Economía

Precios de la carne devoran el sueldo de los venezolanos

A comienzos del mes de septiembre, la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) estableció nuevos precios acordados de los cortes de carne, una medida que, lejos de contribuir a la solución del problema inflacionario que se vive en Venezuela, acentuó el desabastecimiento del rubro en los mercados y frigoríficos a escala nacional.

En las últimas semanas,la carne y el pollo han reaparecido regularmente en los distintos establecimientos, pero a precios exorbitantes. Un kilo de carne de res oscila entre los 800 y 900 bolívares soberanos, mientras que el kilo de pollo puede encontrarse entre 490 y 520 Bs.S.

“Esa regulación es tan ficticia como el petro y los lingoticos”, expresa el señor Héctor Pérez, encargado de un popular frigorífico en la ciudad de Guarenas. Héctor asegura que la demanda de productos cárnicos ha disminuido respecto a meses anteriores pero agradece que, a pesar de los precios, los usuarios no dejan de comprar. “Antes quien compraba  un kilo  de carne, ahora se lleva 300 gramos,   el que compraba un pollo entero, ahora  me lleva una pieza, o lo que pueda”, indicó.

Roberto Rodrigues, dueño de otro establecimiento, no ha perdido su capacidad de asombro por los precios de los productos con los que abastece su negocio. “Se está vendiendo la carne en 780 y acaba de subir a 980 bolívares soberanos. No tengo cochino porque está a 1700 soberanos, es incomprable para los usuarios y no es rentable para nosotros” indicó.

Por su parte, Freddy Núñez, consumidor, expresó que en ocasiones opta por comprar chorizo, que lo encuentra a 290 bolívares soberanos el kilo, y rendirlo “para que dure entre dos y tres días”. Considera que “el gobierno debe tomar acciones, no solo con las carnicerías, sino con todos los sectores de alimentos” pues “la inflación se está comiendo el sueldo de los venezolanos”.

“Vivimos en un país dolarizado y seguimos cobrando en bolívares”, expresó Luz Díaz, luego de conocer, en una carnicería que frecuenta, el precio de un kg. de pollo que se encontraba en 500 soberanos. “Todo el dinero se me va en comida, sobre todo en la carne y los embutidos, pensar en salir o comprar cosas personales es una misión imposible para los venezolanos”, dijo Díaz.

Consumidores y dueños de establecimientos coinciden en que la responsabilidad del desabastecimiento y el alza de precios es producto de la gestión del Gobierno nacional. Héctor afirma que la regulación de precios “se queda solo en el papel” y son “pura demagogia”, para hacer creer que “la culpa es de los empresarios”. Expresa que “la realidad en la calle es otra” y no la que “ellos (el gobierno) quieren hacerle ver a la población”.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba