El objetivo, terminar su faena de rebanar el contrato colectivo petrolero, como ya lo iniciaron en 2005 al asaltar el comisariato, secuestrar el empleo petrolero a través del SISDEM y modificar la calificación de las hernias discales.

Esta PDVSA de “todos los venezolanos” implantó un sistema macabro de empleo, irónicamente llamado SISDEM, Sistema de Democratización de Empleo, mas bien un programa que juega con el hambre del trabajador petrolero del sector de contratistas.

En resumen la PDVSA revolucionaria ha obligado a los trabajadores a practicar un sindicalismo proscrito, en la clandestinidad, quienes protestan en los pasillos y cuestionan las políticas actuales. Tengo comunicación con numerosos trabajadores activos hastiados de la persecución laboral, de los atropellos de los actuales company men y de la destrucción de nuestra industria petrolera nacional.

Movimiento Laborista. Maracaibo, 17-04-07

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba