Economía

Plan Socialista 2009-2019

Las discusiones promovidas en las empresas de Guayana en el marco del Plan Socialista 2009-2019 pudieran ser interesantes si se utilizara una verdadera dinámica de discusión, en vez de una ideologización a ultranza, es decir , no es lo mismo aprenderse un credo, que orar de acuerdo a los dictados de la conciencia.

Por otra parte es contradictoria la conducta revolucionaria de los principales promotores del control obrero, su actuación se ha traducido en una rebatiña por cargos y privilegios, así ocurre en SIDOR y en el sector Aluminio y en EDELCA, mientras esto ocurre, mientras organizan sus huestes, las empresas se deterioran y la productividad decrece vertiginosamente.

Seria sumamente interesante que revisaran el desarrollo histórico de la Unión Soviética, donde todo era controlado por el Comité estatal de planificación (GOSPLAN). Allí todo estaba fríamente calculado, desde un tornillo hasta un avión. Todo centralizado en manos del estado quien era el dueño de los medios de producción y al igual que allá era requisito sine qua non pertenecer al partido comunista aquí en el plan socialista presentado por el régimen chavista es requisito para pertenecer a los consejos de trabajadores y al control obrero estar identificado con el proceso revolucionario que lidera el Presidente Chávez, lo cual se hace extensivo a todo el país en la medida en que aumenta el numero de expropiaciones. Después de 70 años el bloque soviético se desintegró, no dio más y Mijail Gorbachov tuvo que ceder  e iniciar reformas radicales  destinadas a reducir el control de la maquinaria gubernamental sobre las actividades privadas y además permitir asociaciones con empresas extranjeras precisamente lo que esta ocurriendo en Cuba.

Por eso es incomprensible querer reeditar esa misma cartilla fracasada. Plantear en pleno siglo XXI que se debe impulsar la ruptura jerárquica que genera la división del trabajo es transitar el mismo camino de la extinta Unión Soviética donde el factor humano fue determinante para su desmoramiento debido a que no existía motivación en los trabajadores porque se les garantizaba su manutención a duras penas indistintamente de su conocimiento y preparación académica, la sumatoria de la productividad individual resultaba en la productividad nacional, la cual fue disminuyendo en forma progresiva, unos índices que ya habían sido anunciados por Kruschev, mantenidos por Brezhnev Andropov, Chernenko y que Gorbachov no pudo contener.

Por otra parte, en el plan presentado ya esta planteado la eliminación de los sindicatos con el argumento que no son mecanismos de participación sino de lucha, lo que deja bien claro la sumisión que ellos esperan de la nueva dirigencia sindical, esta vez agrupados en los consejos obreros. Es tiempo que los trabajadores comiencen a imaginarse un país donde el gobierno sea el dueño de todos los medios de producción. La lista Tascon (Que en paz descanse) cobraría fuerza y vigencia, quien no comulgue con el régimen no puede entrar a trabajar.

Tomando en cuenta lo expresado por el diputado Ulises Daal, miembro de la comisión de participación ciudadana de la Asamblea Nacional, el cambio en la división del trabajo implica que en el nuevo sistema “no habrá privilegios, no habrá posiciones jerarquicas y todos percibirán lo mismo por igual”.

Desde Guayana reto al Partido Socialista Unido de Venezuela, al Ministro Khan, al diputado Daal a que inicien un plan piloto desde las Fuerzas Armadas y que desaparezcan las jerarquías y que un General perciba los mismos ingresos que un Teniente y entonces los trabajadores podríamos evaluar esa posibilidad.  

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba