Economía

Recuerdos de un Pasado no muy Lejano

Hace algo más de un año, para ser precisos en un diario nacional de fecha 17 de agosto 2001, se publicó un artículo “revelador” y “polémico” realizado por un economista de nombre Tobías Nobrega.

El mencionado artículo versaba sobre la situación de la banca nacional, y como a pesar de su proceso de capitalización posterior a la crisis financiera, nunca disminuyó la rentabilidad patrimonial.

Entre otras cosas, Nobrega acotaba:

“Sin embargo, este fortalecimiento contable de los indicadores bancarios ocurre en paralelo con una acentuada desintermediación crediticia, disminución de la importancia del sector financiero en la economía, desconexión con los circuitos económicos reales (formales e informales), miopía en la estrategia de beneficios y pérdida del contenido informativo de los balances por crecientes operaciones fuera de balance.

No es extraño que la banca muestre fuertes índices de patrimonio sobre activo, pues el activo de la banca no está creciendo al ritmo de la economía y su patrimonio se expande gracias a una estrategia de corto plazo, que privilegia altos márgenes de beneficio aún a costa del volumen real de operaciones.

Paradójicamente, la banca luce fortalecida en algunos de sus indicadores internos cuando, precisamente, se está debilitando respecto del conjunto de la economía.

El proceso de desintermediación financiera denota la pérdida de peso del sistema bancario, fenómeno que se ha mantenido en estos años, a pesar de la suave recuperación de la economía venezolana iniciada en el 2000.”

“Al cierre de junio de 2001, la relación entre la cartera de crédito y el acervo de depósitos se ubica en 56,6%, un ratio inferior al alcanzado en 1997 (64%) y cerca de la mitad del coeficiente que presentaba a finales de los ochenta. Mientras en EEUU la banca de depósitos otorga en créditos 91 centavos por cada dólar captada en el 2001, la banca venezolana tan sólo presta 57 (38% menos).”

A lo largo del artículo el economista continua diciendo:

“…a partir de 1989 cuando se produce un cambio estructural y, desde entonces, la banca jamás ha vuelto a presentar un coeficiente como el que mantuvo, desde finales de los sesenta. La intermediación de depósitos fue en promedio de 82% entre 1969 y 1989 y decae a un promedio de 54% entre 1990 y 2001, precisamente periodo en cual se producen innovaciones en el mercado financiero con títulos públicos emitidos por el BCV (Bonos Cero Cupón y TEM) que, de manera creciente, desplazan a la cartera de crédito en el balance de la banca.”

“Si una parte tan significativa del activo productivo permite obtener, rendimientos tan importantes, en promedio de 21% en 2000-2001, y con bajo costo operativo, es lógico que la gerencia bancaria tenga pocos incentivos para propiciar innovaciones de productos y servicios que induzcan un mayor grado de intermediación crediticia.”

“Mientras la banca mantenga semejante fuente de ingresos, invirtiendo en activos de bajo riesgo, no se verá a la banca privada compitiendo para ampliar el mercado de crédito.”

Hoy día este versado economista es el ministro de finanzas.

(*) Economista

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba