Economía

Proyectan baja demanda de calzado en la temporada escolar y decembrina

A pesar del abanico de estrategias de ventas que se han implementado durante la cuarentena, las cuentas del sector industrial de calzado no cuadran: la Cámara Venezolana del Calzado y Componentes (Cavecal) se perfila como la más afectada entre los industriales y clama por una reactivación económica centrada en la prevención del covid-19.

Por los momentos, la ventas en línea «no complacen los ingresos o las ventas de unidades requeridos (…), pero es muy poco y si el comercio no ha abierto, es mucho peor», dijo el presidente de Cavecal, Luigi Pisella, en una entrevista a Unión Radio.

«Básicamente, no hemos trabajado en este primer semestre», dijo Pisella, proyectando que para el resto del año y principios de 2021 se espera el mismo rendimiento.

Incluso, la temporada escolar y decembrina, trastocadas por el covid-19 y la pérdida del poder adquisitivo de los venezolanos, no serán, está vez, las fuentes de ingresos más importantes para los productores de calzado: antes de 2018, la demanda de diciembre representaba un volumen de ventas equivalente a cuatros meses regulares, por ejemplo.

Y es que el cierre de centros comerciales y tiendas a nivel de calle ha tenido un impacto colateral sobre la demanda de calzado, empaques, bolsas, etc. Y no solo calzado y vestido han arrojado tales consecuencias, sino también las ferias de comida y restaurantes impactaron el rendimiento de sus proveedores industriales.

Coindustria ha advertido que el gremio disminuyó su ritmo de trabajo a 18% de su capacidad instalada debido al impacto económico que ha generado la emergencia por coronavirus y la ya pronunciada recesión económica en Venezuela.

Mientras tanto, Consecomercio también aboga por la reactivación de la económica bajo un esquema centrado en las medidas de bioseguridad que permitan oxigenar el sostenimiento de las empresas: ya son cinco meses de paralización por confinamiento preventivo sin medidas de financiamiento para sostener nóminas, gastos fijos, etc.

Competir con productos importados

Además de trabajar bajo medidas económicas adversas, lLos fabricantes de calzado nacionales han tenido que competir con productos importados que llegan al país libre de impuestos mientras ellos tiene que pagar hasta 50% de aranceles y otros gastos, según declaró Luigi Pisella.

Esto se ha considerado como competencia desleal en este y otros mercados afectados por las medidas de puertas abiertas a las importaciones en Venezuela.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar