Economía

Semillero socialista

Dentro de las instituciones dependientes del gobierno, está avanzando el Socialismo del Siglo XXI, a la par de ello la reforma que hace de la Constitución, la cúpula revolucionaria, son la semilla y el abono de los cambios sociales que pretende imponer el actual gobierno.

Por ejemplo, lo que está ocurriendo puertas adentro del Instituto Nacional de Cooperación Educativa Socialista –ahora Socialista-, deja claro que ya hay las primeras bases de lo que consideran desde el gobierno, puede ser la base económica y social de los venezolanos en los próximos años.

En esa institución y según lo que dijeron quienes la dirigen, ya no forman personal para “que sea explotado por empresarios”, según, la misión y visión que antes tenía, era hacer de los trabajadores una “herramienta”. Dentro de los cambos que allí implementaron, destaca que los egresados de esa institución, en cualquier oficio, ahora son formados para que se organicen en cooperativas, son enseñados a presentar y diseñar proyectos y luego tienen la posibilidad de acceder a un crédito de parte del Ministerio de Economía Popular, incluso la alianza del INCES con la empresa Lab-Volt, la cual es una de las líderes en la fabricación de materiales educativos para muchas universidades del mundo, y con plantas en Canadá y EEUU, es señal que hay un trabajo serio dentro.

Puede entenderse lo anterior como parte de una nueva visión, socialista tal vez, sin embargo hay que entender que quienes están formándose para trabajar, ya sea como empleado o como cooperativista, tendrán la aspiración de resolver problemas económicos, ser más productivos y mejorar su calidad de vida, eso implica vivienda, transporte, alimentación, salud, educación, vestido y otros.

El discurso de Chávez lleva otro rumbo, aterrorizador, atrasado e incomprensible para quienes tienen deseos de mejorar y dejar de ser pobres, el fin debe ser uno de los propósitos de cualquier propuesta dentro del desarrollo social, los métodos para alcanzarlos pueden ser asumidos de manera colectiva o individuales, en el caso de la actual gestión, se promueve el colectivismo pero paradójicamente se centralizan las decisiones y establecen férreos controles totalmente contrarios a las decisiones populares, es la gran contradicción del actual proceso.

Por cierto los jóvenes del INCES manifestaron que allí no se están formando comunistas y hablar de Bolívar no es lavarle el cerebro a nadie.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba