Economía

Productores de Maíz venezolanos alertan que están a punto de quiebra

El maíz es el rubro más importante de la agricultura venezolana. Es el de mayor superficie cultivada, el sembrado en el mayor número de explotaciones, el de mayor peso en el valor de la producción agrícola vegetal y el de mayor importancia en la dieta del venezolano promedio. Sus encadenamientos aguas abajo y arriba del proceso productivo lo ubican como el principal dinamizador de la economía agrícola del país.

El presidente de Fedeagro, Celso Fantinel, denunció en rueda de prensa que los bajos costos del maíz están provocando que muchos productores se vayan a pérdida, con riesgo de terminar en la quiebra.

Varios factores han contribuido al rebote de la producción de maíz de los tres últimos años, entre los cuales es importante mencionar: la liberación del tipo de cambio y de los precios en las cadenas agroalimentarias, la apertura del ingreso al país de insumos, repuestos; materiales y equipos vitales para la produccióny para importantes regiones productivas. El régimen de lluvias ha jugado favorablemente para la obtención de una mayor productividad del cultivo.

La producción en Venezuela compite con la de otros países, pero los precios no son internacionales

Fedeagro ha planteado y así lo había reconocido la industria nacional; tanto de harina precocida de maíz, como de alimentos balanceados para animales, que el precio de referencia para el maíz de este ciclo, debería ser equivalente al costo alterno de importación (CAI). Es decir, el costo que debe pagar la industria nacional por poner en sus almacenes el maíz importado que requiere para complementar las necesidades no cubiertas con producción nacional.

Es por eso que Fedeagro afirma que el precio de la tonelada de maíz nacional debería ser 470 dólares que es menor al precio del maíz importado. Asimismo, piden a la agroindustria apostar a la producción nacional.

«No tenemos un financiamiento que nos apoye, prácticamente, qué es lo que sucede al final de la cosecha cuando ya estamos supuestamente terminados, viene el problema de que no tenemos liquidez y necesitamos cosechar, porque como el maíz es un producto perecedero y se cae, ahí perdemos una gran cantidad de dinero», acotó Celso Fantinel en su denuncia.

«Nos afecta las inversiones que tenemos. Con los precios que me están pagando, si yo compraba 10 gandolas de fertilizantes el año que viene, ahora compraría 5 o 6 gandolas y por supuesto no puedo sembrar la misma capacidad. Si sembraba 500 hectáreas, el año que viene solo serían 400», señaló el dirigente gremial.

Agregó que entre los gastos operativos, deben pagarle a los gandoleros, máquinas y mantener las fincas activas. «Así como nosotros tenemos que comprar los insumos importados, nos dan un menor precio por ser de acá», dijo Fantinel.

Exigen que se les reconozcan los frutos del trabajo y se adapten los precios equivalentes al costo alterno de importación.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba