Economía

Problemas del Desarrollo

Sin pretender usurpar el espacio de los economistas, nos aventuramos en el severo problema económico que afronta nuestro país, causado por pretender imponer un modelo que demostró mundialmente su más rotundo fracaso para atender la esencial razón de ser de la economía, vale decir la satisfacción de las necesidades de las personas, más allá de la condición social en la que se encuentren.

Ha quedado definitivamente claro que la forma más eficiente lograr el progreso de los pueblos, es por medio de la expansión de las oportunidades, que le permitan a cada individuo hacerse dueño de su destino y lograr su desarrollo individual, familiar y social, sin que tenga que ser el Estado el que le entregue o le regale los medios necesarios para subsistir, degradando de este modo la dignidad personal, al hacer que se le deba al Estado «hasta el modo de caminar», como sabiamente dice nuestra gente.

En apoyo de lo que decimos, podemos tomar como muestra cualquiera de los problemas más apremiantes que se padecen en Venezuela, por ejemplo la vivienda. Ya se ha hecho costumbre que cada día encontremos en cualquier rincón de la República una manifestación de gente, de esas que antes no se veían tanto, protestando ante cualquiera de los entes públicos responsables, porque carecen de un techo digno donde cobijarse ellos y su familia. Pues bien, el hecho evidente es que el problema real no es sólo que el gobierno no les construya su casa, que por lo demás debe hacerlo, el problema es que la mayoría de nuestros compatriotas no tienen los ingresos necesario para comprase una casa, porque de tenerlos, entonces ya habrían resuelto su problema.

En consecuencia y como no disponen de recursos, el gobierno es quien debe resolver el problema, cosa que por cierto ha hecho con otros países, pero para los venezolanos nada. Sobre esto, leímos esta semana a un economista en el portal Noticiero Digital, que señala que «El problema no es la falta de vivienda, es la falta de ingreso, porque cuando hay ingresos las viviendas aparecen».

Ahora bien, la forma más segura para que la gente tenga ingresos es que tenga de donde obtenerlos con su propio trabajo, sin tener que depender de la disponibilidad que haya en el Estado, porque cuando al Estado se le acabe lo que tiene para repartir y lo que le quede lo tenga que usar para cumplir con sus finalidades esenciales, entonces la gente ya no podrá contar con esos ingresos. Es el mismo problema que hay con las «misiones», que debieron surgir como soluciones temporales y se han vuelto políticas permanentes.

En definitiva, es necesario que la inversión privada crezca, para que pueda generar el ingreso que cada venezolano requiere, sin que esto sea un problema de egoísmos o de comportamientos salvajes como se quiere hacer ver. Es por esto que fracasa el socialismo, y seguirá fracasando, porque no puede garantizar para todas las personas una vida digna, puesto que no admite que la actividad privada es la verdadera generadora de ingresos, que son los que permiten satisfacer las necesidades de la gente, asumiendo que el Estado solo debe intervenir para impedir los desequilibrios y la injusticias que se puedan producir.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba