Economía

Sector industrial cierra el 2018 paralizado en 80% de su capacidad

Ni difícil ni extenso resulta en esta oportunidad la elaboración del mensaje de Fin de Año que la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Caracas presenta a sus afiliados, a la comunidad caraqueña, así como a todos aquellos empresarios a quienes ha representado durante 125 años, desde 1893.

En efecto, 2018 ha sido un año en el que las decisiones y medidas tomadas desde el sector público, sin el concurso de los sectores productivos, comerciales y consumidores, han deteriorado más la capacidad de producir, ofrecer y adquirir bienes y recibir servicios entre los venezolanos: nuestro sector industrial se encuentra paralizado hasta en un 80% de su capacidad y más del 60% de las actividades comerciales se encuentran detenidas, avizorando con profunda preocupación como muchos actores del área de los servicios estiman no abrir sus puertas en el 2019.

La hiperinflación

El año que culmina nos deja inmerecida huella en el tejido social por la forma como se estimula en nuestra economía un injusto e innecesario proceso hiperinflacionario. Al respecto, desde la Cámara de Caracas insistimos en señalar que todas las medidas que han promovido esta inédita y cruenta hiperinflación son el resultado de la omisión de políticas fiscales y monetarias de inmediata y positiva actuación sobre la coyuntura o de aquellas adoptadas con violación a los derechos y garantías de las empresas y los ciudadanos. Han sido, además, iniciativas impuestas por el Gobierno Nacional, sin que ninguna de ellas muestre una etapa de consulta o visión compartida previa con los actores reales de la economía venezolana.

Una hiperinflación que erosiona, por una parte, la iniciativa y la innovación del emprendedor y, por la otra, anula la capacidad del trabajador y su familia para adquirir bienes y servicios.

Destrucción de la cadena de valor

La realidad económico – financiera del 2018 también queda caracterizada por la destrucción de la cadena de valor que impide a los más de siete millones de hogares venezolanos poder disfrutar de merecida calidad de vida: la fijación de precios irreales, los monopolios estadales rentistas e improductivos y las acciones de fiscalización con la utilización inconstitucional del sistema penal para amedrentar al sector privado, han destruido iniciativas, empresas, firmas con tradición y arraigo entre la población, así como esquemas de inversión, intercambio e inventarios propios de cada sector de nuestra economía.

Caracas en un proceso destructivo

Finalmente, unas muy comprometidas palabras sobre nuestra ciudad Capital, a la que nos debemos en los conceptual y existencial. Caracas se encuentra más que en estado de abandono, en una especie de continuo e intencional proceso destructivo. Sus servicios básicos de electricidad, agua, aseo, salud, protección del medio ambiente, sus calles, aceras y avenidas, sus parques y jardines, las antiguas y efectivas ofertas de transporte público, muestran todos un constatable estado de ruindad. Y, como manto que cubre todo, de nuestra Área Metropolitana ha desaparecido todo esquema de seguridad y protección ciudadana, haciendo de la capital de la República una de las ciudades más peligrosas del mundo.

No es mera posición ideológica, mucho menos una representación partidista, pero insistimos en que la realidad nos dice que durante el 2018 nada, absolutamente nada, pueda ser catalogado como positivo o innovador para los caraqueños.

Encontrarnos para soluciones inmediatas

En la Cámara de Caracas seguimos enmarcados en los postulados de la Constitución, de los convenios y de los tratados internacionales comprometidos con los valores de justicia, propiedad, libertad económica, innovación y compromiso social. En ese sentido, elevamos nuestro mensaje al ciudadano Presidente de la República, a los factores políticos que dan apoyo a su gobierno, así como todos los actores que plantean y promueven una urgente revisión de esta realidad, para que asumamos una actitud en la cual nos reconocemos unos a otros, a renunciar a posiciones hegemónicas y apartar posturas ideológicas que para nada interpretan la historia colectiva de los venezolanos. Y con ello, pasemos a la etapa de encontrar soluciones inmediatas, reales y efectivas para que el 2019 sea tiempo de anunciación de un mejor futuro para Caracas y del país entero.

En unión de sus familiares, colaboradores y comunidades vecinas, reciban nuestro deseo de bienestar y prosperidad, así como nuestra convicción y fe de que todos podemos y vamos a participar en la construcción de un mejor mañana.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba