Economía

Persiste la escasez de insumos y combustible en los campos venezolanos

Los más afectados son los pequeños productores que reciben limitadas cantidades de combustible, resultan insuficiente para la producción y el transporte de las cosechas

La escasez de diésel tiene un impacto devastador sobre el campo venezolano y pone en riesgo la seguridad alimentaria de los ciudadanos.

Cada vez menos tractores que están en función de la producción agrícola, pues la escasez de diésel -combustible del cual depende el 80% del sistema agroalimentario del país- ha obligado a muchos productores agrícolas a retroceder en el tiempo y emplear métodos del siglo pasado para sacar adelante su trabajo.

La falta de diésel es negativo para todos, pero especialmente para los pequeños productores que reciben limitadas cantidades de combustible, resultan insuficiente para la producción y el transporte de las cosechas.

El director ejecutivo de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela (Fedeagro), Vicente Pérez, reiteró que persiste la escasez de insumos para la adecuación de los campos y el cuidado de los cultivos, razón por la cual los agropecuarios han tenido que hacer sacrificios para poder garantizarlos.

Asimismo, la escasez de combustible, en especial el diésel, ha mermado un poco la actividad agrícola, por lo cual esto incide en los costos del producto final en los comercios.

«El factor más determinante es el combustible (…) es este un momento en que la agricultura demanda mucho más combustible, en especial el diésel», dijo Pérez en una entrevista a Unión Radio.

Pérez denunció las presuntas extorsiones por parte de los funcionarios de seguridad que están custodiando las estaciones de servicio del país.

«No hay un criterio de discernir (…) no saben discernir si le dan al comercio, al sector salud o si se presta para el bachaqueo, y allí se va la realidad del país (…) no hay un criterio profesional», expresó.

Por su parte, la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (FEDENAGA) ha explicado que el sector ganadero del país requiere 8.000 barriles de diésel al día para su completo funcionamiento, y la totalidad de cadena agroalimentaria necesita unos 30.000 barriles diarios. Ante la ausencia de estas condiciones, FEDENAGA cataloga la situación actual como una “parálisis técnica”.

Nicolás Maduro atribuye la escasez de diésel a las sanciones impuestas por Estados Unidos, que prohíben a empresas extranjeras intercambiar diésel por crudo. Aunque, el sector opositor liderado por Juan Guaidó asegura que la causa real es el deterioro de la industria petrolera venezolana.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba