EconomíaPulso Regional

Se agudiza crisis del transporte público en Vargas por falta de insumos

Marighzell Lucena – Vargas.-

@mlucena15

La desincorporación progresiva de unidades del transporte público en Vargas, ha venido agudizando la crisis del servicio, al punto tal que los usuarios a diario exponen sus vidas al tener que ir literalmente “guindados en las puertas”, para poder movilizarse a cualquier hora del día. Para el 2015 el parque automotor del transporte público de la entidad contaba con al menos 3 mil 200 unidades, de las cuales hoy se dispone de 820 y sólo 110 cubre la ruta periférica desde el oeste-este y viceversa, pues el resto se comprende en los servicios de la Caracas-La Guaira y de otras con conexiones en el tronco principal.

Sergio Cárdenas, presidente del Bloque Unido de Conductores de Vargas, advierte que la situación país mantiene colapsado el servicio, considerando además el período de vacaciones escolares, que supone una baja importante en la afluencia de usuarios estudiantiles. “El servicio se mantiene paralizado prácticamente y de continuar así, a finales de año contaremos sólo con un 2% de la flota operativa”.

Indicó que con la entrada en vigencia del nuevo precio del pasaje a bs. 280, los transportistas podrán a duras penas sobrevivir a la crisis económica, ante los altos costos de los insumos. “Un caucho 550-16, que es el de mayor demanda, cuesta entre mil 200 y mil 400 bolívares. Otros neumáticos como el 825-20, requerido en la ruta Caracas-La Guaira, asciende a 3 millones de bolívares. La última vez que en Vargas se hizo un operativo a cielo abierto para la compra de insumos, de 200 cauchos que trajo Fontur, 70 fueron devueltos, cuando el déficit que tenemos es de 13 mil cauchos”, advirtió.

Además de cauchos, los transportistas requieren de otros insumos básicos como lubricantes. El déficit de unidades ha obligados a los usuarios a tener que buscar otras alternativas como mototaxis, para poder movilizarse y llegar a tiempo a sus puestos de trabajo. Elena Marín, reside en la parroquia Catia La Mar y asegura que para movilizarse hasta Caraballeda, donde labora, ha tenido que esperar hasta dos horas para poder abordar una unidad. “Es una situación realmente terrible, no hay manera de poder hacer uso del transporte público como antes. Cuando llueve o hay mal tiempo es peor, para mí es un vía crucis ir y regresar del trabajo todos los días”.

Añade Carlos Tovar, que mientras el transporte colapsa, el gobierno regional no toma medidas efectivas y en su lugar, mantiene un cementerio de unidades que pudieran contrarrestar la situación. “En Camurí Chico lo que tienen es un cementerio, unidades de la Gobernación y de la Alcaldía, ninguno da respuesta y la situación cada día empeora”, sentenció.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba