Economía

Sencillo en dólares: el dolor de cabeza para muchos venezolanos

Recibir el vuelto de compras en divisas americanas se convirtió en el nuevo dolor de cabeza para usuarios y comercios en los últimos meses en Venezuela. Si bien en el país la dolarización no ha sido “oficial” por parte del Estado, a nivel transaccional sí.

Recientemente, el analista en finanzas y director de la firma Econométrica, Henkel García, aseguró que dicha dolarización comenzó a partir del 7 de marzo de 2019 tras el apagón nacional y por la escasez de bolívares en efectivo y la inactividad de los puntos de venta por la falta de electricidad, los venezolanos comenzaron a usar los dólares que tenían guardado como método de pago. Y se ha mantenido hasta la fecha con el manejo de las dos monedas: bolívares y divisas norteamericanas.

Analítica.com conversó en exclusiva con varias personas que han tenido diversas experiencias al verse en la necesidad de pagar en divisas en diferentes comercios.

Para Josefina Fernández, habitante de Caracas, señala que en la mayoría de las ocasiones no hay cambios para dar vueltos de baja denominación en billetes de 1, 5 y hasta 10 dólares y « eso implica que tienes que comprar más artículos, que muchas veces no los requieres al momento o te desajustan el presupuesto, o simplemente tienes que dejar las compras sin efecto». Fernández cuenta que generalmente suele preguntar si tienen cambio antes de hacer algún pedido.

Narra que a veces ha tenido que esperar para ver si otro cliente va a pagar en dólares y quizás le puedan dar vuelto, y «ha corrido con suerte». En otros casos le han ofrecido devolverle la diferencia de centavos de dólares en bolívares, si tienen disponible en caja.

Foto: referencial

La situación no es diferente para Yanitza Martínez, quien vive en Barquisimeto, y también ha sufrido para poder adquirir sus compras en algunos de los establecimientos en la ciudad musical.

Cuenta que en el este de la ciudad hay una zona llamada “Nueva Segovia” y allí existen una serie de bodegones y restaurantes, pero que casi nunca estos establecimientos tienen cambio, entonces hacen que las personas paguen una parte con tarjeta de débito y la otra en divisas. «Muchas veces te dan un chocolate o galleta por los céntimos que sobren», apunta.

Theodoraskis Morales, residente de la populosa Catia de Caracas, contó a Analítica.com que le dejó el pedido listo en caja en una carnicería porque lo querían obligar a gastar todo el billete de 20 dólares, cuando la compra total no superaba los ocho dólares. «Yo quería comprar algunas cosas y estaba dispuesto a pagar o gastar hasta 10 dólares, pero el carnicero después que le digo que tengo un billete de 20 me dice que debo consumirlo todo», dijo.

Ante esto, le expresó que no llevaría más cosas sino solamente lo que estaba planificado comprar: un kilo de queso y un kilo de bisteck. No hubo manera de negociar y decidió dejarle las cosas ya rebanadas.

«En Catia son unos vivos, quieren que las personas gasten todo el billete. Puede ser de 10 o 20, siempre ponen excusas para no darte el vuelto», dijo.

En cambio a Criss Monterrey “se le van los tapones”, como se dice en el argot popular. Tuvo la oportunidad de acudir a una zapatería y el monto total eran 18 dólares y el vendedor le dijo: «bueno pero si la gente no trae el dinero exacto como voy a dar vuelto».

Esta respuesta la enfureció y estuvo a punto de dejar los zapatos porque no estaba dispuesta a comprar unas medias para cubrir el monto total del billete de 20 dólares. Monterrey le respondió al vendedor y señaló que “de repente” apareció un billete de 5 dólares y solo tuvo que cancelar la diferencia de 3 dólares a través de la tarjeta de débito.

A Gabriela Mujica, también le ha tocado como a Josefina Fernández: esperar el vuelto. Dice que ha pasado por todos los escenarios: pagar en dólares y en bolívares e inclusive, no comprar, pero que jamás ha adquirido algún producto para “completar” el monto total del billete porque siempre va con lo que tiene planificado gastar. «Trato de que la cuenta sea justa porque he visto cómo tratan de engañar a la gente, sobre todo en los chinos que te quieren dar algo que cuesta menos del vuelto que te tienen que dar», cuenta.

Comprar pastelitos para tener sencillo

Jesús Quintero reside en la “Ciudad de los Caballeros”, Mérida. Contó para Analítica que ayer jueves 25 de febrero necesitaba pagar algunas deudas que requerían ser canceladas en divisas en varias partes de la región pero solo tenía un billete de diez dólares. ¿Qué hizo? Tuvo que recurrir a un sitio donde venden 11 pastelitos por un dólar y ahí llevarse las 11 unidades de lo que muchos venezolanos comen en el desayuno y así poder recibir de vuelta nueve dólares que, con suerte, fueron en billetes de un dólar.

«Hay que ser equitativos»

Dionaxi González vive en Los Teques, estado Miranda. Expresa que le ha tocado dar opciones en los comercios, por ejemplo: que el vuelto se lo den en bolívares bien sea en efectivo o a través de pago móvil, pero se ha topado con un muro donde todo es “no pueden”. «Ellos quieren que gastes el billete completo porque acusan que no tienen para dar el vuelto».

Le ha sucedido también que le ofrecen algunas chupetas y chocolates para “cubrir” la totalidad del billete, acción a la que se ha negado porque considera que no puede darse el lujo de gastar un par de dólares que equivale al tercio de un salario mínimo. Sin embargo, considera que «hay que seguir luchando para que sean justos y equitativos. Tal vez seré muy ‘agarrada’ pero debemos ser equitativos», dice.

Para Claris tampoco ha sido fácil el sencillo en divisas. Algunos lugares a los que ha tenido que ir, ha terminado pagando en bolívares o devuelve la compra.

Cuenta que en algunos locales de Caracas, «te quieren mandar a usar el billete completo, si son 20 dólares tienes que dar el billete, no tienen para dar de 5 ni de 10», dice y agrega que «perdió las esperanzas» de recibir algún vuelto con billetes de un dólar pues no ha contado «con esa suerte» y procura realizar sus compras donde el vuelto pueda ser factible. En algunas ocasiones adquiere algún producto que pueda cubrir hasta los cinco dólares para poder recibir 15$ de regreso, pero subraya que en «su cara» le han negado el vuelto cuando estando en caja observa que alguna persona delante de ella ha pagado con billetes de baja denominación y en el momento que le toca pagar, simplemente le dicen: «no hay sencillo».

Expresa que no pelea por compras, si no hay maneras de llevar lo necesitado, simplemente se va del sitio hacia otro lado. También ha optado por vender sus dólares y así tener bolívares en su cuenta para poder cancelar a través de los puntos de venta.

A César Pinto el cumpleaños de su mamá lo puso a correr. Tenía planificado comprar algunos insumos para el almuerzo y el no tener billetes de un dólar, le costó esperar durante horas para así obtener lo requerido. «Iba a gastar dos dólares en hortalizas, comprar una medicina en la farmacia y con el dólar restante, jabón». Sin embargo, tuvo que recurrir a donde una amiga que tenía sencillo y así adquirir lo que requería, puesto que en la farmacia y en el puesto de vegetales no tenían para darle el cambio.

Para los comercios no es fácil

Fernández se pone en el lugar de los establecimientos comerciales y señala que «no es fácil garantizar el cambio, aunque algunos puede que sí tengan y no quieran salir de los billetes de baja denominación, pero hay que ser conscientes de que en Venezuela no hay libre circulación de divisas. Lo que hay en el país es lo que los mismos ciudadanos ponemos a circular, no es que tengamos remesas de la Reserva Federal de Estados Unidos », expresa.

Foto: referencial

Por su parte, Jeannette Omaña, narra que ella y su pareja son dueños de una cafetería y los precios que manejan en el local es en bolívares. «No te estoy cobrando en dólares, sino en bolívares; y si tú como cliente decides pagar en dólares y te molestas porque yo no tengo para dar el vuelto, es tu problema», puntualiza.

Ante esto, dice que por eso está a la disposición los diferentes puntos de venta para que las personas usen sus tarjetas de débito, pero manifiesta que no justifica los insultos y faltas de respeto hacia los dueños de los comercios cuando no tienen sencillo para dar.

Una de las cosas que le ha sucedido es que algún ciudadano decide comprar un café e intenta pagar con un billete de 20 dólares sin antes preguntar si tienen para darle cambio. «¿Qué pretende?, ¿tomar el café gratis», apunta.

Para Omaña, hay una ignorancia en la ciudadanía venezolana, porque en el país «no hay un Banco Central en dólares, no tenemos ni bolívares. Hay que ser conscientes antes de pedir. En varias ocasiones ofrecemos el vuelto en bolívares a través de pago móvil y no quieren», expresó.

Caso Farmatodo

Recientemente, la administración de Nicolás Maduro se reunió con la directiva de la cadena de tiendas Farmatodo para obligar a la red a garantizar a la clientela el vuelto en divisas cuando así lo requiera.

Imagen: referencial

Esto se originó por las diversas quejas y reclamos de los usuarios en las redes sociales hacia Farmatodo, alegando que nunca tienen vuelto en divisas u obligan a las personas a usar todo el billete.

Martínez contó que su última experiencia en esta red fue apenas hace 13 días, puesto que tuvo la necesidad de comprar una Enterogermina y una caja de Bactrón, lo que ambos productos dieron una totalidad de 22 dólares. Tenía un billete de 50$ y le ofrecieron que cancelara el diferencial de dos dólares con tarjeta de débito y ellos le darían los 30$ de vuelto. Martínez no contaba con bolívares en su cuenta y le tocó llevar el monto total a 30$ para poder recibir de regreso un billete de 20 divisas norteamericanas.

Luego de esta experiencia, optó por vender primero sus dólares en bolívares y así adquirir lo planificado y no tener la necesidad de llevar productos innecesarios.

Finalmente, a Omaña le molesta la situación que se generó con Farmatodo. «Me parece absurdo porque ellos no dolarizaron sus precios, emite sus facturas en bolívares. Es problema de la gente que no tenga sus montos exactos», apunta. Y es por eso que procura vender los dólares que tenga para realizar sus pagos por los montos exactos en moneda nacional.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba