Economía

Pragmatismo, hipocresía y libertad

El año 2012 se inicia mundialmente bajo el signo de la desorientación. La crisis económica internacional se agrava y podría desembocar en profunda recesión o incluso depresión, porque los líderes de Europa y Norteamérica, con visión corta y pragmática, sólo ven los desequilibrios fiscales e ignoran la angustiosa necesidad de estimular la producción y el empleo. El cambio climático avanza con creciente rapidez y se traduce en desastres naturales, pero los poderosos del mundo, por pragmatismo, anteponen consideraciones monetarias a la perentoria necesidad de salvaguardar la futura habitabilidad del planeta. En un mundo de sociedades desquiciadas y juventudes sin rumbo ni esperanza, una matriz de opinión privilegiada repite ad nauseam la ridícula consigna de que «ya no tiene vigencia la distinción entre izquierda y derecha» y que los partidos políticos doctrinarios son una rémora del pasado.

En realidad, este aparente pragmatismo tan difundido no es sincero sino hipócrita. Quienes afirman que ya no hay izquierdas ni derechas, son de derecha y lo saben. Quienes se burlan de las doctrinas políticas surgidas de la historia real y las luchas reales de los pueblos, de hecho se encuentran posicionados en una doctrina defensora y promotora de una permanente desigualdad entre los que tienen y los que no tienen. A lo largo y ancho del mundo realizan sistemáticas campañas para anular leyes de bienestar social, aplastar al movimiento obrero, y borrar lamemoria de liberaciones pasadas. En EEUU (que, según Marx, debería encabezar la revolución mundial), la ofensiva antisocial del Partido Republicano es particularmente feroz.

Por el otro lado, la verdadera izquierda ve dificultada su lucha en defensa de los sectores populares y medios, por la acción provocadora y a su vez opresora de una falsa «izquierda» autoritaria y dogmática. El chavismo venezolano es, hoy en día y a nivel mundial, un factor que entorpece y sabotea los esfuerzos de la izquierda racional y democrática por resistir al embate de la derecha que bajo la prédica del pragmatismo oculta intenciones reaccionarias bien meditadas y coordinadas. Los entorpece y sabotea, porque, por sus propios abusos totalitarios y la creación de una nueva clase burocrática privilegiada y explotadora, tiende a desacreditar a laizquierda en general y, por otra parte, obliga a la izquierda democrática venezolana a posponer proyectos de largo plazo para aliarse con corrientes democráticas conservadoras en la lucha por el restablecimiento, antes de todo, del único valor político y moral que de verdad está por encima de izquierdas y derechas: la Libertad.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba