Economía

Resulta costoso hacerle frente al coronavirus en Venezuela

Los venezolanos en Venezuela no solo tienen que lidiar con la crisis hiperinflacionaria que azota al país desde hace varios años. Situación que se agravó con la llegada del coronavirus, convertido en pandemia y la inevitable cuarentena que, agravó más todo el contexto nacional.

El sistema público de salud en el país ya venía fracturado y con el incremento de personas contagiadas, también aumentaron los costos de las medicinas y equipos para hacerle frente a la enfermedad. Insumos de los cuales no poseen todos los hospitales y los familiares de los enfermos (en caso de hospitalización) asumen los gastos y hasta han abierto campañas en la plataforma de recaudación  GoFundMe para ello.

De acuerdo a un reportaje realizado por The Washington Post, los venezolanos costean –en promedio- el 63% de sus gastos clínicos y preventivos para el coronavirus, según datos de la OMS y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico; casi el doble que en Chile y más de cuatro veces que en Argentina.

«Los médicos dicen que la necesidad de que los pacientes obtengan su atención en forma privada, o que compren sus propios suministros médicos para usarlos en hospitales públicos de escasos recursos, está dejando que un número incalculable de venezolanos pobres mueran durante la pandemia. Sin embargo, algunos, unos pocos, pueden comprar bombonas de oxígeno, equipos, suero fisiológico, agujas y otros costosos suministros, además de contratar a enfermeras para que les atiendan en sus casas las 24 horas del día», señaló el reportaje.

El medio detalló que si una persona gasta 20.000 dólares en tres semanas, equivale a 1.667 años de salario mínimo en Venezuela. Solamente un grupo familiar pudiente podría asegurar su capacidad para combatir al virus. No obstante, hay personas que, con mucho dinero, igual han perdido la batalla contra el virus.

«A veces, sólo se trata del costo del oxígeno, del que algunos servicios sanitarios no tienen suficiente», dijo Ciro Ugarte, director de emergencias sanitarias de la Organización Panamericana de la Salud. «Las familias tienen que comprarlo y llevarlo a los hospitales. Si no tienen el dinero, en casos graves, su familiar probablemente morirá».

The Washington Post subraya que Venezuela luego de sortear «lo peor de la pandemia el año pasado», poniendo fin o una pausa a los estrictos confinamientos en diciembre 2020,« ahora ha sido testigo de un terrible repunte. Los datos oficiales del opaco gobierno del presidente Maduro muestran unos 183.000 infectados y 1.900 muertos. Pero esas cifras, dicen los médicos, no captan el verdadero alcance del brote», destacó el medio.

Finalmente, el reportaje señala que la pandemia agravó la escasez de suministros médicos y medicamentos, alimentando la proliferación de chats de WhatsApp llenos de vendedores privados que ofrecen concentradores de oxígeno por 5.000 dólares y bombonas de oxígeno por 500 dólares.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba