Economía

¿Por qué la tasa Dicom supera al dólar paralelo?

El mercado cambiario venezolano experimentó una importante variación desde el pasado 28 de enero, cuando el Banco Central de Venezuela (BCV) fijó el dólar oficial en una tasa superior a la del dólar paralelo, también llamado «dólar criminal» por el gobierno de Nicolás Maduro, quien responsabilizaba a los portales como DolarToday, que publica diariamente la tasa del paralelo, de ser responsables de la «guerra económica».

Desde entonces, el dólar paralelo, por primera vez ha quedado rezagado en relación la tasa oficial que se ubica actualmente en 3.297,22 bolívares por dólar según la última subasta de este lunes 4 de febrero, mientras que el paralelo se ubica entre 2.200 y 2.600 bolívares por dólar.

«Las sanciones aplicadas a Pdvsa por el gobierno de Trump dejan sin mercado más de 500 mil barriles que la compañía vendía a refinerías en los Estados Unidos. Prácticamente, estas eran las únicas exportaciones que generaban un ingreso neto en divisas. Con las sanciones a Pdvsa ya no hay renta, y se impone buscar las divisas en otro lado. El BCV está seco y necesita que los privados vendan», así lo explica el economista Víctor Álvarez.

El especialista en materia financiera señala que con las nuevas medidas cambiarias, el gobierno procura generar un flujo de divisas a la inversa. «Ya no se trata de evitar la fuga de reservas internacionales sino de activar nuevas fuentes de divisas por la vía de inversiones extranjeras, repatriación de capitales de origen venezolano depositados en el exterior, exportaciones privadas no petroleras, envío de remesas y turismo internacional que permitan compensar el descalabro del ingreso petrolero», destaca.

Tarjetas internacionales en comercios nacionales

En los puntos de venta locales, puede pagarse con tarjetas de crédito internacionales. El monto de la factura en bolívares se carga a una cuenta en el exterior y la conversión se hace con base en la nueva tasa oficial. Las divisas las recibe el BCV y el comercio recibe bolívares.

«Quienes poseen cuentas en divisas en el exterior, preferirán pagar con sus tarjetas internacionales para aprovechar una tasa de cambio oficial mucho más favorable que la que ofrece el mercado paralelo», expresa Víctor Álvarez.

En este sentido, el economista Asdrúbal Oliveros señala: «En Venezuela siempre se ha podido pagar en un punto local con tarjeta de crédito internacional. El detalle es que antes no había incentivo: el tipo de cambio oficial era sustancialmente más bajo que el tipo de cambio paralelo. Eso, por los momentos cambió».

Sin embargo, Oliveros recomienda no utilizar este mecanismo, debido a la percepción de riesgo a nivel internacional.

Nuevo encaje legal

El especialista Víctor Álvarez, explica que el BCV volvió a subir el encaje marginal al 100% con el fin de desestimular las operaciones en el mercado paralelo. Explica que eso significa que los bancos limitarán el otorgamiento de créditos en bolívares para la producción y el consumo, cuyo poder de compra era protegido a través de la compra de dólares. «Al haber menos créditos, habrá menos demanda en el mercado paralelo. En consecuencia, la tasa de cambio tenderá a estabilizarse e, incluso, a caer, haciendo más atractiva vender las divisas en la nueva plataforma oficial», explicó.

Con el conflicto político y geopolítico que tenemos enfrente, no hay manera de que se estabilice el mercado cambiario, expresa el director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros.

Desconfianza

No obstante, señala Álvarez que la ventaja que ofrece la nueva tasa de cambio oficial está muy empañada por la diatriba y crisis política. Una primera duda surge al momento de entrar a una plataforma en la que se deben registrar todos los datos de la empresa o persona que va a participar en la compra-venta de divisas, por lo que muchos asumen que esto servirá como mecanismo de control del gobierno y se inhibirán de participar para continuar haciendo sus operaciones en el mercado paralelo, a una tasa de cambio menor.

«La otra duda la tienen los adversarios más radicales del gobierno, quienes consideran que cada tarjetazo con cargo a sus cuentas en el exterior, será oxígeno para el régimen del cual quieren salir, toda vez que al final de la tarde sus dólares caerán en las cuentas del BCV, mientras que los comercios recibirán solo bolívares», opina Álvarez.

Finalmente, «los especuladores cambiarios que han saqueado las reservas internacionales del país no perderán esta oportunidad para vender muy caros los dólares que compraron bien baratos en Cadivi, Cencoex, Sicad, Simadi y Dicom», considera Víctor Álvarez. «Sin lugar a dudas, un nuevo negocio de especulación cambiaria acaba de empezar», concluye Álvarez.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar