EconomíaEspecial País

¿Qué implica el bloqueo de activos del Gobierno venezolano en EEUU?

Las sanciones estadounidenses a Venezuela han escalado a niveles más altos y con miras a una mayor repercusión sobre los ciudadanos. La Administración de Donald Trump emitió este lunes una orden ejecutiva en la que congela los bienes y activos del gobierno venezolano y los de cualquier persona que ayude a los funcionarios afectados por este mandato, como un mecanismo de presión para forzar a Nicolás Maduro a abandonar el poder.

Aunque las sanciones impuestas incluyen solo a los bienes e intereses en propiedad del Gobierno de Venezuela que se encuentran en los Estados Unidos y prohíben hacer negocios solo con el Estado venezolano, la severidad del alcance sobre el sector privado y la ciudadanía en general aún es incierta.

En declaraciones al diario The New York Times, el economista Francisco Rodríguez estimó que las sanciones podrían dañar a las firmas privadas sobrevivientes del país, que ya luchan por encontrar proveedores y realizar pagos en el extranjero.

«Las instituciones financieras serán cautelosas para no hacer tratos con las empresas del sector privado venezolano, pues podrían ser percibidos como representantes del Gobierno», señaló Rodríguez, jefe de la correduría con sede en Nueva York, Torino Capital.

Por su parte, Fernando Cutz, quien supervisó la política de América del Sur en la Casa Blanca bajo el mando del teniente general HR McMaster, ex asesor de seguridad nacional, dijo también al diario estadounidense que el éxito de la nueva orden podrá verse si las sanciones impiden que Rusia y China reciban petróleo venezolano como parte de un programa de pago de deudas.

Si es así, expresó, «eso es algo bastante significativo, y entonces la pregunta es cómo responderán Rusia y China, más que cualquier otra cosa».

Daños colaterales

Según las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía de Venezuela disminuirá 35% en 2019. A finales de este año, el producto interno bruto del país se habrá reducido en dos tercios desde 2013, lo que lo convierte en el mayor colapso económico en un país fuera de la guerra desde al menos la década de los años 70 del siglo pasado.

Las sanciones extendidas al Gobierno venezolano, empresas e individuos vinculados a éste podrían acelerar dicha recesión económica que, a juicio del economista Luis Oliveros, debe ser recalculada, dado el impacto que tendrán las mismas en el sector privado.

Acerca de esto, el experto financiero Asdrúbal Oliveros destacó que, si bien las medidas sancionatorias están focalizadas en la gestión del Estado y sus transacciones, la interpretación que hagan las empresas y bancos internacionales sobre las sanciones, su impacto y esquemas de protección, pueden afectar al sector privado.

El director de la firma Ecoanalítica señaló que, como consecuencia, se elevará la percepción de riesgo de hacer transacciones con Venezuela, sobre todo ante la dificultad del sistema financiero internacional de discriminar si una operación beneficia o no al gobierno de Maduro.

Venezuela es ya un país con muy mala reputación internacional, puesto que es percibida como una nación de alto riesgo, permisiva en cuanto a prácticas de corrupción, legitimación de capitales, lavado de dinero y financiación al terrorismo.

Excepciones

La orden ejecutiva establece que se exceptúan del bloqueo las transacciones para la realización de los negocios oficiales del Gobierno Federal por parte de empleados, beneficiarios o contratistas de los mismos; o transacciones relacionadas con el suministro de artículos como alimentos, ropa y medicamentos destinados a aliviar el sufrimiento humano.

En ese sentido, el presidente (e) de Venezuela, Juan Guaidó, consideró que «esta acción busca proteger a los venezolanos». A su juicio, la decisión de Estados Unidos «es la consecuencia de la soberbia de una usurpación inviable e indolente», en alusión al gobierno de Nicolás Maduro.

El líder del Parlamento indicó también que el bloqueo protege al sector privado «que no hace negocios con una dictadura» y aseguró además que el principal activo estatal venezolano en Estados Unidos, la petrolera Citgo, está protegida.

Según The Wall Street Journal, Estados Unidos tan solo mantiene medidas de este tipo contra Cuba, Irán, Siria y Corea del Norte.

La Administración de Trump ha emitido 30 rondas de sanciones dirigidas a aproximadamente 200 personas y entidades, vinculadas a redes de corrupción y que conforman sectores clave de la economía venezolana, como el Banco Central de Venezuela, el Banco de Desarrollo de Venezuela y Petróleos de Venezuela.

Estados Unidos también ha revocado más de 700 visas, incluidas las de más de 100 ex diplomáticos del gobierno de Maduro, desde enero de 2019.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar